Nacional

Urgen estrategia para frenar desaparición de mujeres

El ministro Zaldívar dijo que todas las autoridades deben de asumir su responsabilidad y actuar para evitar que sigan ocurriendo este tipo de crímenes

Agencia Reforma / Arturo Zaldívar

Rolando Herrera y Mayolo López / Agencia Reforma

viernes, 22 abril 2022 | 17:07

Ciudad de México— Tras el hallazgo del cuerpo de Debanhi Escobar, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, y legisladores hicieron un llamado a tomar medidas urgentes para evitar que más mujeres sigan desapareciendo.

A través de su cuenta de Twitter, el ministro dijo que todas las autoridades deben de asumir su responsabilidad y actuar para evitar que sigan ocurriendo este tipo de crímenes.

"El dolor por cada mujer y niña muerta o desaparecida toca lo más profundo del corazón de México. Urge tomar medidas urgentes y eficaces para detener esta tragedia colectiva. Todas las instituciones debemos asumir nuestra responsabilidad y actuar en consecuencia. #NiUnaMás", escribió.

Ayer, tras 12 días de búsqueda, fue encontrado dentro de una cisterna de un motel el cuerpo de Escobar, quien desapareció tras bajarse en la madrugada de un taxi de aplicación sobre la carretera a Laredo, en el municipio de General Escobedo, Nuevo León.

Por su lado, los senadores Emilio Álvarez Icaza y Kenia López Rabadán apremiaron al presidente López Obrador a considerar como asuntos de prioridad nacional los feminicidios y las desapariciones.

Con la muerte de Debanhi Susana Escobar, coincidieron los parlamentarios, quedó de manifiesto que el Estado no tiene capacidad alguna para evitar y castigar los femicidios.

"Lo primero que tiene que pasar es que el Presidente de la República entienda que estamos en una muy profunda crisis de derechos humanos. Que el presidente se dedique a atender el tema de los desaparecidos es una prioridad nacional", planteó Álvarez Icaza en entrevista.

En opinión del también activista y promotor de la defensa de los derechos humanos, el tabasqueño debe abstenerse de perseguir a traidores a la patria y de querer sacar rédito electoral de la no aprobación de la reforma eléctrica.

"El Presidente invierte más tiempo y energía en una peligrosa e irresponsable campaña de apología del odio y la violencia, en lugar de atender los dolores mayores de las víctimas. El presidente está traicionando a las víctimas. Para encontrar a las personas desaparecidas, no se necesitan discursos, se necesitan recursos", señaló.

Miembro del grupo plural, Álvarez Icaza hizo notar que el Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU acaba de emitir recomendaciones de corto mediano y largo plazo, "y en lugar de atenderlas, el presidente las victimiza, las niega; encabeza otra vez esa vieja conducta de cerrazón, inmolándose con discursos patrioteros.

"Dedíquese, presidente, a lo verdaderamente importante y deje esta campaña de odio y violencia".

En el mismo tono, la senadora panista Kenia López, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, afirmó que "lo primero que el Presidente y su Gobierno deben hacer es reconocer el problema. Las mayores preocupaciones de colectivos de mujeres, de víctimas, es que no reconocen el problema".

"Que los gobiernos quieren construir una narrativa que no es real, porque la realidad es que hay acoso, violencia y feminicidios y eso genera la falta de reconocimiento del problema y que no haya ni políticas públicas ni presupuestos orientados a erradicar este flagelo", expuso.

"El presidente de la República es un político del siglo pasado: no ha podido entender este movimiento que no es solo nacional sino internacional. Ha incumplido con una exigencia nacional a propósito de la seguridad de las mujeres".

Para López Rabadán, "la crisis de seguridad que se materializa en la desaparición de las mujeres hoy tiene el nombre de Debanhi, pero ayer tuvo otro y mañana tendrá otro nombre, aunque, dada la insensibilidad del Presidente, no hay posibilidades reales de que se pueda disminuir porque no tiene la intención de reconocer el problema y de solucionarlo".