Nacional

Se disputan Caborca 4 grupos criminales; son escisiones del Cártel del Pacífico

Los Páez, Los Rumas, Los Cazadores y Los Salazar luchan por el control territorial debido a su ubicación estratégica para el tráfico de droga y de personas

Agencias

Excélsior

domingo, 28 junio 2020 | 07:10

Ciudad de México.- Con trabajo de Inteligencia naval, la Semar tiene la misión de terminar con las escisiones del Cártel del Pacifico que se disputan el municipio de Caborca, Sonora, que han protagonizado seis enfrentamientos en lo que va del año.

El pasado 23 de junio, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, tuvo una reunión con la gobernadora Claudia Pavlovich, junto con su gabinete de seguridad, para definir las directrices de apoyo a la seguridad pública.

El trabajo de la Armada de México, a través de la Cuarta Región Naval, inició de inmediato, logrando ubicar a través de la Unidad de Inteligencia Naval Nahual, cuatro escisiones del Cártel del Pacífico, la cuales son las generadoras de violencia en la zona norte del estado que, del 1 de enero al 27 de junio pasados, se han registrado seis enfrentamientos entre los grupos antagónicos del crimen organizado.

De acuerdo con los informes de la Unidad de Inteligencia Naval, las escisiones que han sido detectadas son Los Páez y/o Los Paleteros; Los Rumas y/o Los Costeños; Los Cazadores y Los Salazar, quienes se disputan el control territorial, en virtud de la ubicación estratégica que tiene para el trasiego de droga y tráfico de personas.

La disputa por el territorio es una pelea entre Rodrigo Páez Quintero (sobrino de Rafael Caro Quintero), quien controla la escisión de Los Páez, y los hijos del exlíder del Cártel del Pacífico, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo, (Iván Archivaldo y Jesús Alfredo), conocidos con el sobrenombre de Los Chapitos, quienes controlan a Los Salazar, Los Rumas y/o Los Costeños y Los Cazadores, los dos últimos grupos operan desde la costa de Caborca y el municipio de Altar, Sonora.

A cinco días de iniciar las actividades de la Unidad de Inteligencia Naval Nahual, logró ubicar, a través de un sobrevuelo de un helicóptero MI-17 en la Ranchería Álvaro Obregón, de Caborca, tres vehículos que en su interior tenían armamento diverso, equipo táctico, ponchallantas y droga.

Tras ubicar las unidades, se reportó el suceso que generó que varias unidades terrestres con elementos de infantería se trasladaran al lugar, donde aseguraron tres vehículos (uno con blindaje artesanal), un fusil Barret calibre .50; cinco fusiles de asalto AK-47, un fusil BEC de asalto con lanzagranadas, tres mil 475 cartuchos de diversos calibres, una granada de mano, 45 bolsas con cristal y cocaína, una cubeta con 40 ponchallantas y equipos de radiocomunicación.

Lo asegurado fue presentado al Ministerio Público de la Federación para que se inicien las averiguaciones correspondientes para dar con el paradero de las células criminales, la cuales, al ver el operativo de la Armada de México, abandonaron el lugar.