Opinion

-“Gobierno cerró mis lugares...”

.

GPS / Columna

sábado, 05 septiembre 2020 | 05:00

-Se callan iglesias maltrato de Corral 

-Es severo el acoso gubernamental a restaurantes 

-Nuevo operativo para evitar tunda al jefe

El gobierno estatal, bajo la selectiva bandera de hacer cumplir la ley, está sepultando las posibilidades del panismo en las próximas elecciones, con acciones que llevan al repudio social.

Amén de la incompetencia en temas tan sensibles como la inseguridad, el manejo de la pandemia y otros, sino por la actitud mostrada en recientes días contra el sector restaurantero, de bares y cantinas.

Por ejemplo, basta con dar un recorrido por restaurantes en cualquier punto de la ciudad para darse cuenta que el estado muestra una faceta inquisidora, prueba de ello es lo ocurrido el viernes en la Casa Cervecera Bolívar. 

El propietario del lugar escribió en redes: "Con mucha tristeza y coraje les comunico que gobierno me cerró mis lugares por ser restaurante bar y de la noche a la mañana ya no podemos trabajar".

“No sé si soportemos esto. Así que si no volvemos a abrir, muchas gracias a todos los que nos han apoyado. Y si alguien tiene trabajo les agradecería llevarse a los que trabajan conmigo, tengo un muy buen equipo y no quiero que se queden sin trabajo”.

En otro bar del Periférico de la Juventud, circuló la alerta de que Gobernación tiene como “meta” el cierre de 45 establecimientos, por lo que muchos de ellos cerraron por precaución, tal y como el restaurante bar La #4, generando una crisis económica en el personal. 

 *** 

Mientras Eduardo Fernández, Secretario de Salud, se enfurece con los trabajadores de la delegación local de Pensiones Civiles por mostrar a El Diario el “pabellón” que improvisaron con hules para la atención de pacientes Covid, sigue sin aceptar que llegan hasta cinco enfermos al día.  

También sigue firme en incumplir la queja de mejorar las garantías laborales de personal de la institución, quizá en la lógica que el tema debe dejarse en manos del director Alberto Herrera, de quien, por cierto, no se sabe nada desde hace meses. 

En un audio se escucha a un Fernández fuera de sus casillas, jurando que en Pensiones no se atiende Covid. Lo insiste mientras se le ha reportado hasta el cansancio que los casos ahí están. De hecho le fue notificada la muerte de un adulto mayor el pasado lunes.

El funcionario –fúrico- también presume camas disponibles en el Central, dice que hay ocho. Un contrasentido cuando el Estado declara que hay 600 espacios disponibles con todo y respiradores. Más aún, cuando se da cuenta de unos 200 hospitalizados en promedio; es decir, ¿que no deben estar 400 libres?

La lucha contra el Covid en Pensiones es diaria, aunque el Estado no lo vea, como lo es también el cotidiano peregrinar de paramédicos para hallarles lugar, ante la negativa de espacios en hospitales particulares o en el mismo Central, ahora llamado “Enrique Grajeda”.

 *** 

Es real que personal de Gobernación estatal se apersonó en estos días en el templo del Espíritu Santo, en esta capital, para literalmente condicionar su reapertura al pago de una costosa certificación, cuando por decreto se permitió el aforo del 15 por ciento. 

Sí, los inspectores literalmente extorsionaron a quienes los atendieron. 

No importó el clamor de los fieles al comprobar que son respetuosos del decreto y por tanto respetan las medidas y el aforo. Los oídos sordos generaron decepción y silencio total, ordenado por la petición del párroco de: “ya no hacer ruido”.

Al buscar la postura del sacerdote Jorge Arturo Martínez, contestó que a él “no le toca dar entrevistas” y sólo el vocero puede darlas, por lo que pidió no se le insistiese con el tema. 

Los representantes de la arquidiócesis local, pareciera, están durmiendo el sueño de los justos ante el reclamo de exigir se restablezca el culto y a los sacerdotes, en definitiva, les dio frío.

Ya lo vimos con la reciente declaración del Obispo de la Tarahumara quien provocó comentarios al declarar que se apegarían a lo que dijera la autoridad civil. El obispo Miranda Weckmann y el vocero P. Sánchez Prieto, han callado. 

Ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre. Ni radicalismos pero tampoco ese tamaño de miedo, de pánico.

*** 

De nueva cuenta, con el objetivo de generar tendencia a favor de Javier Corral, en redes sociales, durante una aparición a propósito del tema de la extracción de presas, salieron al quite funcionarios de la Coordinación de Comunicación Social.

Los empleados “inundaron” la transmisión con hashtags, otros simplemente publicaron comentarios. Se puede ver el de Sarahí Aguirre, vocera de la Función Pública: “Reacciona Conagua!!!”, Ernesto Topete: #ChihuahuaAdelante y Humberto Jáuregui: #NosDueleElSilencioFederal, sólo por mencionar algunos. 

No es la primera vez que desde dicha área se orquestan operativos tendenciosos. Vale la pena recordar que casi a diario se recibe consigna por parte del personal de manejo de redes respecto a promocionar determinado anuncio, instrucción que es bajada a todos en la nómina. 

En mayo, al menos una veintena de funcionarios estatales recibieron consigna de sus jefes para emitir comentarios agresivos contra El Diario, en una publicación realizada en la página de Facebook del gobernador, Javier Corral Jurado, luego de que el mandatario hiciese comentarios respecto a una nota periodística de este rotativo.