Nacional

Urgen solidaridad ante desgaste de personal médico

Personal de salud está agotado tras meses de atender Covid, por lo que autoridades de CDMX piden a ciudadanos apoyo para frenar contagios

Reforma

Selene Velasco/Reforma

jueves, 17 diciembre 2020 | 09:04

Ciudad de México.- Autoridades de la Ciudad de México reconocieron el agotamiento de personal de salud y, en medio de días críticos por el alza de contagios y hospitalizados por Covid-19, pidieron solidaridad. 

Oliva López, titular de la Secretaría de Salud, dijo que por ese mismo cansancio que los aquejó en mayo, que había sido considerado el pico de la pandemia, les otorgaron un día de descanso adicional.

 REFORMA publicó que ese día les fue retirado para que atiendan durante más horas el incremento de casos, lo que decepcionó y molestó a personal de urgencias, enfermería y médico, entre otros.

 "Sí, efectivamente el personal que ha estado desde el principio de la pandemia en la primera línea de contención, de atención al Covid, está con un desgaste importante", reconoció ayer López.

  La funcionaria aseguró que mantienen diversas opciones de apoyo psicológico, aunque no precisó cifras de cuántos elementos de salud lo han solicitado.

 Y afirmó que pese al cansancio, los trabajadores de la salud están comprometidos.

 "Ellos están dispuestos a seguir trabajando y a seguir enfrentando la pandemia, de la población pedimos solidaridad y corresponsabilidad", enfatizó.

 Claudia Sheinbaum subrayó en que se deben evitar las reuniones y fiestas como una forma de apoyar al personal de salud y sin importar las medidas gubernamentales.

  Al referirse a los cuestionamientos acerca de la CDMX y si se encuentra en color rojo del semáforo de riesgo epidemiológico, la Mandataria indicó que eso implicaría el cierre de todas las actividades no esenciales y que, en caso de que ello ocurriera, todavía la población debería evitar las reuniones.

 "Si ellos están ahí al pie del cañón con la consigna de 'no podemos cansarnos', pues la ciudadanía tenemos que estar al mismo nivel de responsabilidad que los médicos y médicas de nuestra Ciudad", expresó.

 "Si no se paran las reuniones familiares, si sigue habiendo estas fiestas de 100 personas en una bodega, pues los contagios van a seguir", dijo.

 Enfermeras de la CDMX coincidieron en que el agotamiento que padece el personal es peor que en el llamado primer pico de la pandemia, entre mayo y junio.

 Ahora, lamentaron, hay mayor impacto emocional por la cantidad de muertos que han visto, la aceleración de contagios, el desgaste físico que les provoca el equipo y el estrés por el riesgo de enfermar.

 "Sentimos más el cansancio físico y moral. Conté como seis muertos en mi turno y entre ellos un paciente que un día antes me dijo que no se quería morir, pero no se salvó, es más triste esto", contó una de ellas.