Nacional

Se llevan fideicomisos donaciones y ahorros

Los 109 fideicomisos permiten recibir donaciones, ahorrar y financiar proyectos, por lo que eliminarlos es un grave error, alertan expertos.

Reforma

Jorge Ricardo/Reforma

domingo, 11 octubre 2020 | 07:01

Ciudad de México.- La intención del Gobierno federal de desaparecer 109 fideicomisos para quedarse con 68 mil millones de pesos que ahí están ahorrados será un grave atentado a la ciencia, a la protección de las víctimas y a la atención ante desastres naturales, alertaron científicos y activistas.

Pero lo más grave, coincidieron, es que esos instrumentos permiten recibir donaciones, ahorrar recursos propios y financiar proyectos a largo plazo en diferentes áreas.

En la lista de los fondos que desaparecerán, si así lo aprueba el Senado, está el del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), el cual cuenta con 71 millones de pesos que, según el investigador Eugenio Méndez, son recursos autogenerados que pasarían al erario público.

Méndez, el primer director del Conacyt entre 1971 y 1972, explica que los fideicomisos son un mecanismo que se buscó desde los años 90 para mantener los recursos generados y los ahorros del presupuesto público, a la vez de recibir donaciones y mantener una autonomía en el gasto más flexible.

El CICESE, por ejemplo, mantiene un proyecto del Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGoM) para prevenir los derrames de petróleo que pudieran ocasionar multas millonarias.

"Ahora, no sabemos qué pasaría con ese proyecto, pero la principal afectación es que nos van a quitar una herramienta que es muy útil para financiar proyectos y compras de equipo", señala.

En 2004, el Instituto de Ecología A.C (Inecol), uno de los 26 centros públicos de investigación del Conacyt, demostró que el aguacate mexicano no estaba infectado por agentes dañinos, con lo que Estados Unidos accedió a abrir su mercado para la exportación.

El investigador Juan Esteban Martínez Gómez ilustra así la importancia de los trabajos del Inecol, los cuales, asegura, serán afectados con la cancelación de su fondo de 49 millones de pesos.

"Nuestro fideicomiso puede ser más pequeño que otros, pero lo importante no es la cantidad de dinero, sino que es un instrumento que da flexibilidad para ejecutar el gasto", sostiene el doctor en Biología por la Universidad de Misuri.

El Inecol investiga y crea reservas ecológicas, propone reordenamientos territoriales y resguarda especies en peligro de extinción, explica el especialista, quien rechaza que haya corrupción en todos los fondos.

"En el fideicomiso hay académicos del Inecol y gente externa, se le hacen evaluaciones cada tres o cuatro meses, auditorías, cualquier persona puede obtener datos mediante la Ley de Transparencia, todo está regulado, la excusa para desaparecerlos es una mentira", afirma.

"Un Gobierno que tiene a Manuel Bartlett (titular de la CFE) como uno de sus funcionarios, no puede hablar de combatir a la corrupción. Tendría que empezar a limpiar la casa por dentro", asegura Ana María Serna, investigadora del Instituto Mora, cuyo fideicomiso reportado con 4 millones será absorbido por el Gobierno.

El total de las repercusiones está por verse, dice Serna, aunque por la reducción presupuestal que les hizo ya el Conacyt este año se ha dejado de becar a todos los estudiantes de doctorado.

"A México le ha costado mucho la democracia como para que regrese al tiempo en el que el Presidente sea quien decida el camino de la ciencia", lamenta.

La extinción de los fideicomisos también acabará con los fondos mixtos creados con recursos del Conacyt y los Gobiernos de cada estado para realizar investigación, advierte el presidente de la Sociedad Mexicana de Bioquímica, David Romero.

El investigador, que trabaja en el Centro de Ciencias Genómicas (CCG) de la UNAM, Campus Morelos, dice que el Conacyt frenó desde hace dos años el fondo de mixto de la entidad, por lo que los estudiantes que habían recibido premios internacionales de Matemáticas se quedaron sin apoyo.

"Yo veo un riesgo potencial de un excesivo control por parte del Conacyt acerca del tipo de investigación que se deberá hacer si todos los recursos se concentran en la Tesorería de la Federación", indica.