Nacional

Tienen miedo de salir... hasta a consulta

Ante miedo de contagiarse de Covid en hospitales públicos, habitantes de Azcapotzalco, sobre todo adultos mayores, prefieren ir al Medibús

Reforma

Viridiana Martínez/Reforma

lunes, 14 septiembre 2020 | 08:02

Ciudad de México.- Ante el miedo de contagiarse de Covid-19 en hospitales públicos, habitantes de Azcapotzalco prefieren ir a la unidad móvil de salud Medibús para hacerse revisiones médicas. 

"Se han reducido las atenciones en los hospitales por la atención de Covid-19, el tiempo de espera es largo y con la pandemia los ven como foco de infección, es lo que nos han dicho (los usuarios)", explicó Liliana Jiménez, encargada de la unidad.

Alrededor de 65 por ciento de las personas que acuden al Medibús son adultos mayores y la mayoría están inscritos al Insabi, IMSS o ISSSTE, pero prefieren atenderse aquí por temor a contraer el nuevo coronavirus.

La unidad rodante ofrece servicios de mastografía, medicina general, dentista y revisión pulmonar y fueron retomadas en agosto.

Desde ese mes, han registrado que los adultos mayores llegan con altos niveles de glucosa, así como presión alta debido a que no están acudiendo a sus revisiones para el control de sus enfermedades, agregó.

Además, el confinamiento perjudicó su condición física debido a que no se ejercitaban y, en algunos casos, descuidaron la alimentación.

El Alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas Morales, indicó que con la nueva normalidad la gente comienza a salir, requiere de revisión médica después de haber pasado meses en confinamiento y la unidad móvil resulta una opción para atenderse.

"Las personas no se desplazan, no hay que tomar micro, no hay que tomar el Metro", dijo.

Es el caso de Margarita Aguilar Morales, quien acudió a hacerse una mastografía.

"Yo tengo el servicio del Seguro Social, pero es en la Clínica 48, que me informan que es clínica Covid. Sí nos da mucho miedo, prefiero venir aquí. Antes sí iba ahí a consulta", indicó.

También es una forma de aliviar su economía y aprovechan la gratuidad hasta de los cortes de cabello.

"Muchos tienen tres o cinco hijos y venir a que les corten el cabello es una ayuda", agregó Jiménez.

Refirió que es importante conservar estos servicios dirigidos a personas vulnerables, que no tienen acceso a los servicios de salud para prevenir diversas enfermedades, ante la pandemia.

Para ser atendidos no se requiere de ningún requisito, salvo tomarles la temperatura y verificar sus niveles de oxígeno antes de ser atendidos.