Nacional

Stalkerware, otra forma de agresión contra mujeres

La violencia contra las mujeres mexicanas en el espacio digital se ha sofisticado

Reforma

Emmanuel León / Reforma

miércoles, 03 agosto 2022 | 18:29

Ciudad de México.- La violencia contra las mujeres mexicanas en el espacio digital se ha sofisticado, al grado de poder espiarlas y conocer sus datos mediante su celular, una modalidad conocida como 'stalkerware'.

¿Cómo funciona? Básicamente, se realiza mediante aplicaciones vendidas en el App Store y Google Play, las cuales se ofrecen como herramientas de control parental.

Para poder usarla, el agresor descarga la app en el celular de su víctima, la cual enlaza al suyo mediante internet. Aunque la interfaz de las aplicaciones varía entre una y otra, en esencia brinda opciones para que la persona obtenga los datos de la afectada, como los de sus redes sociales, de navegación e incluso detectar lo que se escribe en el teclado y activar la cámara.

A nivel global, el uso del 'stalkerware' se ha generalizado y son las mujeres las principales víctimas, quienes son vigiladas por sus parejas actuales, así como anteriores y en menor medida desconocidos. En el caso de América Latina, la mayoría de los casos se concentran en México y Brasil, de acuerdo con el estudio 'Acoso Digital en las relaciones' realizado por Kaspersky.

Además, esta investigación encontró que el 55 por ciento de las personas consultadas no tiene idea de la existencia de esta modalidad; y son más los hombres quienes sí conocen del concepto, 49 por ciento de ellos, frente al 42 por ciento de mujeres que saben sobre él.

Alicia Reynoso, miembra de la colectiva Luchadoras, la cual es la primera OSC en apoyo a las mujeres en Latinoamérica en colaborar con la Coalición Anti 'stalkerware' de Kaspersky, afirmó que los resultados del estudio revelan que la violencia contras ellas en internet tiene componentes de género.

Asimismo, presentó datos sobre el informe 'Frente al Amor Tóxico Virtual: Un año de la Línea de Apoyo contra la Violencia Digital', en el que se reveló que la ex pareja ocupó el primer lugar en los agresores identificados, con un 32.7 por ciento, en realizar algún tipo de violencia en línea contra las mujeres.

Entre otros datos de la investigación, se halló que las agresiones más comunes son el monitoreo digital, con un 54 por ciento; 36 por ciento mediante programas instalados en computadoras; 24 por ciento el espionaje por cámaras; y 14 por ciento a través de dispositivos domésticos inteligentes.

De igual forma, añadió que en 'Luchadoras' entre 2020 y 2021 se recibieron mil 91 solicitudes de apoyo contra la violencia digital, de las cuales, en el 89.74 por ciento de los casos, una mujer fue la víctima directa.

"Necesitamos desmantelar los usos patriarcales de la tecnología para vivir libres en línea", comentó Reynoso.

Las mujeres víctimas dejan que su agresor, (pareja) tenga acceso a su celular por el vínculo de confianza entre ellos, lo que algunos aprovechan para instalar este tipo de apps, pues no se puede hacer de forma remota, afirmó Judith Tapia, gerente de producto para el consumidor para México en Kaspersky.

"El 'stalkerware' no debe ser visto únicamente desde una perspectiva técnica, sino como una forma más de abuso, principalmente hacia las mujeres, pues está demostrado que el uso de este software está asociado a los casos de maltrato psicológico de las víctimas de violencia doméstica", apuntó Tapia.

Finalmente, Aimée Vega Montiel, especialista en Derechos Humanos de las Mujeres, Medios de Comunicación y Tecnologías de la Información, aseguró que el tema debe ser tratado de forma integral, pues la justicia mexicana ha optado por el punitivismo, que implica castigar a los criminales con penas severas que no resuelve el problema de fondo.

Además, alertó que se debe ser cuidadoso con las figuras del consentimiento, ya que en la forma en que se usa a veces tiene una carga negativa contra las mujeres, pues se revictimiza a la afectada y en la mayoría de los casos estas tienen que demostrar la veracidad de sus acusaciones, en lugar de que se investigue al responsable.

Señala que es mejor realizar labores de prevención y que este problema, al ser cultural, debe ser erradicado desde la educación de las nuevas generaciones.

"La violencia contra las mujeres no puede ser abordada únicamente con un enfoque punitivo, sino con una visión holística que promueva la cultura de los derechos humanos de las mujeres. La tecnología no puede ser excluida en este enfoque", puntualiza.

¿Cómo saber si estoy siendo víctima?

Algunas señales:

Aumento en el uso de datos móviles del celular.

La batería se agota rápidamente.

Detectar en tu teléfono aplicaciones desconocidas.

Notar ruido de fondo sospechoso.

Darte cuenta que alguien conoce tu información privada y que tienes resguardada o has compartido desde tu teléfono.

¿Cómo minimizar el riesgo?

Bloquear la pantalla con una contraseña y no compartirla con nadie.

Consultar regularmente la lista de aplicaciones y eliminar las que no se necesiten.

Deshabilitar la opción de instalación de aplicaciones de terceros con dispositivos Android.

Nunca dejar el teléfono sin supervisión.