Opinion

-Ahora intenta como jardinero

.

GPS / Columna

jueves, 14 mayo 2020 | 05:00

-Da Coparmex banderazo al 2021

-Parral aprieta por multas de Vialidad

-Juniors de la 4T con 9 mil pesos al mes

Para el anecdotario el intercambio entre el gobernador y su esposa en el programa “Chihuahua adelante”.

Se la ganó doña Cinthia Chavira con creces a su comunicador social que no sabía ni qué día era el de ayer.

Le agradeció Corral a la presidenta del DIF estatal su participación y ella graciosamente le contesta: “un gusto, aquí nos seguimos viendo”.

-Espero que sí, le respondió el gobernador.

Es una auténtica chunga el mencionado programa con el mandatario como único conductor y sus múltiples invitados.

La imagen central de la última versión es Corral agricultor, sembrando su hortaliza casera y dando consejos al respecto, en lugar de andar cabildeando con los banqueros que le bajen a los intereses de la deuda o estatal, o ayudando con insumos a los héroes de la salud... o enfrentando la violencia. Virtualmente o como sea, pero trabajando. Es un gobernador que no es gobernador.

Fuera máscaras. El sábado se hizo la prueba del Covid, el martes apareció en la novedosa conferencia de prensa con cubre bocas y ayer, ya ni cubre bocas usa, cotorrea y llama la atención, se queja del internet y de la pantalla. Es una versión light que busca socializar los temas delicados de la trágica pandemia. Cero formalidad y seriedad. 

En el contexto, llega la cifra negra de defunciones por el virus a 159 y 232 personas se debaten entre la vida y la muerte en los hospitales víctimas del coronavirus. La sensibilidad en el piso.

 *** 

Los “diálogos por Chihuahua” anunciados por Coparmex a partir de la semana entrante buscan formalmente discutir el panorama detrás de la pandemia, pero tienen aroma e inevitable sabor a inicio del proceso electoral del 2021.

Los personajes invitados con intervenciones vía internet, para plantear qué viene en Chihuahua después del Covid, son evidencia de ello. Estarán en redes sociales a partir del próximo 19 de mayo y hasta el nueve de junio. 

Por el PAN, Maru Campos y Gustavo Madero; por Morena, Cruz Pérez Cuéllar y Rafael Espino; por el PRI, Graciela Ortiz y Alejandro Cano, así como el independiente Armando Cabada. Los colores partidistas son de todos conocidos.

El sindicato patronal organiza el ejercicio bajo el convencimiento de la necesidad de su intervención para tener un estado y México mejor. “El propósito de estas sesiones es establecer un diálogo abierto, constructivo y propositivo”.

Se trata de una iniciativa apoyada por las seis representaciones patronales en la entidad, por lo que se espera difusión. Será un auténtico foro con personajes que veremos el año que entra en la boleta electoral.

En primer orden de aparición está el senador Cruz Pérez Cuéllar, como consecuencia de un sorteo, método con el cual se asignaron las intervenciones para evitar cualquier suspicacia.

El 2021 ya está a la vuelta de la esquina. Ni el Covid ni cualquier otra contingencia pueden dilatar el arranque del proceso electoral en lo informal.

En lo formal, deberá el Instituto Estatal Electoral (IEE) instalarse en diciembre, incluso antes de ello puede haber aspirantes dentro de los partidos. Es momento oportuno de realizar estos ejercicios de discusión.

Desde luego, reclamarán su espacio futuro para ese tipo de eventos como precandidatos que son a la gubernatura el superdelegado federal, Juan Carlos Loera; el alcalde de Parral, Alfredo Lozoya; el ex secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana, y el presidente del PRI en la entidad, Omar Bazán Flores.

 *** 

Es un verdadero problema para los municipios que prestan el servicio de vialidad y tránsito cobrar las multas que los viajeros dejan pendientes a su paso.

Por ello es inconcebible que no existe un mecanismo permanente, mediante el cual la recaudación de rentas estatal, en el cobro de la revalidación vehicular, haga efectivas dichas sanciones y las reporte a las tesorerías municipales respectivas.

Tuvo que enviar el ayuntamiento de Parral una sentida solicitud al Congreso, para pedir informes acerca de la firma de un convenio para hacer realidad dicho trámite burocrático.

El problema es que es otro año perdido. Prácticamente el grueso de los automovilistas ya realizaron el pago correspondiente a 2020, y con ello, la oportunidad de una recaudación por concepto de multas por parte de los distintos municipios, la mayoría, que veían en esta vía la posibilidad de recuperar algo de recursos.

Es una lástima que el fortalecimiento de las finanzas, aún con asuntos que debieran ser de mero trámite, pasen a segundo término para la administración estatal, que pelea con uñas y dientes un descuento en revalidación o una multa, y carece de solidaridad con el multillevado municipio libre.

La solución simple es la reforma a la ley de vialidad que Parral propuso mediante el oficio OFS-33/2020, pero que duerme el sueño de los justos.

 *** 

Con pinzas está sostenido el plan federal de regreso a la nueva normalidad. Ni con el pétalo de rosa quieren herir susceptibilidades, aun y cuando cuentan con la autoridad legal para hacerlo.

“Si hay una autoridad municipal, estatal que, de acuerdo a las características propias de cada región, de cada estado, decide que no va a acatar este plan, no habrá controversia. No vamos a pelearnos...”, palabras textuales del presidente López Obrador.

La cuestión es el argumento sustentado en datos duros. Chihuahua y Juárez presentan un incremento en contagios y defunciones en el análisis municipal, pero en el análisis estatal el color es verde, porque no pinta en la incidencia nacional.

Fuera de ahí, de acuerdo al criterio federal, muchos municipios podrían reanudar actividades gradualmente a partir de la primera quincena de mayo.

No tendría sentido alargar las medidas de estricta suspensión de actividades que ahorcan su economía.

Veamos hasta dónde aguanta la presión el Estado frente al análisis federal que va por la reanudación, con un esquema de auto control de las empresas y no un método draconiano como se pretende en Chihuahua, donde los discípulos de López Gatell salieron más papistas que el Papa.

 *** 

Mientras los llamados “servidores de la nación” gastan la suela y se arriesgan para entregar apoyos en medio de la pandemia, hay un grupito de privilegiados que ahora se conoce como “los juniors de la 4T”... que también están en la misma nómina y sin labor alguna.

Se trata del círculo cerrado del joven subdelegado federal en Chihuahua, Marcelino Gómez Brenes, integrado por amigos cercanos que de unas semanas a la fecha han ingresado al sacrificado servicio público.

Por los míseros 9 mil pesos al mes que paga la Secretaría de Bienestar a los “juniors” no les alcanza más que para acompañar al jefe a comidas y pachangas. Son unos cuantos pesos los que ganan pero son por hacer nada.

Cómo no les va a dar coraje a los trabajadores que sí andan en la calle expuestos al sol y a los riesgos si gente como Rodrigo Díaz, de Delicias; Fernanda Barrón y Aidan López Flores, de Chihuahua, ganan lo mismo que ellos, pero sin responsabilidad alguna.

Su labor se limita a seguir al subdelegado Gómez Brenes, con quien se toman la foto “trabajando” para Facebook y luego rematan la tarde con buenos vinos y comilonas en la casa de algunos ellos; eso sí es lo suyo, la fiesta y el futurismo político con el que desde ahora ya se reparten candidaturas.

Cabe recordar que tanto Díaz Zamora como Barrón Santana compitieron en las pasadas elecciones internas del año pasado, que posteriormente fueron anuladas, logrando ser elegidos como consejeros de Morena. De ahí que sean tan aceptados y protegidos en la nómina federal, contra los postulados de la necesaria separación del partido y el gobierno.