Opinion

-Ahora menos deben perderse de vista Marco y Manque

.

GPS / Columna

viernes, 10 septiembre 2021 | 05:00

-Maru rompe hielo con enviado de AMLO

-Con maletas gordas “Tito” Herrera se va de viaje

-El hilo de malas cuentas va hasta Hacienda

Con la presencia de Maru Campos como invitada de honor, hoy rinde protesta como presidente municipal Marco Bonilla Mendoza, hechura de la gobernadora y parte del mismo equipo que este año conquistó el poder estatal y retuvo la capital.

La sesión solemne de cabildo, en la que da entrada al nuevo cuerpo de ediles encabezado por Bonilla será en el Centro de Convenciones, con aforo limitado por la contingencia sanitaria.

Ahí, a las ocho de la noche entregará la administración formalmente Manque Granados, quien, como ya se había anticipado, de inmediato se incorporará al gabinete estatal, al cargo de secretaria de Innovación y Desarrollo Económico.

Previo al acto formal, ayer se dio la transición de forma tan tersa en el Palacio Municipal.

Ni Campos Galván ni Corral pudieron tener un proceso que trasmitiera confianza y responsabilidad del saliente. Ambos tuvieron antecesores que se quedaron rabones, no estuvieron a la altura de las demandas de la entidad.

Por eso el cambio a nivel municipal es ejemplar y digno de destacarse. Obviamente es determinante el factor de que es un mismo grupo político el que se mantiene en el poder.

Pero se espera que este sea el mejor augurio para la capital. Prácticamente se mantendrá bajo el mismo gobierno desde hace cinco años y otros tres más, tiempo más que suficiente para una planeación adecuada que sostenga la marcha que ha tenido y avance mucho más.

A partir de hoy ni la saliente Manque ni el entrante Bonilla deben perderse de vista. Vienen retos importantes a partir de 2022.

***

Se convirtió la toma de protesta de Maru Campos, en la Plaza de la Mexicanidad, en un acto político de impacto nacional y de cierre de filas con los representantes de la sociedad civil, para sacar adelante su ambicioso proyecto de reordenamiento institucional, francamente de rescate del lodo en que se encuentra.

Enganchó al enviado de AMLO, el Secretario de Agricultura, Víctor Manuel Villalobos, con quien hizo clic y enlistó pendientes de atención inmediata. La sonrisa en el saludo de ambos que se aprecia en la imagen, cortó el hielo de lo que algunos auguraban, sería el comienzo de una nueva batalla.

Se cobijó en Marko Cortés, el presidente con licencia en campaña y con el presidente del PAN en funciones.

Tenía en primera fila a Josefina Vázquez Mota y al gobernador Silvano Aureoles, así como a otras figuras como la representante de Nuevo México o el exsecretario del trabajo Javier Lozano.

Reapareció la jerarquía católica, desplazada y vilipendiada durante cinco años, en la presencia de Constancio Miranda Weckmann, el arzobispo chihuahuense.

Cerró alianza con el alcalde electo de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar y con Armando Cabada. La presencia de ambos es oro molido.

La joven gobernadora se plantó en el escenario, con buen manejo y fluidez. Nada de poses ni palabras rimbombantes. 

Con sencillez anticipó, cero confrontaciones estériles, posiciones claras y firmes, pero en un campo de ejercicio de la política.

Nada de persecuciones caprichosas con quienes se fueron. Nada más que el ministerio público haga su trabajo.

Los gritos de feministas embozadas y vestidas de negro, con tamboras, no distrajeron a la primer mujer gobernadora, que en lo general siguió el guión preestablecido, pero cuando improvisó lo hizo con agilidad. El operativo de contención funcionó, prevenidos después de los desmanes que provocaron el viernes pasado en el edificio de rectoría frente a Palacio.

La deuda, la seguridad, la salud, la educación, los temas prioritarios, con puntos sobre las íes. El desmarcamiento claro y contundente en relación a César Duarte. Ni perdón ni olvido.

Acentuación en las medidas de real austeridad y no ficticias como en el pasado. Viene la reingeniería en todas las áreas, centralizadas y descentralizadas.

Habrá periodo de mano dura en materia financiera. Nada de Fiestas Patrias, ni dentro de palacio con el VIP ni afuera. Viene en serio el apriete de cinturón.

Mujer de pocas palabras, ejecutiva, quien gobierna el estado Grande desde el primer minuto del pasado miércoles. 42 minutos le bastaron para delinear los ejes de seis años de gobierno.

***

Aún no se seca la tinta con la cual firmó la entrega recepción en la problemática y desahuciada Pensiones Civiles del Estado, y ya estaba empacando maletas el flamante extitular del área, Alberto “Tito” Herrera.

Nos mandaron una foto tomada a lo lejos en el mostrador de una de las compañías aéreas que funcionan en el aeropuerto Roberto Fierro, es del día de ayer, y muestra al contador público haciendo trámites, en la sección sky priority, faltaba más.

Llegó con retraso al aeropuerto, según nos dicen, apresurado, y debió hacer fila como cualquier ciudadano. Varias maletas, bastante voluminosas, muy cargadas, preludio de un viaje no muy cerquitas, más el clásico maletín porta laptop por si algo se ofrece.

Algo pasó con el trámite porque aseguran que tardó más de la cuenta, pese a la larga fila existente. Iba acompañado por una dama.

Es lamentable el espectáculo de estos funcionarios de medio tiempo y sin compromiso alguno con la importante función pública que desempeñaron, con fabuloso sueldo, durante cinco largos años.

Les importa un comino la función pública, y las observaciones que pudieran hacerles, o cualquier detalle que pudiera surgir. Ni siquiera van a contestar el teléfono desde el destino paradisiaco al cual se dirigen.

Literal salen corriendo de Chihuahua, ni siquiera esperaron mínimo unos días, es lo que la sobriedad, la lógica indica.

Pasaron por sus manos miles de millones de pesos, se deja una deuda tremenda, más de cinco mil millones, y se va tan campante de la ciudad. Cosas veredes.

***

La carta de presentación con la que se muestran los organismos descentralizados de cara a la nueva administración no es la mejor. Se huele el desorden en cada peso que se debe, en los 14 mil millones evidenciados al 31 de diciembre del año pasado por parte de la Auditoría Superior del Estado, en la difusión en micrositio.

Sin embargo, deberá hacerse un estudio minucioso para descubrir la suciedad que fue originada por el “desmadre” del anterior Secretario de Hacienda y su manipuleo de recursos de todos esos organismos.

Por ejemplo, habrán de revisarse con pinzas las cuentas de Pensiones Civiles del Estado, infladas aún después de la quita realizada hace una semana. El concepto de diferencial médico es un monumento al capricho, porque distribuye entre los organismos usuarios de pensiones una parte alícuota de la deuda, cuando debe existir un estudio actuarial que distribuya de acuerdo a lo ejercido por cada uno, conforme al gasto por beneficiario.

Así por ejemplo se despacharon con la cuchara grande contra la Universidad Autónoma de Chihuahua.

De ahí en más, será labor de Pepe Granillo en Hacienda, desmenuzar los números con auxilio de la Secretaría de la Función Pública, para deslindar responsabilidades.

Más aún, cuando los organismos descentralizados no se mandan solos. La mayoría de ellos tienen Juntas Directivas, en las cuales se aprueban los estados de cuenta y se presentan informes pormenorizados de manera cotidiana.

En esas juntas directivas hay asiento de la Secretaría de Hacienda y de la Función Pública. Ahí es donde está mucha de la responsabilidad compartida de quienes se acaban de ir dejando un completo desorden.

La publicación de las deudas por parte de la Auditoría Superior del Estado es sólo la punta del iceberg, hay que escarbarle poquito más.