Opinion

-Alcantarillas destapadas en la Tec y por la 23

.

GPS Columna

sábado, 05 noviembre 2022 | 05:00

-Hackeo que parece bendición para choferes

-El tétrico Distrito Colón por hallazgos

-Licitación de Sedena bajo sospecha

Las alcantarillas se han convertido en un peligro en general. Los amantes de lo ajeno siguen robándose las tapas, dejando abiertos agujeros como el que está en la avenida Tecnológico y Mercurio, justo frente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

La Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) no ha sustituido la pieza hurtada y, para evitar percances, colocó un improvisado señalamiento hecho con tubos de PVC y una llanta, como se observa en las imágenes de la versión digital de GPS. 

Otra alcantarilla abierta se encuentra en el cruce de la calle Escudero y 23a, en Santo Niño, donde los guiadores deben esquivar el hoyo para evitar una visita al mecánico y un gasto no previsto. Son sólo dos muestras de algo que, seguramente, se replica en otras vías de la ciudad. 

No tenemos conocimiento de algún programa financiero para pagar los daños ocasionados por estas alcantarillas sin tapa. Si no hay tapa, debería ser un problema a resolver de inmediato por la dependencia, y no constituirse en riesgo grave.

La JMAS tiene la tarea no sólo de cubrir las alcantarillas sino de coordinarse efectivamente con la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) para inhibir este tipo de robos. Ahí están las cámaras de seguridad.

Hay un agregado. Son un riesgo esas alcantarillas sin tapa no sólo para los automovilistas, sino también para los peatones, no se diga para los menores de edad.

Ese metal tendría que ser difícil de vender, porque sólo en negocios especializados podrían ser procesados para ser convertidos en alguna estructura útil.

Ni modo que los ladronzuelos se los lleven para decorar la casa. Esas piezas deben estar siendo aprovechadas ilícitamente y con gran ganancia.

***

Hace unas semanas se presentó un hackeo a los sistemas para la expedición de licencias de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) que, irónicamente, cayó como una bendición a los choferes de transporte público federal, toda vez que impidió que los encargados de dicha dependencia en el estado siguieran desfalcándolos. 

A raíz del ciberataque, nos dicen que, literal, el delegado Luis Carlos Ramírez y sus gentes más cercanas tuvieron que sacar las manos del procedimiento para emitir o renovar dichos permisos, por la inoperancia del sistema.

Y es que entre el gremio corre la queja de que nadie sale de las oficinas sin dar un moche para poder pasar el examen médico, a pesar de contar con cabal salud y aptitudes físicas para obtener su licencia.  

Se habla bajita la mano de 2 mil pesos a los transportistas, incluso mucho más cuando hay algún detalle que llame la atención, algún nivel bajo o alto de glucosa, alguna deficiencia pequeñísima en la vista o cualquier cosa que al médico de turno no le guste.

Hay tristeza en distintos niveles de la delegación, personal de medio y alto pelo, incluyendo galenos, porque la caja ha dejado de sonar por el momento, con las decenas de solicitudes por semana que se tramitaban.

Caja chica para lo que se ofrezca, comentan los choferes, quienes han tenido días de contento precisamente por la bendición del ataque cibernético. Nadie sabe para quién trabaja.

***

Hay algunas empresas que andan tras el jugoso contrato para la adquisición e instalación de 170 arcos de rayos X, en las aduanas fronterizas de todo el país, incluyendo las ubicadas en Juárez, Ojinaga y Puerto Palomas, cuyo objeto social poco o nada tiene que ver con el proyecto.

Está Ingeniería Operativa SA de CV con su escritura 2773, constituida en noviembre de 1997, con objeto social “Servicios de suministro, operación, administración, mantenimiento,  arrendamiento, así como profesionales técnicos, asesoría, operación y mantenimiento técnico, consultoría de bienes y equipos”.

Otra empresa es Provetecnia SA de CV, constituida conforme escritura 63261, de 1984, con objeto social “prestar servicios profesionales técnicos, de asesoría, mantenimiento, arrendamiento, consultoría, representación, capacitación, y operación, ejecución de trabajos y gestiones en los ramos legal, y fiscal, contable”.

Una tercera empresa interesada en los susodichos equipos de escaneo, es GE Sistemas Médicos de México SA de CV, dedicado a la importación y exportación, venta y distribución de equipo y sistemas médicos de toda clase para su uso en hospitales, clínicas, diagnostico, médicos, o para instituciones de salud, gubernamentales o sociales. Comercio al por mayor, de mobiliario, equipo, instrumental médico, y de laboratorio, reparación y mantenimiento de maquinaria y equipo industrial.

Tendrá que revisar con lupa la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), responsable de lanzar la licitación. No sería nada raro que se prefiriera a una de estas empresas –con favorable recoveco en dicho objeto social- por encima de otras, que es patente el conocimiento y manejo de los equipos sofisticados de rayos X que se desean adquirir. Tenemos las imágenes de lo que encontramos al respecto en una búsqueda de internet.

No son unos cientos de miles los que están en juego con la licitación que ya se encuentra en marcha, sino millones de pesos, con el agregado de la importancia que tienen esos escaners para el combate del contrabando de drogas, armas y por supuesto, el trajín ilegal de toneladas de productos y mercancías que evaden al fisco.

***

El Distrito Policial Colón se ha vuelto zona de hallazgos y hechos macabros. Apenas ayer fueron localizadas dos osamentas en un inmueble de la colonia Nuevo Triunfo, muy cerca de donde se desenterraron tres cuerpos en junio pasado. 

Los restos encontrados ayer se encontraban en el patio de una vivienda. Debido al estado de descomposición aún no ha sido posible identificar a las víctimas. En el caso de lo ocurrido en junio, los cuerpos fueron encontrados en una granja que fue cateada tras liberar a dos personas privadas de la libertad. Por estos hechos fueron detenidos dos hombres y una mujer. 

En esa misma zona de la ciudad, pero en la colonia Sahuaros, se presentó la masacre de seis personas el 12 de julio, en una vivienda que era usada como picadero y donde tres de las víctimas formaban de un grupo criminal, de acuerdo a lo señalado por el fiscal general, Roberto Fierro. 

Es conocido que este sector de la ciudad es escenario de delitos de alto impacto, sin embargo, no deja de sorprender lo tétrico de este tipo de eventos que para colmo, siguen si quedar plenamente esclarecidos.

Es un distrito sobre el cual hay que poner especialmente atención.

***

Denunciamos en este espacio hace unos días el abuso de personas ajenas a los periodistas, que hacen uso indebido del estacionamiento que se encuentra a un costado del edificio Héroes de Reforma.

Ahora no se trató de ningún particular, sino de un empleado de gobierno. La unidad pertenece a los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua, con placa ENP-4569, Aveo de color blanco, número económico 7086.

El auto tiene un número para quejas 6144291336 y un correo electrónico vehiculos@seech.edu.mx.

Entendemos que ellos también andan chambeando, pero gobierno tiene un estacionamiento propio, o bien, tiene personal para que los lleven y los recojan, cuando tengan que ir a realizar trámites a las oficinas de la Secretaria de Educación o a la Secretaria de Hacienda.

El espacio en el que se estacionaron es exclusivo para que los reporteros podamos realizar nuestro trabajo.

*** 

Todavía está fresco en la memoria de los periodistas de la capital de estado el boicot, la agresividad y el sabotaje ejercidos contra los reporteros por dos amigos y funcionarios de Javier Corral que laboraban en el área de comunicación social.

Seguramente atendiendo las órdenes de su patrón político, Enrique lomas, que se desempeñó como director de Radio y Televisión y Alejandro Salmón Aguilera como vocero de la Secretaría General de Gobierno, ahora le andan tratando de mover el tapete a los Gobiernos estatal y municipal con la famosa obra de La golondrina y su príncipe.

En papel nuevamente de reporteros al quedar desempleados pretendieron hoy hacer lo que antes impidieron a sus entonces colegas, tratar de investigar más tras bambalinas en este caso de dicha obra.

Antes fueron los policías de Corral para impedir el ejercicio periodístico hoy se quejan de los policías y vigilancia privada que resguarda instalaciones con equipo de muy diversa naturaleza ya dispuesto para la funciones que vienen. Querían trato privilegiado, derecho de picaporte que antes negaron.