Opinion

-Acoso laboral contra tres mujeres

.

GPS Columna

miércoles, 11 enero 2023 | 05:00

-Anti-Covid en Centros de Salud

-Sólo vuelos con luz de día 

-Los 64 muertos por sobredosis

En el hervidero del Poder Judicial siguen las denuncias de acoso de todo tipo atribuido a altos funcionarios, pero hay un caso en particular que causa mucho ruido y se ha extendido por largo tiempo al interior de la Unidad de Investigación de Responsabilidades Administrativas (UIRA). 

El tema está complicado porque involucra al propio director de la UIRA, Antonio Roberto Fontes Fernández, como presunto responsable de acosar laboralmente a tres de sus investigadoras, Adriana Rodríguez Lucero, Rosa Alba Montes Luján y Nancy Ramírez Romero. 

En términos sencillos, el que debería investigar violaciones a las normas dentro del Tribunal Superior de Justicia del Estado, es ahora el acusado, quien desde mediados del año pasado trató de deshacerse de las tres empleadas en mención para que no le representaran obstáculos a sus cuestionadas decisiones. 

Rodríguez, Montes y Ramírez siguen esperando justicia por los actos de acoso atribuidos al funcionario, pero hasta la fecha no hay resoluciones internas en firme, según lo que reportan del Poder Judicial, donde el caso llegó hasta el Consejo de la Judicatura del Estado.

El magistrado consejero de la Judicatura, Luis Villegas, encargado de la Comisión de Administración, optó por dejar correr las denuncias en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con lo que el tema salió de la esfera judicial local. 

***

Cuando recién llegaron las primeras vacunas para aminorar los efectos mortales del Covid, el Gobierno de la República decidió concentrar la aplicación en grandes centros como estadios o lugares públicos, donde pudieran llegar las multitudes.

Las filas para la vacunación, aun señalando una prelación por letras de apellido y segmentos de edad, fueron larguísimas, con horas y horas de espera, bajo el intenso sol, calor y posteriormente, el frío e inclusive la lluvia, sin carpas ni protección alguna.

Había obligación de llenar un formulario en línea e imprimirlo, como condición para ser vacunado, en esos macrocentros repletos de personal del gobierno, los servidores de la nación, elementos del ejército y personal de enfermería.

Hoy, con la llegada de la vacuna Abdala, la cubana, vemos a la distancia que fue un rotundo error, maltrato innecesario para millones de mexicanos.

Ahora la vacuna será distribuida en los centros de salud, en Chihuahua son más de 200, así como en clínicas y hospitales tanto de la Secretaria de Salud, del IMSS, del ISSSTE y del ejército, con lo cual aumentan los centros de vacunación, acercándolos a las personas.

Debió hacerse eso desde aquel entonces y la inmunización hubiera sido rápida, como ocurrió en la Unión Americana o en Europa, sin tanto burocratismo ni papeleo.

***

Dice con mucha claridad la concesión otorgada al aeropuerto de Creel, que únicamente podrá funcionar durante el día. Ni  antes de que amanezca ni después de que anochezca.

Copiamos textual el párrafo correspondiente de la concesión oficializada el cinco de febrero del 2014 mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación.

“2.2.- Calificación y categoría. Conforme al proyecto presentado, el aeródromo civil se clasifica como aeropuerto, con clave de referencia de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) 3C, cuerpo de rescate y extinción de incendios (CREI), categoría, en condiciones de reglas de vuelo visual, en condiciones meteorológicas adecuadas, en horarios diurnos, y aeronave de diseño Boing B 717-200”.

Si faltara una dificultad más, al papeleo con el cual ya están sufriendo los responsables del aeropuerto, el hecho de que sólo haya vuelos diurnos generará un problema adicional para poder conseguir vuelos adecuados que pudieran tener escalas a cualquier hora de la ciudad de México o algún otro punto, con limitación en las conexiones.

No es insalvable la situación, habría que buscar con el tiempo la modificación en la autorización, mejorando el equipamiento tecnológico de comunicaciones con que cuenta. Es tarea pendiente relevante sin duda para sacar el máximo provecho al aeródromo en beneficio de detonar la los ingresos por concepto de turismo.

***

Si quedaba duda sobre los efectos que tiene el consumo de sustancias en la sociedad, basta mirar la estadística de la Fiscalía General del Estado (FGE), las cuales arrojan que durante el 2022 hubo 64 muertes por sobredosis en la entidad. 

Parecieran pocas, pero hablamos sólo de los decesos que la autoridad logró confirmar. Además, llama la atención que la mayoría de los casos ocurrieron en la capital, con 50 de los 64 muertos por abuso de sustancias. 

En la frontera hay siete fallecimientos por este motivo, mientras que en Meoqui y Ojinaga, dos. Otros municipios donde también hay identificación de muertes por sobredosis son Cuauhtémoc, Delicias y Riva Palacio. 

Por este motivo es que la visita del presidente estadounidense Joe Biden resulta tan importante, para afianzar políticas binacionales que coadyuven a frenar el tráfico de drogas, pues mucha de esta mercancía no llega a la Unión Americana, sino que queda en nuestro país y es consumida incluso por jóvenes. Ya ni que decir del fentanilo que, en específico, en una potencial amenaza. 

De acuerdo con datos del Centro de Integración Juvenil, desde el año pasado hay reporte de casos de personas que consumieron esta droga mezclada con otros estupefacientes como heroína o cristal, pero también comenzaron a atender jóvenes que ya presentaban adicción sólo al fentanilo.

*** 

Ya le tocaba a los policías Beta estrenar unidades, pues el año pasado varios elementos estrenaron patrullas y motocicletas.

El alcalde Marco Bonilla les entregó ayer en Plaza de Armas 25 nuevas bicicletas equipadas con casco y guantes para las labores de patrullaje y vigilancia del primer cuadro de la ciudad.

Fueron escuchados los agentes Beta, ya que ellos mismos eligieron el modelo y características para poder realizar sus labores en unidades apropiadas para su trabajo.

Buen gesto también del alcalde que los elementos se queden con las bicicletas que tenían asignadas como reconocimiento a su esfuerzo y es que también se encariñaron con ellas, pues llevaban pedaleándolas desde hace 10 años.