Nacional

Urgen cambios ante parálisis educativa

A lo largo de dos sexenios (2006-2018), el País avanzó de 410 a 420 en Lectura, en Matemáticas de 406 a 409, y en Ciencias de 410 a 419

Reforma
martes, 03 diciembre 2019 | 22:10

Ciudad de México.- Especialistas exigieron al Gobierno implementar acciones efectivas que saquen del estancamiento educativo a los estudiantes mexicanos.

Los resultados de la prueba PISA 2018 --aplicada a 7 mil 299 alumnos de tercero de secundaria-- revelan que en los últimos 18 años México no ha tenido avances significativos en las materias incluidas en la evaluación.

A lo largo de dos sexenios (2006-2018), el País avanzó de 410 a 420 en Lectura, en Matemáticas de 406 a 409, y en Ciencias de 410 a 419.

  David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, sostuvo que los resultados no son alentadores y en ellos se observa que el sistema sigue siendo excluyente, muy inequitativo y resistente al cambio.

  Criticó que a pesar de que en cada periodo presidencial se han hecho diversas reformas con el objetivo de lograr mejoras educativas, esto no ha ocurrido.

 "Ya pasamos literalmente por tres sexenios en las pruebas de las que tenemos datos y con una variedad de políticas educativas, y los resultados son bastante parecidos. Entonces, habla de un sistema rígido que puedes incorporar a más personas, pero los resultados no son mejores", dijo en entrevista.

  Aclaró que dado que la prueba fue aplicada en 2018 a alumnos de tercero de secundaria, cerca del 75 por ciento estudian actualmente el bachillerato, de los que aproximadamente el 45 por ciento están por debajo del nivel aceptable en lectura, 56 por ciento por debajo en matemáticas y 47 por ciento por debajo en ciencia.

  "El sistema educativo mexicano le queda a deber a los jóvenes y urge cambiarlo. No porque se repitan estos malos resultados debemos acostumbrarnos, no, al revés, deberíamos indignarnos porque seguimos intentando un montón de cosas y no salimos de ese hoyo", expuso.

  El especialista consideró que los planes de Gobierno en el tema educativo no han tenido suficiente tiempo para ser aplicados o que maduren.

Hoy, el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, afirmó que este estancamiento en la evaluación del aprendizaje de estudiantes de secundaria se debe a factores como la corrupción en el otorgamiento de plazas y en dependencias.

Sobre el combate a lo que el funcionario federal denominó como "huachicoleo educativo", Calderón indicó que es válido siempre y cuando exista una implementación efectiva.

  "El hecho de que haya mejor relación con los maestros o mayor entendimiento, o dejémoslo en que hay un poco más de simpatía mutua entre los maestros y los funcionarios educativos ahora, no significa que se van a resolver sus dificultades, por ejemplo, de contar con una formación continua que sea relevante".

  Señaló que mientras Moctezuma habla de la relación y el diálogo con los maestros, el presupuesto educativo es de 159 pesos por docente para su formación continua en 2020.

  "Las promesas están bien y el papel aguanta lo que sea. Que sean indicaciones en la ruta correcta no quiere decir que ya avanzó el auto. Le queda ahora la responsabilidad al Secretario Moctezuma de hacer todas esas visiones, esas promesas".

  Sobre las declaraciones del titular de la SEP de que hay calificaciones óptimas en el nivel de felicidad de los alumnos mexicanos que los colocan por encima de países de la OCDE, el presidente de Mexicanos Primero afirmó que existen datos que demuestran lo contrario.

  Calderón indicó que México también participa en el Estudio Internacional sobre Educación Cívica y Ciudadanía (ICCS), el cual en 2016 reveló que en el País 64 por ciento de los alumnos informó que se burlaban de él o ella en la escuela y el 63 por ciento recibió un apodo ofensivo.

  "México sí participa en una evaluación de competencias cívicas y ciudadanas, la evaluación se llama ICCS y sí es una evaluación internacional y también nos va fatal. Yo creo que el Secretario se confunde cuando piensa que el reporte de los chicos, cuando dice que son felices, es un indicador de sus habilidades socioemocionales", dijo.