Nacional

Retoma CFE viejo modelo de deuda

Los Pidiregas implican un fuerte endeudamiento para la empresa

Reforma
lunes, 13 mayo 2019 | 06:27
Reforma

Chihuahua.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) planea darle la vuelta a la reforma energética y retomar los Pidiregas, un esquema de financiamiento utilizado por última vez hace dos años y que implica un fuerte endeudamiento para la empresa.
Los Proyectos de Inversión de Infraestructura Productiva con Registro Diferido en el Gasto Público (Pidiregas) son un esquema en el cual la iniciativa privada construye la obra y el Gobierno la paga bajo diversas modalidades.
Con este esquema, CFE pretende financiar todo su programa prioritario de generación de electricidad.
De acuerdo con el Plan de Expansión de Infraestructura 2019, están previstos 17 proyectos prioritarios de generación para los siguientes años, cuya inversión es de 8 mil 422 millones de dólares y los cuales agregarán al sistema eléctrico 8 mil 831 megawatts de capacidad.
Según el documento, las centrales serán financiadas bajo el esquema de Obra Pública Financiada (OPF) así como con un modelo Estructurador Financiero.
De los 17 proyectos, 12 ya tienen asignado y aprobado el esquema Pidiregas bajo figura de OPF. En este esquema, el inversionista privado financia la construcción y la CFE emite deuda para el pago de la obra a su entrega.
Ejemplo de este tipo de obras fueron las presas El Cajón y La Yesca. En este paquete de obras, la inversión será de 6 mil 81 millones de dólares.
Los cinco restantes se financiarán con Estructurador Financiero, un esquema en el que se crea una sociedad de propósito específico a través de un fideicomiso que administra el proyecto.
Cintia Angulo, vicepresidenta de China Power, opinó que la intención de la CFE es retomar el control de la generación que perdió durante las subastas eléctricas, pero eso tendrá un costo.
"El costo que deberá asumir es una mayor deuda. Hoy en día se tiene un margen de reserva de electricidad de alrededor de 4.6 por ciento, por lo que se requiere la incorporación rápida de nueva capacidad", explicó.
Agregó que en el año 2000 se tenía una situación de crisis similar por margen de reserva, lo que explica, aunque no justifica, que la CFE quiera optar nuevamente por ese modelo.
Alejandro Limón, del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), consideró que, en su momento, los Pidiregas -lanzados en 1997- fueron la mejor alternativa, pero que hoy existen otras opciones, como las subastas de largo plazo.
En su documento, la CFE justifica que los proyectos en análisis permitirán atender sobre todo estados con déficit o que requieren mayor capacidad para impulsar crecimiento económico.