Nacional

Reprueba Corte veto a niños en corridas de toros

Corte declaró inconstitucional prohibir que menores asistan a actos públicos en los que puede existir 'violencia extrema' contra animales

Reforma

Víctor Fuentes/Reforma

miércoles, 25 noviembre 2020 | 15:01

Ciudad de México.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional prohibir que menores de edad asistan o participen en espectáculos públicos en los que puede existir "violencia extrema" contra los animales.

  La Segunda Sala amparó a una familia de Tijuana contra una reforma de marzo de 2018 a la Ley de Protección y Defensa de Derechos de Niños y Niñas y Adolescentes de Baja California.

  Por cuatro votos contra uno, los ministros determinaron que la prohibición legal no tuvo fundamento científico suficiente y atenta contra el derecho de patria potestad de los padres para educar a sus hijos según sus costumbres.

  "Los padres tienen el derecho originario, primario e inalienable a decidir el tipo de educación que recibirán sus hijos, y a educarlos conforme a sus convicciones, teniendo presentes las tradiciones culturales de la familia, por lo que no se pueden menoscabar los derechos de los padres y de los menores de edad para asistir a eventos o espectáculos que son parte de su cultura o sus tradiciones o costumbres, sin una justificación robusta", afirmó la Corte.

  El Congreso de Baja California basó la reforma en observaciones del Comité de los Derechos del Niño de la ONU y en un estudio de la Fundación Franz Weber, enfocados sobre todo a cuestionar la asistencia de menores a corridas de toros.

  "Era necesario atender a alguna investigación científica que demostrara si efectivamente es nocivo o perjudicial para el menor de edad asistir a esos eventos, pues no basta con asociar la violencia contra los animales con la afectación al menor si esto no se acredita, máxime que como se indicó, la prohibición puede afectar la convivencia familiar atento a sus costumbres y tradiciones", replicó la Corte.

  También consideró que un tema de maltrato a los animales no puede dar lugar a reformas a la legislación sobre derechos de la niñez, en la cual no se especificaron los espectáculos o eventos vetados a menores.

  "Presumimos que esta reforma se refiere a las corridas de toros, novilladas, festivales taurinos, charrerías, jaripeo, rodeo, vaqueradas, a las que el menor quejoso es aficionado y asiste regularmente junto con su familia", señalaron los inconformes, quienes también son aficionados a la caza y la pesca.

  La sentencia sólo protege a la familia quejosa y no invalida la ley, que sigue obligando a autoridades municipales de Baja California a impedir el ingreso de menores a este tipo de eventos.

  La Suprema Corte no se ha pronunciado hasta ahora sobre la constitucionalidad de prohibir las corridas de toros, luego de que, en 2018, dos plazas de Coahuila se desistieron de amparos en los que impugnaron la reforma que acabó con la fiesta brava en esa entidad.