Nacional

Traza el Gobierno plan antisecuestro

Contiene 9 estrategias prioritarias y 47 acciones denominadas puntuales para la prevención, investigación y persecución de ese ilícito

Agencia Reforma

Antonio Baranda/Reforma

domingo, 08 noviembre 2020 | 09:21

Ciudad de México.- La Administración de Andrés Manuel López Obrador implementará su propio programa para combatir el plagio, que tendrá como características principales la "prevención integral" de ese ilícito y el mejoramiento de los mecanismos de investigación y persecución.

Será la nueva apuesta de la Federación luego de planes fallidos que apostaron por la creación de Unidades Especializadas de Combate al Secuestro (UECS), el aumento de penas, la reclusión de secuestradores en módulos especiales y la focalización operativa.

"En este contexto, para contribuir a la disminución de la incidencia en el delito de secuestro con enfoque de derechos humanos, se requiere establecer acciones puntuales en el ámbito de prevención", establece el nuevo plan federal, que aún está sujeto a revisión.

"(Acciones) relacionadas con las causas estructurales que originan este delito y la diversificación de los modelos de prevención integral, con una perspectiva de género, incluyente, intercultural y no discriminatoria para perfeccionar los métodos de investigación y persecución".

Titulado "Programa nacional para la prevención, persecución y sanción del delito de secuestro 2020-2024", el documento fue elaborado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y turnado a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria antes de su publicación.

Con este plan, que contiene 9 estrategias prioritarias y 47 acciones denominadas puntuales, el Gobierno federal busca reducir tanto la tasa de secuestro por cada 100 mil habitantes como la cifra negra de plagios no denunciados.

"A pesar de los esfuerzos para disminuir y contener el delito de secuestro, la tendencia de este delito es creciente debido a la diversificación de éste en cuanto a las víctimas potenciales, los grupos criminales que lo cometen, los modus operandi y las características geográficas en donde se desarrolla", advierte.

"Generando un incremento en la incidencia en regiones específicas del territorio nacional. La estrategia contra el secuestro debe partir de una de las más importantes vertientes de la seguridad pública que es el ámbito de la prevención del delito".

La activista María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, consideró que ninguna estrategia antisecuestro será efectiva si no se reduce la impunidad.

"(Se requiere) lo mismo que se requería antes, que realmente tengamos profesionales haciendo las investigaciones y que estas investigaciones lleguen a buen puerto con una coordinación efectiva entre policías, ministerios públicos o fiscalías y jueces", comentó en entrevista.

"Mientras los índices de impunidad sean tan altos, por qué no vas a secuestrar o por qué no vas a matar si no va a pasar nada, entonces yo creo que la única forma de solucionarlo es poniéndole un alto, y el alto no se puede poner si no hay un castigo".

Mantiene el plagio incidencia creciente

El delito del secuestro se mantuvo al alza durante los últimos años del sexenio de Enrique Peña y todavía en el primer año de la Administración de Andrés Manuel López Obrador, luego que se registraron mil 390 víctimas en 2017; mil 559 casos en 2018 y mil 620 el año pasado.

Este año el delito ha bajado, según las estadísticas oficiales. Entre enero y septiembre pasado sumaron 796 víctimas, cifra 37 por ciento menor a la reportada en el mismo periodo de 2019, que acumuló mil 276.

Este año, las entidades con más secuestros denunciados ante las Fiscalías son Estado de México, con 136; Veracruz, con 112; Morelos, con 60; Ciudad de México, con 52, y Zacatecas, con 39.

Un informe de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) destacó que la incidencia de este delito ha aumentado en 9 entidades este año, en comparación con 2019, mientras que en 21 entidades disminuyó y en 2 no tuvo variación.

Entre el 15 de julio de 2019 y el 15 de octubre de 2020, las fuerzas federales detuvieron a 2 mil 186 presuntos secuestradores, desarticularon 265 bandas de dedicadas a este ilícito y liberaron a mil 25 víctimas.

Metas de reducción

En su estrategia antiplagios, la Federación se fijó como meta bajar la tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes -con base en el número de carpetas de investigación iniciadas-, de 1.33 este 2020 a 1.29 en 2024.

"Esta meta depende de la eficacia en la prevención, investigación, persecución y sanción del delito de secuestro", aclara el documento.

Otro de los objetivos numéricos que traza el plan federal es reducir 7 puntos porcentuales la cifra negra de los secuestros que no se denuncian ante el Ministerio Público, y pasar de 90.2 a 83.2 por ciento en el mismo periodo

Para lograrlo, se perfilan acciones específicas como campañas de prevención del delito; mesas de trabajo periódicas entre autoridades; consolidación de bases de datos con perspectiva de género e interculturalidad de los secuestradores presos.

Otras son elaborar un protocolo único de investigación, a fin de homologar la actuación en todo el territorio nacional, y garantizar que los estados cuenten con centros de atención a víctimas con elementos humanos y materiales suficientes para atender sus necesidades.