Opinion

- No pudieron rescatar ni su martes

- Resultaron tétricos los cierres - Chacoteo de diputados en medio de crisis - Pierde la neutralidad y se va con Madero

Gps/ Columna

miércoles, 18 noviembre 2020 | 05:00

Como era de esperarse, la administración estatal les incumplió a los tianguistas, que durante el principio de semana se manifestaron voz en cuello en Palacio de Gobierno.

Fue una dura acción de protesta, porque se les impide trabajar, en detrimento del sustento mínimo elemental en favor de sus familias.

Los inspectores estatales y municipales se les echaron encima en todos los tianguis de la ciudad, desde la calle Equus hasta la Dovstoyevski. No dejaron títere con cabeza los integrantes de la denominada célula Covid.

Ayer la resistencia civil se armó al norte de la ciudad, frente a Chihuahua 2000, en franca rebeldía porque no entendían el porqué no les permitían instalarse y trabajar, si ya se anuncia una flexibilidad por una supuesta reducción de contagios. Trataban de rescatar su martes, pero ni eso les dejaron.

Se les había prometido a estas familias la entrega de despensas y apoyos diversos, con el fin de que se retiraran de la manifestación en palacio, pero se les olvidó a los funcionarios cumplir. Ni siquiera una colación barata con productos elementales. Nada en absoluto.

Ellos, los servidores públicos estatales, no tienen necesidad de salir a la calle a buscar el “chivo”, como se le dice coloquialmente al ingreso semanal. Pero los tianguistas sí, han hecho de su actividad informal y todo lo que se quiera, su modo de vida.

Los funcionarios tienen sus sueldos y aguinaldos garantizados, que recibirán sin deducción alguna, decenas de miles de pesos por hacer todo, menos atender la contingencia adecuadamente, desprotegiendo a los que menos tienen.

***

El desenlace de los últimos días en que estuvieron vigentes los cierres de fin de semana resultan tétricos. El fracaso desafortunado es palpable.

El cargo del mismo es para los chihuahuenses, que siguen poniendo a los enfermos y a los muertos, por centenas y decenas, junto con las pérdidas económicas.

La relación triste, sacada de la misma estadística oficial, no deja lugar a dudas.

El seis de noviembre, cuando se cumplió una semana del semáforo rojo, los números seguían infortunados, en el conteo fúnebre.

Eran en aquellas fechas 28 mil 349 los contagiados, mil 26 los hospitalizados, 2,238 los muertos y 170 los intubados.

Diez días después de las draconianas medidas, los contagiados eran cinco mil más, para llegar a los 33 mil 185; los muertos eran quinientos más, dos mil 764 según nos arroja el dato duro, terrible. Los hospitalizados habían bajado casi 300, pero continúa el número en 736, la reducción apenas diez personas menos en hospitalización, si tomamos en cuenta 26 unidades hospitalarias. Es nada.

Los intubados tampoco. Eran 170 hace diez días, ahora son 127, cincuenta camas más para ser ocupadas, ya podrán estar tranquilos los directores de los hospitales.

En resumen, muy poco hay que descontar en acierto en la medida, que se echará por tierra estos días, como anunció unilateralmente el gobernador desde el pasado domingo.

Lo delicado es que días van y vienen, igual que colores en el semáforo, y las decisiones continúan tomadas sobre las rodillas, de acuerdo al estado de animo del dictadorzuelo.

***

Las dramáticas escenas observadas en el desalojo de varias personas de una sucursal de Elektra, donde funciona una oficina de Banco Azteca, y que fueron cerradas a la fuerza hace unos días, tienen un elemento adicional sobre el cual poco se ha puesto atención.

Los usuarios del servicio bancario sólo iban por su salario semanal, era su sustento para ellos y sus familias.

No estaban en la institución adquiriendo electrodomésticos, gastando anticipadamente su aguinaldo, sólo iban por el salario.

Es irrisorio que ahora sean puestas a disposición de una autoridad judicial para enfrentar cargos de daños en propiedad ajena, en este caso las instalaciones de Elektra.

Todo el enojo fue porque no los dejaron cobrar. Bien pudieron las células Covid, dejarlos que retiraran su dinero y asunto arreglado. Un poco de sentido común para que realizarán su trámite, pero contrario a ello fueron sacados a la fuerza, con la consecuencia de que hubo daños al mobiliario.

Ahora, no tienen su salario, fueron remitidos a Seguridad Pública municipal y después puestos a disposición del Ministerio Público, porque se les atribuye un daño a la institución.

Sólo falta que alguno de los uniformes de los agentes haya sido arrugado. Entonces se las verán con otros delitos.

Revictimización innecesaria y abusiva. El colmo, por una medida de cierre absurda que deberá ser levantada en las próximas horas.

***

Desternillados de risa los legisladores en la sesión de ayer, por las ocurrencias de Gustavo de la Rosa y Jorge Soto, en franca competencia de jardinería.

Georgina Bujanda casi revienta de la risa, igual Marisela Saenz, Rocío Sarmiento e incluso Fernando Álvarez.

La seriedad la tuvo que poner la misma presidenta del Congreso, Blanca Gámez, que les llamó casi casi la atención como escolapios.

“Qué padre casa tienes Soto”, le dijo el diputado De la Rosa al diputado panista. “Gracias diputado a la orden, en primavera se ponen muy bonitos los jazmines”, le respondió.

“Te visito y me visitas, y presumimos flores...”terció De la Rosa.

A la llamada de atención, surgió un “seriedad diputado”, de un legislador René Frías.

Los asuntos de ayer eran todos de un gran sentido de responsabilidad. Entre ellos, un exhorto urgente para que el gobierno del estado levantara las medidas extraordinarias de cierre. Acuerdos que nada tienen de risa ni de chacoteo.

***

Hoy por la tarde vía Zoom estarán juntos en una conferencia el senador Gustavo Madero y el director de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Roberto "El Pony" Lara, aspirantes a la gubernatura y a la alcaldía de la capital. La invitación que corre en los grupos azules ha sido debidamente compartida por ambos en sus redes sociales, para que quede constancia del carácter personal con el que han sellado su alianza.

Van a hablar, según ellos, de los retos que tiene la ciudad de Chihuahua, aunque en realidad el mensaje central ni siquiera necesita explicarse: será su aparición pública en conjunto, con la que Lara Rocha pierde la neutralidad que había tenido hasta hace unas semanas.  

El funcionario de la JMAS había resistido a presentarse a favor o en contra de alguno de los aspirantes a la gubernatura de su partido. Sin embargo, Marco Bonilla, director de Desarrollo Humano del municipio, logró ser arropado por la alcaldesa María Eugenia Campos, quien se decantó por la opción más cercana a ella, lo que apresuró las definiciones en los otros equipos.

De esta forma se acomodan los proyectos por la gubernatura y a la alcaldía de la capital, en esa especie de fórmulas gruperas que surgen en el PAN: Madero-Lara y Maru-Bonilla, lo que excluye de entrada a los demás que le apostaban a la candidatura en la ciudad.

Esa posición en la que juegan aliados a la gubernatura y a la alcaldía puede ser un arma de dos filos a la hora de negociar posiciones. A ver qué tan bien saben usar dicha arma Lara y Bonilla para no salir tan lastimados.

Por otra parte, la cercanía de Madero con Lara no ha caído del todo bien en los otros que buscar la candidatura a presidente municipal de Chihuahua al amparo del grupo en el poder estatal, como el diputado federal Miguel Riggs y el diputado local Miguel La Torre. Se supone que los tres tenían el permiso para promoverse internamente al menos unas semanas más, pero la alianza temprana del senador y el funcionario estatal en parte los descobija.