Opinion

-Agujero negro y negociazo en la nueva deuda

.

GPS / Columna

martes, 29 diciembre 2020 | 05:00

-Silencio sepulcral en la vacuna Covid

-Por fin le mueven los MP´s

-Se va 2020 y nunca llegó la Alerta de Género

Es imposible evitar la sorpresa al conocerse a detalle el desglose del préstamo que por mil 633 millones de pesos está empeñado en obtener el gobierno de Javier Corral, para endeudar a los chihuahuenses.

Podría pensarse que se encontrarían dentro de dicho listado pagar proveedores y deudas a corto plazo para sanear las finanzas de la próxima administración.

De esa manera, a través de un crédito a 20 años podrían obtenerse condiciones de gobernabilidad financiera, con tasas adecuadas.

Pero no, no se trata de eso, porque sería tanto como aceptar el manejo desaseado de las finanzas estatales. 

Prefieren correr el riesgo de incumplir con la Ley de Responsabilidad Hacendaria y de Deuda Estatal, con la posibilidad de dejar empréstitos a corto plazo sin pagar. Insensatez increíble. ¿Podemos seguir llamando doctor al secretario Fuentes Vélez?

Habrá un auténtico boquete en las finanzas, pero eso no importa. Los mil 633 millones son para hacer obras, equipamiento y mantenimiento, que debió hacerse a lo largo de cinco años de una administración perdida en puros sueños guajiros, que ahora quieren hacer en pleno proceso electoral, y en una administración desahuciada.

Es algo así como un nuevo presupuesto de egresos paralelo al que fue presentado al Congreso para el año fiscal 2021.

Desfachatez completa de la Secretaría de Hacienda en comparsa con el titular del Ejecutivo; irresponsable conducta, cero interés público, subordinación carente de voluntad y decisión propia.

Deberá hacerse un quisquilloso estudio, adquisición por adquisición, obra por obra, para dejar a un lado la paja, al tocarse el punto del préstamo en la legislatura.

Lo ideal es que sea la nueva administración quien llegue revisar las finanzas, y tomar decisiones con la calma y quietud del primer año de gobierno, en la lejanía de la pasión electoral del momento.

Debe permear en el ánimo legislativo eliminar de tajo la tentación del año de Hidalgo en esos cientos de millones en adquisiciones producto del ánimo febril de compras de último momento, con proveedores a modo en año electoral.

***

Puro silencio sepulcral, hasta parece dos de noviembre, porque ni la GOAN ni la Alianza Federalista dijeron ni pío ante la posibilidad abierta de comprar vacunas por ellos mismos.

Hace dos semanas hicieron un escandalazo por la concentración de la adquisición de vacunas contra el Covid-19 por parte de la federación, incluso deslizaron que buscarían ellos hacer las adquisiciones.

Ayer en la mañanera el tema resultó en un cubetazo de agua fría: no habrá del gobierno federal a través de la Cofepris ningún obstáculo para que los estados e incluso los particulares importen el biológico.

Es ahí donde la puerca torció el rabo. Las organizaciones que aglutinan a los gobernadores panistas y a los federalistas, entre ellos Javier Corral, enmudecieron como momias.

Quedó en caricatura el desplante y argumentos esgrimidos. Pura simulación eso de cortarse las venas para acelerar la vacunación en las entidades federativas que ellos gobiernan, en lugar de esperar a que el gobierno federal las distribuya conforme vayan llegando.

Pensaron que era como comprar en un mercado, con unos cuantos pesos en la bolsa, cuando se trata de un negocio multimillonario, donde el simple acceso exige una cuota que los gobiernos estatales jamás pagaron, y donde el gobierno federal lleva mano; sólo por entrar comprometió 32 mil millones de pesos, casi dos millones de dólares.

 Chihuahua en la quiebra, con Pensiones Civiles tronado, ni pensar siquiera en esas cifras.

*** 

Existe un apuro de fin de año de avanzar las carpetas de investigación por parte de los agentes del ministerio público, en particular aquellos cientos de asuntos que duermen el sueño de los justos en algún cajón olvidado.

Han estado con ese motivo moviendo diligencias como entrevistas y diversas actuaciones, en conjunto con los abogados litigantes que tenían todo el año correteándolos sin éxito alguno.

Pero no se trata de un celo profesional o propósito de fin de año, sino de una especie de auditoría a la que están siendo sometidos.

Hay algún área dentro de la Fiscalía que tenía que cerrar con números más halagüeños que los que están registrados, y los puso a trabajar de último momento.

Hay asuntos que con el pretexto de la pandemia no se movieron ni por error, y que hasta el mes de diciembre fueron descubiertos en ese estado de abandono.

Por supuesto, los abogados que son asesores de las víctimas se sorprendieron para bien, el problema es que puede ser sólo un mero requisito para simular avances, lo cual por supuesto de poco sirve realmente para hacer justicia.

*** 

Se acabó el año y la alerta de género nunca llegó, con todo lo que significa en visibilización y recursos económicos para enfrentar la violencia contra la mujer en Chihuahua.

Se dijeron muchas cosas a lo largo de 2020, argumentos y pretextos fueron y vinieron, pero el procedimiento, iniciado en 2019, se estancó, sin que exista la resolución de la Secretaría de Gobernación, que es la responsable última en este asunto, como cabeza de sector y responsable final de la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra la Mujer.

Lo más delicado es que los crímenes por razón de género continuaron en ascenso a lo largo del año que está por concluir.

Incluso se superó, sin contar aún diciembre, la cifra de mujeres asesinadas en 2019, que era de 29, al computarse de acuerdo al Secretariado de Seguridad Pública un total de 30 homicidios al último día de noviembre.

Los números están ahí, son fríos y oficiales. Junio y septiembre resultaron terribles en la estadística tétrica, con 8 y cinco lamentables asesinatos.

 

 *** 

En la antesala del proceso de selección de candidatos por el PRI, la que dio señales de vida nuevamente fue Paola Arroyo González, quien fuera abanderada tricolor por el distrito 17 de la capital. 

La joven exdelegada del Registro Agrario Nacional apareció con un mensaje navideño y de fin de año en sus redes sociales, lo que rápidamente corrió de boca en boca entre la militancia tricolor que está a la expectativa de que salgan convocatorias y candidatos para los cargos que desde ahora están en juego. 

Los clásicos buenos deseos para sus compañeros militantes y la población en general fueron lo de cajón, como el contenido muchos actores políticos debieron generar de esta forma ante la imposibilidad de realizar reuniones.

Pero lo que llamó la atención de los priistas fueron otras cosas de la carismática figura de Arroyo, quien sin disimulo alguno le metió ingredientes políticos a su breve mensaje que dio teniendo de fondo el colorido arbolito navideño de su casa.

“En 2021 vamos por la revancha”, dijo la excandidata tricolor, mensaje que causó revuelo dentro del Revolucionario Institucional porque unos lo tomaron como una alusión directa a su proyecto personal y otros como un discurso de apoyo a algunos otros aspirantes priistas.

Seguramente en los siguientes días habrá de despejar las dudas Arroyo González. Lo que no queda duda es que vuelve a escena y eso le hace bien al PRI, por ser una de las caras mejor vistas que sin problema alguno se puede parar donde sea.