Nacional

Reprocha LeBarón declaraciones de dirigente estatal de Morena

Expresaron su preocupación ante la inseguridad y violencia en el país, particularmente en Chihuahua

Gisela Parra/ Corresponsal/ El Diario

lunes, 10 enero 2022 | 10:50

CDMX.- Si alguna tragedia pasara en contra de nuestra comunidad, Martín Chaparro Payán debe ser una línea de investigación y solicitamos seguridad en la región, no queremos más gente caída, exigieron Adrián, Julián y Bryan LeBarón luego de que el dirigente estatal de Morena calificara de “vendetta” las acusaciones que hicieran en contra de policías del municipio de Nuevo Casas Grandes.

Por medio de una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora del estado María Eugenia Campos, a la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, así como al secretario de Gobernación Adán Augusto López y al presidente nacional de Morena, Mario Delgado, los integrantes de la familia LeBarón expresaron su preocupación ante la inseguridad y violencia en el país, particularmente en Chihuahua.

“Con severa preocupación nos enteramos de una declaración que hizo el presidente del Comité Directivo Estatal de Morena en Chihuahua, Martín Chaparro Payán donde dice que es una vendetta de los habitantes de LeBarón que traen entre grupos, no sé si sean grupos criminales, al referirse a las denuncias que hemos hecho contra los elementos de seguridad pública del municipio de Nuevo Casas Grandes y que son los mismos que fueron despedidos de Galeana. Era del dominio público que vendían drogas desde la comandancia, robaban, protegían a sicarios y participaban en extorsiones y torturas” se lee textual en la carta.

Lamentaron que existan autoridades corruptas que siguen del lado de los criminales que abonan al clima de inseguridad por lo que acusaron que “un partido dominante” defienda a un gobierno municipal señalado por tener nexos con el crimen organizado.

Ante las acusaciones de Chaparro Payán, los LeBarón reprocharon que ignore las denuncias que se hicieron ante tal situación, incluso, menciona el documento, el cuerpo policial de NCG se encuentra en la mira de las autoridades federales, quienes según lo dicho por los LeBarón, han conformado que sí eran parte de grupos criminales.

Finalmente exhortaron al gobierno de México a no poner candidatos señalados de estar coludidos con el crimen “porque después se convierten en gobiernos que responden a los más bajos intereses y quienes ponen la sangre son familias y comunidades”; reiteraron su disposición para ayudar a fin de terminar con la situación de violencia que se vive en el país.