Nacional

Viva la discrepancia, dice Padilla ante críticas a FIL

Defiende la voz crítica de la feria luego de los comentarios de AMLO

Tomada de Video

Rebeca Pérez Vega/ Reforma

sábado, 28 noviembre 2020 | 12:39

Guadalajara.- La Feria Internacional del Libro de Guadalajara se ha consolidado como un espacio para el debate y la discusión, para la libre expresión de las ideas. En la discrepancia, este foro literario ha encontrado la universalidad, advirtió su presidente, Raúl Padilla López.

Esta mañana, desde el auditorio del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara, se inauguró la fiesta literaria.

En un evento en vivo y cerrado al público, transmitido en tiempo real por televisión y redes sociales, Padilla López defendió la voz crítica de la feria, luego de los comentarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien acusó al exrector de la UdeG por utilizar este foro literario de manera política para atacar la 4T.

"La FIL nació y se ha consolidado a pesar de muchas cosas, sí; pero nunca en contra de personas o instituciones. A pesar, por ejemplo, del escepticismo de quienes dudaron de su éxito en un País como el nuestro y más aún, en su provincia. O a pesar de los cambiantes criterios de los Gobiernos en turno para apoyar su realización. O en contra de que se impongan criterios de qué libros sí valen, de qué ideas sí importan o de qué discursos sí deben escucharse. No podría ser de otra forma: los libros son vehículos de la libertad y enemigos de cualquier tipo de fundamentalismo", expuso.

"Retomo las palabras que el Rector de nuestra Universidad Nacional, Javier Barros Sierra, pronunciara en 1968, uno de los momentos cruciales para el nacimiento de la democracia en nuestro País. Cito: 'Viva la discrepancia, porque es lo mejor para servir. Viva la discrepancia, porque es el espíritu de la Universidad'; y la FIL, antes que todo, es una feria de la universalidad".

El rector de la UdeG, Ricardo Villanueva, y el Gobernador Enrique Alfaro Ramírez también se pronunciaron por la defensa de este encuentro literario y alabaron su pluralidad.

"Cuando los liberales, que pretenden reconstruir a la nación con guías morales, le dicen a la FIL conservadora, lo único que hay que hacer es sonreír ante lo ridículo",  lanzó Alfaro Ramírez.

"La FIL es el lugar en el que cada año recordamos que agachar la cabeza y guardar silencio ante la sinrazón, simplemente no es una opción en estos tiempos aciagos, en los que lo peor de nuestro pasado aparece todos los días muy temprano, disfrazado de futuro prometedor".