Opinion

-Agandalla Fuentes recursos de Maru

.

GPS / Columna

miércoles, 09 junio 2021 | 05:00

-A sudar la gota gorda en las asambleas municipales

-Golpanazo a Morena en CdMx

-“El Panda” se trasformó en mapache

Debe estar desesperado el Secretario de Finanzas, Arturo Fuentes Vélez, para adelantar a medio año el programa de incentivos y condonaciones fiscales que siempre se hace en diciembre. Quiere rascar unos centavos a los contribuyentes deudores.

La facultad discrecional que tiene y que nadie niega, lanzando anzuelo a los contribuyentes para poder pagar servicios básicos, salarios y proveeduría es inaudito, por no decir gandallezco.

Bien para los deudores, que podrán aprovechar la oferta...pero en el fondo, Fuentes Vélez le está abriendo un boquete a la nueva administración, que utiliza a fin de año de manera natural el programa para financiarse.

Es una grosería a la nueva gobernadora que se tome una decisión de esta naturaleza sin consulta ni atención alguna, poco de extrañeza hay con respecto a ese actuar.

Se le olvidó a Fuentes Vélez, y a su jefe, que aún y cuando el nombramiento de ambos vence el 7 de septiembre a las 23:59 horas, todas las decisiones que se adopten tendrán que ser consultadas por mínima y esencial gobernabilidad política con quien tomará las riendas.

Corral ya dejó de ser gobernador en los hechos, aunque se niegue a reconocerlo y señale públicamente que estará ejerciendo el cargo hasta el último minuto. Eso es pura pose como nos tiene acostumbrados.

Una decisión de esta naturaleza lo único que le traerá son problemas innecesarios, como los ha tenido por su capricho y obstinación hormonal, al meter zancadillas a diestra y siniestra al proyecto de Maru.

Tuvo que salir la Secretaria de la Función Pública, por ejemplo, a manifestar que la Comisión de entrega-recepción ya tiene nombres por gobierno, entre ellos Fuentes Vélez, y que sólo esperan que exista gobernadora electa, para iniciar con el procedimiento, lo cual ocurrirá este viernes.

La perorata del lunes por parte de Corral acerca de esperar resoluciones de impugnaciones sólo quedó en eso. Sus propios subalternos le enmiendan la plana, y lo someten a lo inevitable. El miedo no anda en burro, saben que el poder está cargado del otro lado de la balanza.

Pero no sólo es la entrega-recepción...son las decisiones en la recta final, incluyendo esos ingresos por impuestos, así como la asignación de notarías y otros pendientes, donde el aún gobernador, sólo en el papel, querrá seguir haciendo chilar y huerto...cuando ya es ostensiblemente un cadáver político.

***

Hizo bien en prevenir el consejo estatal del IEE el cómputo casilla por casilla, voto por voto, en el distrito 21, donde la diferencia es menor al 1 por ciento, entre el PRI y Movimiento Ciudadano.

Pero no acaba ahí el entuerto. Con los mismos datos del último PREP liberado, resulta que hay 970 casillas con problemas en las actas, desde las ilegibles hasta aquellas que van dentro del paquete electoral y no pudieron ser contabilizadas. Es el 17 por ciento del total.

Difícilmente esos votos no computados podrían voltear la elección a gobernador ni diputados, de acuerdo a la tendencia actual.

Sin embargo sí ponen los pelos de punta y agregan una emoción adicional a los cómputos municipales que hoy arrancan y que estarán muy lejos de ser un día de campo, ya que las actas con incidencia están repartiditas a nivel estatal.

En la mayoría de ellas simplemente se abre el paquete y se saca el acta, pero hay 122 ilegibles y 30 que en el conteo exceden el listado nominal, lo cual no puede ser posible, salvo que haya error o mano negra, como la detectada en Juárez con una señora que traía boletas adicionales posiblemente apócrifas.

En esos casos tendrá que haber recuento total, igualito que en todo el distrito 21, donde los consejeros y representantes de partido sudarán la gota gorda a partir de los primeros minutos de este día.

Se suma entonces a la apertura tardía de casillas por no contemplar la firma de representantes de partido en promedio de 2500 boletas por la concurrencia de elecciones federales y estatales, la falta de capacitación y mala selección de personal por parte del Instituto Nacional Electoral, que derivó en estas fallas que rompen con la normalidad de la etapa de cómputo. Son los costos del centralismo.

***

Habla muy bien de los candidatos perdedores y actores políticos el hecho de salir de inmediato a reconocer el triunfo de sus adversarios.

Lo hicieron Marco Quezada, Graciela Ortiz, Brenda Ríos, entre otros. El gobernador salió el lunes y el Presidente de la República ya lleva dos días seguidos con el tema. Sin tapujos reconoce la ventaja de Maru Campos en Chihuahua.

Hasta el momento, Juan Carlos Loera se ha abstenido, en silencio, en espera del cómputo final.

***

La estocada que más dolió a Morena en el proceso electoral ocurrió en el centro neurálgico de las decisiones. Ahí donde despacha el Presidente de la República.

La casilla correspondiente a la zona donde se encuentra Palacio Nacional, se ganó de manera abultada, pero la delegación Cuauhtémoc sucumbió por más de 20 mil votos.

El golpanazo no llegó solo. Va acompañado de otras ocho delegaciones de las 16 en juego. Se ha viralizado la imagen de la Ciudad de México dividida por una línea imaginaria exactamente a la mitad.

En las diputaciones locales se reflejó ese voto opositor. PAN, PRI y PRD se apoderaron de 15 diputaciones locales de las 33, con lo cual Morena reduce su dominio y pierde la mayoría calificada.

En diputaciones federales, empate, 12 y 12. Con ello, se mueve inevitablemente el panorama político, como no ocurría desde hace dos décadas.

***

Al candidato a diputado local del distrito 17 por Movimiento Ciudadano, Víctor “El Panda” Gómez, no le importó transformarse en mapache el día de la jornada, así fuera sólo para hacer el ridículo.

En su afán de llevar votos a su proyecto y al del aspirante a presidente municipal, Miguel Riggs Baeza, se dedicó a sembrar el terror en amplias zonas del distrito, con asaltos, amenazas a los que acudían a las casillas y todo tipo de trampas.

El extraño ejemplar de la fauna política adquirida por el MC fue señalado antes, durante y después de la jornada, por prácticamente todos los contendientes, como el principal incitador a la violencia como arma de campaña.

A las órdenes del “Panda” estaban algunos de los detenidos por agentes de la Policía Municipal, acusados de hostigar a funcionarios de casilla y a ciudadanos en general. Las denuncias en su contra, pues, eran generalizadas, hasta que al mediodía del domingo les pusieron un freno.

Y todo fue para alcanzar el seis por ciento de la votación, contra un 49 que logró el ganador, el panista Carlos Olson, y un 29 por ciento que favoreció al segundo lugar, la postulada por Morena, América Aguilar.

En la misma ridícula proporción le arrimó votitos a Riggs (cinco por ciento), atropellado por la maquinaria de su expartido, el PAN, con Marco Bonilla a la cabeza (55 por ciento).

Si esto no lleva a MC a reflexionar sobre cómo elige a sus candidatos y qué espera de ellos, seguramente estará condenado a ser siempre un minipartido sin posibilidades reales, al menos aquí en Chihuahua.