Nacional

Sábana, principal evidencia en homicidio de Norberto Ronquillo

En la tela de cuadros rojos que envolvió el cuerpo del estudiante se halló una etiqueta con el texto 'Familia Hernández Guarneros'

Excélsior
jueves, 04 julio 2019 | 19:10

Ciudad de México


Una de las principales evidencias con la que cuenta la Procuraduría General de Justicia capitalina para dar con el o los presuntos responsables del secuestro y homicidio del estudiante Norberto Ronquillo, es una sábana a cuadros rojos, en la que encontraron envuelto el cuerpo de este joven en un paraje de Xochimilco.

Los investigadores encontraron bordada una etiqueta con el texto. “Familia Hernández Guarneros”, integrantes de una familia cercana a la víctima, que de acuerdo con fuentes consultadas ya son investigados.

Con base en declaraciones asentadas en la carpeta de investigación FAS/E/UI-2C/D/01045/06-2019 radicada en la Fiscalía Para la Atención del Delito de Secuestro, donde se le dio continuidad a este homicidio se detalla que la víctima se encontró envuelta en dos bolsas de plástico negro, dos cobijas, una morada con lila y estampados de cuatro tulipanes y la otra, gris con verde.

Para la revisión del cadáver y elaborar las cadenas de custodia correspondientes, donde al haber sacado el bulto de la bolsa negra se apreció un cadáver del sexo masculino en estado de putrefacción, que se encontraba enredado con una extensión o cable de color naranja, y al lado de donde se había encontrado el bulto estaban unas cobijas y una sábana. 

"Por lo que pongo a disposición de esta autoridad el cadáver de un sujeto desconocido del sexo masculino de aproximadamente 20 a 25 años de edad, el cual permanece en el anfiteatro de la coordinación territorial XO-2, y con respecto a los indicios consistentes en bolsa de plástico color negro, dos cobijas con las características, una de color morado con lila y dibujo de cuatro tulipanes, y la otra de color gris con verde, a cuadros, una sábana de color rojo, una extensión de color anaranjado, con el que estaba enredado y amarrado el cadáver”, detalló el policía preventivo que hizo el hallazgo en su declaración ante el Ministerio Público.

A partir de esta prueba, Policías de Investigación se concentraron en los presuntos sospechosos, sin embargo, hasta el momento no se ha emitido orden de aprensión alguna.

Hasta el momento, la investigación está centrada en el primer círculo cercano “de amistad o familiar” del estudiante de la Universidad del Pedregal.

Podría ser la próxima cuando se pueda dar una de las primeras detenciones de algunos sospechosos que pudieron participar en el secuestro y posterior homicidio de Norberto.

El padre del joven de 22 años sostuvo que tiene miedo de venir a la capital por temor a que le pase lo mismo que a su hijo, pero señaló que en breve llegará para conocer del caso con un asesor legal.

"Tengo miedo que en una ida para allá me pase lo mismo que a mi hijo, quiero justicia”, demandó en entrevista radiofónica.

A un mes de haberse dado el secuestro de su hijo, criticó el retraso que ha tenido la Procuraduría de Justicia Capitalina.

Hasta el momento, la Procuraduría capitalina no tiene grandes avances al respecto y aunque mantienen como principal línea de investigación, que el plagio se planeó desde un entorno “cercano” al universitario, aún no hay órdenes de aprehensión.

Las fuentes consultadas comentaron que los agentes de investigación también se han concentrado en identificar las huellas encontradas en el vehículo del estudiante, donde destacan las de un familiar y un amigo de él, que según los peritajes pudieron estar dentro de la unidad momentos antes del secuestro.