Nacional

Tiende Samuel puentes

Samuel García asumió Gubernatura ofreciendo 'un nuevo comienzo' en el que invita a políticos, empresarios y hasta a Texas a trabajar por NL

Reforma

Daniel Reyes/Reforma

lunes, 04 octubre 2021 | 06:52

Monterrey, NL.- Samuel García asumió en el primer minuto de hoy como el Gobernador más joven y el primero de MC en la historia de Nuevo León, tras dar un mensaje en el que tendió puentes con la clase política local y nacional -incluidos sus adversarios-, la sociedad, la iniciativa privada y hasta al Estado de Texas.

 Aunque advirtió ayer que no es ingenuo y sabe que hay quien espera que su Gobierno fracase, García, de 33 años, evitó en su discurso de 40 minutos el tono estridente y bravucón empleado hace seis años por el Gobernador saliente, el independiente Jaime Rodríguez.

 A las 18:28 horas de ayer, en el Teatro de la Ciudad, declarado recinto oficial para el cambio de Poderes, y luego de rendir protesta, el emecista comenzó su mensaje -leído en una MacBook Air- agradeciendo al Congreso local, donde no tiene mayoría, por autorizarle cambiar la sede para el evento y un nuevo organigrama estatal.

 "Propongo un nuevo comienzo", dijo García, que repetiría la frase 17 veces más en su mensaje, además de utilizarla como hashtag en sus redes.

 En tono conciliatorio, dijo que pretende dejar atrás las diferencias y buscar lo mejor para Nuevo León, lo que beneficia al País y a la región, por lo que propuso:

 Con la Federación: trabajar coordinados para resolver los problemas del agua y la mala calidad del aire.

 Con Texas: un acercamiento e intercambio comercial para impulsar inversiones y el Puente Colombia.

 Con los Gobernadores: analizar alternativas para un nuevo Pacto Fiscal.

 Con los Senadores: construir leyes que ayuden al crecimiento económico.

 Con los Diputados federales: coordinarse para lograr más recursos para el Estado.

 Con el Congreso local: sustituir los vetos legislativos por el diálogo.

 Con los Alcaldes: una coordinación metropolitana.

 En este último punto hizo mención especial del Alcalde de Monterrey y compañero de partido, Luis Donaldo Colosio, a quien prometió destrabar que la Policía de Monterrey asuma la vigilancia de todo el municipio.

 "Planteo un nuevo comienzo entre Gobierno del Estado y Monterrey", dijo, levantando aplausos. "Llevamos 19 años con el Alcalde de la Capital y el Gobernador peleados, por mezquindades".

 También pidió a Tatiana Clouthier, Secretaría de Economía, que acudió en representación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que llevara el mensaje de que el morenista será bienvenido y que pretenden trabajar de manera coordinada.

 El Gobernador entrante señaló que reestructurará Fuerza Civil y dijo que tiene un Consejo privado fuera de Gobierno integrado por Mauricio Doehner, Fernando Elizondo, Salvador Chertorivski, Pedro Torres, Francisco Garza Egloff, Francisco Garza Zambrano, David Noel y Lourdes Dieck, a quienes pidió "jalar orejas", cuando se requiera.

 Además, dedicó buena parte de su discurso a agradecer el apoyo a sus padres, sus suegros, miembros de su partido, Gobernadores, Senadores, Diputados federales y locales, entre otros invitados especiales.

 En el evento estuvieron la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero; los ex Gobernadores Sócrates Rizzo, Benjamín Clariond, Fernando Elizondo y Natividad González Parás, y los ex candidatos Adrián de la Garza, del PRI, y Fernando Larrazabal, del PAN.

 Pero la mención más larga fue para su esposa, Mariana Rodríguez -que no presidirá el DIF, sino su propia oficina denominada Amar a Nuevo León-, de quien dijo sentirse "muy orgulloso" por dar un paso hacia lo público teniendo una exitosa carrera privada.

 García cerró con un mensaje invitando a sumarse a construir por Nuevo León.

 "Sé, no soy ingenuo", dijo, "que habrá algunos que quieran que esto no funcione, que quieran que el nuevo Nuevo León fracase, que nos pongan trabas.

 "Aún a ellos les digo que el nuevo comienzo es de todos y los invito que se vengan del lado correcto de la historia", agregó, "porque siempre ganamos los buenos". 

Tras terminar el evento, después de las 20:00 horas, García y Rodríguez caminaron del Teatro de la Ciudad al Palacio de Gobierno, donde el emecista ofreció una cena privada para luego asumir la Gubernatura a medianoche.