Nacional

Toman las calles en repudio al secuestro de Norberto

El auto del joven de Meoqui ya apareció, pero de él nada se sabe

Agencias

viernes, 07 junio 2019 | 11:15

Familliares, maestros y compañeros de clase de Norberto Ronquillo Hernández, de 22 años, marcharon y tomaron las calles de Tlapan, en el Estado de México, exigiendo la liberación del estudiante de la Universidad del Pedregal, secuestrado la noche del pasado martes.

“Justicia, justicia”, gritaron durante la manifestación y repudio por la privación de la libertad del estudiante orginario del municipio de Meoqui.

Norberto, fue visto por última vez cuando abandonó las instalaciones de la Universidad.

Las cámaras de seguridad del plantel ubicado en la colonia Exhacienda San Juan Huipulco en Coapa, al sur de la Ciudad de México, grabaron el momento en que Norberto terminó su última clase y tomó sus cosas para dirigirse hacia el estacionamiento.

Desde ahí el joven de 22 años le envió un mensaje a su novia, como cada noche, para avisarle que se dirigía hacia la casa de sus tíos, con quienes vivía por sus estudios académicos. Norberto ya no llegó.

Más tarde sus padres recibieron una llamada exigiendo el pago de un rescate. Aunque la cantidad fue cubierta, el joven chihuahuense no fue liberado.

El automóvil, en cambio,  fue localizado en las inmediaciones de la Universidad del Pedregal.

En un comunicado la Universidad del Pedregal confirmó el secuestro y aseguró que ya se interpuso la denuncia ante la Procuraduría General de Justicia capitalina.

"A dos días de tan terrible suceso no tenemos noticia de Norberto, quien el día de hoy debería estar celebrando la conclusión de sus estudios de licenciatura acompañado de sus compañeros de generación", informó la institución académica.

"Exigimos a las autoridades la pronta y exhaustiva investigación de los hechos que laceran a la familia Ronquillo Hernández, que lesionan a la comunidad universitaria y vulnera, una vez más a la juventud mexicana", agregó.

Las autoridades académicas y sus compañeros de clases decidieron suspender la toma de la fotografía generacional hasta que aparezca el joven, y hace unos momentos marcharon exigiendo su aparición.