Nacional

‘Tiene 600 clínicas deficientes el Issste’

Son tan malas al grado de requerir la demolición, advierten

Tomada de internet

Iris Velázquez
Agencia Reforma

sábado, 06 noviembre 2021 | 05:00

Ciudad de México— Más de 600 unidades médicas del Issste son deficientes al grado de requerir la demolición, advirtió ayer el titular del Instituto, Luis Antonio Ramírez Pineda.

“Yo les diría, en condiciones que requieren casi, casi tirarlas y volverlas a construir, porque sus sistemas hidrosanitarios, eléctricos, no tienen la capacidad de resistir las necesidades de los nuevos equipos”, expuso durante su comparecencia ante las Comisiones Unidas de Salud y Seguridad Social del Senado de la República.

El funcionario federal señaló que unidades médicas en Quintana Roo, San Luis Potosí, Durango, Oaxaca y Tamaulipas están rebasadas, lo que atribuyó a la falta de previsión.

“Cuando se construyeron, quien las construyó, quien las planeó, nunca imaginó que la población iba a envejecer, ni tampoco imaginaron que la población iba a crecer. En el Issste no tenemos la suficiente infraestructura para dar atención a los 13.5 millones de derechohabientes”, expuso.

Ramírez Pineda dijo que aunque la institución cuenta con reservas de más de 112 mil millones de pesos, no la exenta de problemas de solvencia económica.

Detalló que luego de tres años logró gestionar la firma de 11 convenios de reconocimiento de adeudos con instituciones del sector salud y educación en siete estados, a fin de regularizar la deuda histórica al concretar el pago de 10 mil 656 millones, de un total de 68 mil 400 millones de pesos. 

Explicó que es una deuda que tienen los estados o patrones con trabajadores del Issste, de los que 60 mil millones son recursos que van a las cuentas individuales para sus pensiones, 5 mil a adeudos al Fovissste y otros 3 mil a cuentas para el Instituto.

“Esto significa que hay una cantidad importante de trabajadores a los que no se les reconocen sus cuotas o no se entregan al Issste para un crédito de vivienda y les afecta”, explicó.

“En el caso del Issste nos afecta porque son ingresos para gastarlos directamente en la operación”. 

El director del Issste aseguró que para subsanar esta situación, reforzarán alianzas con otras instituciones del sector salud para el intercambio de servicios.

Detalló que para generar ahorros, se están revisando las tarifas que se cobran entre instituciones.

“En provincia, subrogar un servicio no sale más barato al IMSS o al Issste en lugar de hacerlo entre instituciones”, comentó.

“Estamos viendo en qué lugares pudiéramos aprovechar espacios físicos del Seguro Social, porque tiene clínicas y algunas ocasiones no las tiene utilizadas en su plenitud. Queremos ver con el Seguro Social si esto lo podemos hacer”, dijo frente a Zoé Robledo, titular del IMSS quien también presente en el recinto.