Nacional

Ven fracaso en programa de becas como plan contra violencia

No por muchos becarios dejó de haber sicarios; la violencia empeoró, no disminuyó, informó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal

Reforma / Imagen ilustrativa

Antonio Baranda / Reforma

lunes, 04 mayo 2020 | 12:14

Ciudad de México— El programa de Jóvenes Construyendo el Futuro ha fracasado en su intento de reducir la violencia, aseveró el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

"No por muchos becarios dejó de haber sicarios; la violencia empeoró, no disminuyó", sentenció el presidente del Consejo, José Antonio Ortega Sánchez.

En conferencia virtual, Ortega advirtió que el País vive su máximo nivel de violencia debido a la falta de estrategia anticrimen y de resultados de la política de prevención del delito.

Precisó que tan sólo el año pasado se gastaron 43 mil millones de pesos en Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los programas emblema de la Administración federal.

Esa cantidad, abundó, es tres veces más que lo que se gastó en prevención del delito en los nueve años previos a este sexenio, durante los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña.

"¿Y el resultado? Ese dinero probablemente lo están tirando a la basura o no está sirviendo para lo que nos dijeron que estaba (dirigido), que era bajar la violencia", expresó.

"No está dando resultados. No veo la estrategia, no hay estrategia, en todo el País tenemos violencia. No he visto al Secretario de Seguridad, no he visto tampoco el trabajo de la Guardia Nacional".

Tras advertir que las Fuerzas Armadas no van a poder "con todo", Ortega estimó que la violencia va seguir subiendo, también como efecto de la crisis sanitaria.

"La violencia persiste, sigue en el País y los programas implementados por el Gobierno de López Obrador no están funcionado", recalcó.

"(Se requiere) un cambio de política, que alguien le diga al Presidente que va desnudo, que no trae traje, que ese traje que él piensa que trae no sirve, está desnudo, y no están sirviendo sus programas".

Alertan sobre estado fallido

Ortega sostuvo que México como País todavía no puede ser considerado un estado fallido, pero advirtió que se encamina a ese estatus si no se aplican políticas adecuadas y efectivas.

"Todavía en un estado fallido, pero vamos hacia el estado fallido. Hacia allá vamos si es que no hay medidas adecuadas por parte del Gobierno para frenar la violencia", expresó.

"Vamos hacia allá, hay algunas partes que ya están en estado fallido, en Baja California, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, en algunos de los municipios ya se está dando el estado fallido".

El especialista alertó que el Estado ha cedido a organizaciones como los Cárteles de Sinaloa, Golfo, y Jalisco Nueva Generación, el monopolio de la fuerza pública.

Afirmó que también hay ausencia de Estado y de autoridad en las localidades donde "milicias privadas" operan a sus anchas e incluso reparten despensas y dinero.

"Vemos que la autoridad está totalmente ausente, quienes están ganando el liderazgo de la población con menores recursos, y en donde se están repartiendo estas despensas por parte de los grupos criminales, son ellos", expresó.

"Y evidentemente que no lo hacen por un espíritu de solidaridad, sino para mandar un mensaje al grupo contrario y mandar un mensaje a la sociedad de que ellos están presentes".

Para Ortega, se requiere una mayor coordinación de las fuerzas federales con las Policías locales, así como establecer metas de reducción del delito en cada municipio y estado.

También es necesario, añadió el presidente del Consejo, el abatimiento de la impunidad en delitos como el homicidio doloso.