Nacional

Siembran 28% menos superficie

Agricultores del sur de Nuevo León expusieron que por la falta de agua este año dejaron de sembrar unas 450 hectáreas de trigo

Moisés Ramírez / Agencia Reforma

jueves, 27 mayo 2021 | 05:00

Monterrey, Nuevo León– El campo mexicano ya sufre los estragos de la sequía y el bajo nivel de las presas, pues al cierre de abril pasado la tierra sembrada en el país fue 28 por ciento menor a la del mismo mes del 2020, revelan cifras del Avance de Siembras de la Secretaría de Agricultura (Sader) para el ciclo primavera-verano, que inicia el 1 de marzo y finaliza el 30 de septiembre.

Los datos del Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera, organismo de la Sader, detallan que la superficie sembrada en México -con 31 cultivos de hortalizas, frutas y granos- pasó de 870 mil 676 hectáreas en abril del 2020 a 624 mil 909 en el mismo mes de este año.

Agricultores del sur de Nuevo León expusieron que por la falta de agua este año dejaron de sembrar unas 450 hectáreas de trigo, cerca de 20 por ciento menos que en el 2020.

Francisco Chapa Góngora, tesorero del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), refirió que los estados graneros en México (Sinaloa, Sonora y Chihuahua) están sufriendo una tremenda sequía al grado que los agricultores están dispuestos no realizar siembras en el segundo semestre del año, en caso de que no haya fuertes lluvias que permitan recargar las presas.

Esos estados también son altamente productores de hortalizas y frutas.

"El problema básico de todo esto es la gran sequía que seguimos padeciendo en México. En los granos ahorita los precios altos son un buen motivante, pero sin agua no se va a sembrar, ni siquiera el de riego lo va hacer porque no tiene abasto seguro en las tomas de agua.

"El tema es grave, vamos a tener que importar mucho más granos. No creo que se vaya a recuperar el avance que traíamos el año pasado por la incertidumbre que tiene el agricultor para sembrar.

"En Sonora y Sinaloa, y en sí en todo el campo del País, se está esperando a que en junio y julio vengan las lluvias, pero si no caen... las siembras en México se van a ver gravemente afectadas y esto llevaría a una menor oferta y a una mayor inflación en alimentos".

Los cultivos que han sufrido las mayores bajas en superficie plantada son: sorgo grano, usado para la engorda de ganado y cerdos, con 18 mil 118 hectáreas menos, o 45 por ciento, y maíz, con 211 mil 745 hectáreas menos, o 33 por ciento.

En el caso de las hortalizas, entre las que registraron mayores bajas en siembras está el brócoli, con una baja de 33 por ciento, y la papa, con una caída de 30 por ciento.

Rogelio García Moreno, vicepresidente del CNA, señaló que ante la fuerte baja en las siembras, es necesario que el Gobierno federal incentive a los agricultores liberando los permisos para la importación del glifosato, sobre el cual hay una disputa legal sobre su uso en México.

Explicó que esto ayudaría a los agricultores a preparar las tierras con el glifosato para que, en caso de que llueva, no crezca maleza y ahogue a los cultivos.

"Sin duda la sequía es la que va marcando la pauta en las siembras. El ciclo primavera-verano es el que más produce y es urgente que empiece a llover, pero también que el Gobierno amplíe y agilice los permisos para importar glifosato, pues esto ayudaría a tratar de reponer en algo el rezago en las siembras".