Nacional

Talan selva y ahora ofrecen desvíos y puentes si hay cenotes

Talada selva para el Tramo 5, AMLO ofreció ahora ajustar paso y construir segundos pisos si se hallan cenotes o ríos submarinos

Reforma

Antonio Baranda y Guadalupe Irízar/Reforma

miércoles, 14 septiembre 2022 | 09:12

Ciudad de México.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que en el Tramo 5 se abrió una brecha para el Tren Maya, pero revisarán ahora si hay cenotes abajo para así desviar la ruta o hacer segundos pisos y no afectarlos.

"Ahora no hay trabajos de construcción en el tramo, se abrió la brecha (del Tren) nada más. Se están haciendo los estudios geológicos para ver qué hay abajo, no se terminan todavía los estudios, se está trabajando sobre eso. 

"La decisión es que donde haya ríos subterráneos, cenotes, se opte por hacer desvíos o puentes, viaductos, segundos pisos. En la parte firme se van a poner los cimientos y se van a poner losas para que pase el tren arriba y abajo pues se protegen los ríos, se protegen los cenotes y son pasos de fauna", comentó López Obrador.

 Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal mencionó que la construcción aún no puede avanzar en este tramo, ya que se están haciendo análisis del subsuelo.

 "Es lo único que se ha hecho hasta ahora. Yo quisiera que se avanzara más, pero están haciendo el análisis de cómo está el subsuelo, cuando tengamos el proyecto completo se va exponer. Pero esa cueva que se mostró ayer pues todavía no está considerada que se va a pasar por la cueva ni por los cenotes", aseguró.

 -¿Los van a esquivar (a los cenotes)? ¿No los van a tocar?

 -Sí, sí, miren... No hay más, los cenotes que pueden haber vamos a suponer que aquí hay un río, pues terraplén a ras de tierra y se brinca, viaducto, segundo piso, respondió el Presidente.

  Ayer, REFORMA publicó que un fósil humano que tendría cerca de 8 mil años de antigüedad fue hallado en un cenote ubicado bajo el subtramo 5 sur del Tren Maya, que corre de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.

 Octavio del Río, buzo colaborador del Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), indicó que encontró la osamenta a 400 metros de la entrada de una cueva inundada, justo por debajo de donde pasarán las vías férreas del megaproyecto federal.

 Este fósil se sumó a otros nueve similares localizados en el Caribe mexicano desde 2000, cuando Del Río inició el Proyecto Catálogo Arqueológico de Cenotes y Cuevas de Quintana Roo.