Nacional

Va Fiscalía capitalina por maestra y salvavidas del Williams

La instructora de natación y el salvavidas del Colegio Williams fueron detenidos por muerte de Abner, quien se ahogó en alberca de escuela

Agencia Reforma

Selene Velasco/Agencia Reforma

lunes, 14 noviembre 2022 | 06:33

Ciudad de México.- La instructora de natación del Colegio Williams, Ana María, y Alberto, el salvavidas, fueron detenidos ayer por la muerte de Abner, el niño de 6 años que el pasado lunes 7 de noviembre se ahogó en la alberca de la escuela. 

La Fiscalía de la Ciudad de México acusa a ambos empleados del Colegio de homicidio con dolo eventual, luego de que los peritos obtuvieron y revisaron las videograbaciones de cómo ocurrió la muerte de Abner.

En los videos, indicó Ulises Lara, vocero de la Fiscalía, se observa que la instructora no estuvo al pendiente del estudiante cuando estaba en la alberca, así como la ausencia del salvavidas durante los momentos en que Abner presentó dificultades dentro del agua.

Por ello se solicitaron órdenes de aprehensión en contra de ambos trabajadores. Ana María fue trasladada al penal de Santa Martha Acatitla y Alberto al Reclusorio Sur.

En la audiencia inicial realizada ayer, se determinó que será hasta el viernes cuando se decida si serán vinculados a proceso o no por ese delito.

Tardó ayuda 45 minutos en llegar

Abner padeció casi una hora para recibir atención de paramédicos y ser trasladado al hospital, confirmaron las videograbaciones de sus últimos minutos con vida el 7 de noviembre, en la alberca del Colegio Williams.

De acuerdo con la cronología detallada por la Fiscalía General de Justicia (FGJ), el pequeño de 6 años estuvo en manos del personal escolar y médico del colegio durante 45 minutos antes de ser llevado al hospital.

Según los videos que mencionó la FGJ, Abner comenzó a nadar a las 8:55 horas y durante 20 minutos estuvo en el agua sin problemas.

Sin embargo, a las 9:15 horas, se detectaron movimientos extraños del menor, intentó sujetarse a los flotantes que dividen la alberca y quedó inconsciente en el agua.

Eso sucedió durante 102 segundos, casi dos minutos, en los que la instructora de natación, Ana María, no se percató de lo que le ocurría al menor, pues atendía a otros estudiantes y el salvavidas, Alberto, tampoco lo vio debido a que ocho minutos antes había dejado su lugar.

Hasta que la instructora se dio cuenta del pequeño inmóvil, se metió a la alberca para sacarlo, lo colocó en el suelo y pasaron cuatro minutos desde que estaba en el suelo hasta que la doctora del campus llegó y comenzó a reanimarlo durante siete minutos antes de colocarle oxígeno.

Después de que se le dio y se le dejó en el suelo, los padres de Abner recibieron la llamada desde el colegio, a las 9:30 horas, en la que se les avisó que había tenido un percance durante la práctica de natación.

Pasaron 10 minutos desde que niño recibió el oxígeno, sin que recibiera intervención adicional, ante la mirada del personal escolar y el salvavidas, quien volvió a la alberca cuando el menor estaba ya fuera de esta.

A las 9:37 horas, el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) recibió el reporte para atender la emergencia.

Después de 25 minutos de la llamada a emergencias, los paramédicos llegaron a atender al niño y les tomó sólo 10 minutos llevarlo al hospital. Sólo durante casi cinco minutos realizaron reanimación cardiopulmonar y determinaron trasladarlo. Tras un viaje de cinco minutos, el pequeño ingreso al Hospital Materno Infantil Magdalena Contreras, donde se determinó su muerte por asfixia por sumersión a las 10:31 horas.