Nacional

Sienta AMLO a 'corcholatas' en primera fila

El presidente recibió este jueves a tres de los aspirantes que buscan convertirse en abanderados de Morena para la contienda de 2024

Especial / Agencia Reforma / Presidenciables Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Adán Augusto figuraron en primera fila durante el Cuarto Informe del presidente AMLO

Claudia Guerrero y Antonio Baranda / Agencia Reforma

jueves, 01 septiembre 2022 | 20:22

Ciudad de México.— El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió este jueves, entre sus invitados, a tres de los aspirantes que buscan convertirse en abanderados de Morena para la contienda de 2024.

Con motivo de su Cuarto Informe de Gobierno, en la planta alta del patio central, fue instalado un sillerío para los convocados por el mandatario.

En primera fila, estuvieron el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz; el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, y le esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez.

Junto a ella, también en primera fila, justo frente al atril del Jefe del Ejecutivo, estuvieron los aspirantes presidenciales, los tres juntos:

Adán Augusto López, secretario de Gobernación; Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El primero en llegar fue el titular de Segob, quien se enfrascó en un diálogo con el vocero presidencial, Jesús Ramírez, antes de buscar su lugar.

Luego, vestida de morado, arribó la jefa de Gobierno capitalina.

El tercero en aparecer en escena fue el canciller Marcelo Ebrard.

Cuando encontró su silla, extendió la mando y saludó de beso a Sheinbaum, quien le respondió sonriente.

Para ese momento, el secretario de Gobernación había dejado de escribir en su celular y seguía con la mirada al canciller, quien daba un abrazo a Leticia Ramírez, la nueva secretaria de Educación.

Unos segundos después, las miradas de Ebrard y López se encontraron.

Ambos se saludaron con un apretón de manos y con sendas palmadas en los hombros.

Justo en ese momento se escuchó el toque militar que anunciaba la llegada del presidente.

Los tres se pusieron en orden y así permanecieron, serios, durante los 50 minutos que duró el acto político, en Palacio Nacional.