Nacional

Viven varados en el aeropuerto por pandemia

Familia de Indiana tiene desde el pasado 7 de enero esperando en el AICM un vuelo que los lleve a casa; le han cancelado tres salidas para regresar a EU

Alfredo Moreno / Agencia Reforma / Aeroméxico suma este domingo, hasta el mediodía, 83 vuelos con modificaciones, entre cancelaciones y retrasos

César Martínez / Agencia Reforma

domingo, 09 enero 2022 | 18:41

Ciudad de México.- Lo que inició como un viaje de reencuentro familiar terminó en un infierno de burocracia debido a la cancelación de vuelos por contagios en pilotos y tripulación de aerolíneas mexicanas.

Sentada junto a un restaurante de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Mónica cuenta que desde el viernes le han cancelado tres vuelos para regresar a Estados Unidos.

Ella, su esposo, sus tres hijos, uno de ellos menor de edad, y la novia del mayor vinieron a México desde Indiana para reencontrarse con sus familiares después de nueve años de no verse.

Llegaron el 26 de diciembre y debían regresar el 7 de enero, pero ese día Aeroméxico canceló el vuelo a Chicago por el contagio en una aeromoza y un copiloto.

"El viernes se acabaron las vacaciones y empezó el infierno", lamenta la mujer, rodeada de las maletas de su familia.

De acuerdo con datos del AICM, hoy se habían cancelado 32 vuelos hasta el mediodía, con lo que suman 235 desde el jueves, principalmente de Aeroméxico, pero también de Aeromar, VivaAerobus y Volaris.

Después que el vuelo de Mónica y su familia no salió el viernes, los reprogramaron para este domingo a las 9:00 horas, y aunque la aerolínea les pagó hospedaje, tuvieron que hacerse de nuevo pruebas para detectar Covid-19.

En esta ocasión se las hicieron en el AICM, y gastaron 260 dólares por seis pruebas, cuando antes se las habían realizado en una farmacia a 380 pesos cada una.

Pero el vuelo en el que viajarían Mónica y su familia tampoco despegó hoy.

Les reprogramaron para mañana, y más tarde les dijeron que ese vuelo tampoco saldría, por lo que Mónica no sabe cuándo regresará a Estados Unidos.

"Teníamos que regresar para trabajo, escuela, para todo", reprocha y teme que este retraso le cueste el empleo a su esposo.

Esta situación ha llevado al extremo también al personal de las aerolíneas que no se ha contagiado de Covid-19.

Una azafata de Aeroméxico tuvo que ser atendida por paramédicos en el pasillo central de la T2.

Los especialistas le escucharon los pulmones con un estetoscopio y le revisaron los signos vitales a la vista de todos.

"Fue un ataque de ansiedad", dijo después uno de los paramédicos.

La madre de la chica contó a Reforma que su hija fue despedida cuando inició la pandemia, pero hace un mes la volvieron a recontratar y desde entonces no ha descansado, e incluso el trabajo se ha intensificado debido a los contagios entre pilotos y tripulación.

"Vine por ella para que descanse, porque mañana tiene que estar aquí otra vez a las 3 de la tarde", dijo.

En su página oficial, Aeroméxico detalló que este domingo fueron modificados (con cancelaciones o retrasos) 83 vuelos, pero también 75 de mañana y 2 más del martes.