Nacional

Retrocede México en índice de Estado de Derecho

Se posiciona en el lugar 113 de 139 países

Agencia Reforma / Uno de los factores considerados en el índice es la corrupción, fenómeno que se analiza en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como en la Policía y el Ejército

César Martínez/Reforma

jueves, 14 octubre 2021 | 12:26

Ciudad de México.— México cayó nueve lugares en el Índice Global de Estado de Derecho 2021, al ubicarse en la posición 113 de 139 países.

En el índice, elaborado por el World Justice Project y presentado esta mañana, México está en el nivel de Nigeria, Madagascar, Angola y Mali.

El año pasado, el país ocupó el lugar 104 de 128 naciones evaluadas por la organización.

A nivel regional, México ocupa el lugar 27 de 32 países, solo superando a Honduras, Bolivia, Nicaragua, Haití y Venezuela.

La peor evaluación para México fue en "Ausencia de corrupción", uno de los ocho factores que mide el World Justice Project, en el que fue ubicado en el sitio 135, apenas por arriba de Camerún, Camboya y la República Democrática del Congo.

"Este factor toma en cuenta tres formas de corrupción: sobornos, influencias indebidas por intereses públicos o privados, así como la apropiación indebida de fondos públicos u otros recursos", se explica en el informe.

"Se analiza la corrupción en el Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, la Policía y el Ejército".

La mejor evaluación para México fue en "Gobierno abierto", que analiza el acceso a la información pública y su calidad, sin embargo, registró una caída del lugar 36 en 2020 al 43 para este año.

En el factor de "Justicia civil", que evalúa si las personas pueden resolver sus agravios de forma pacífica a través del sistema de justicia civil, México ocupó el lugar 131.

El Índice Global de Estado de Derecho 2021 ubica en los primeros tres lugares a Dinamarca, Noruega y Finlandia, mientras que al fondo de la lista está Venezuela, precedido de Camboya y República Democrática del Congo.

A nivel mundial este año se registró un retroceso en el Estado de Derecho, lo que los expertos del World Justice Project consideraron un efecto de la pandemia.