Opinion

-Alguien no respeta el cajón azul en la Uni

.

GPS / Columna

miércoles, 04 mayo 2022 | 05:00

-Faltó un real empujón de Sindicatura contra Lifer

-No pudieron vs duartistas, menos contra corralistas

-Tres muertos por Covid son llamada de atención 

Ha sido una tenaz lucha de las organizaciones que protegen los derechos de las personas discapacitadas, en busca de que se respeten los cajones azules sin excepción alguna, lo cual ha sido dificilísimo.

Tenemos una imagen que nos enviaron, donde hay una pickup estacionada sobre un espacio reservado para personas discapacitadas.

Son escenas que infortunadamente se han convertido en constantes por todos rumbos de la ciudad, inclusive centros comerciales, instituciones educativas y del sector público.

La foto corresponde al campus uno de la Universidad, que podemos observar en nuestra edición digital.

Aún y cuando sea de uso momentáneo, los cajones tendrían que respetarse, porque de acuerdo a la ley esta prohibidísimo hacer mal uso de ellos.

***

Tiene el contrato firmado por el ayuntamiento con Lifer, una serie de cláusulas cuya violación podría llevar necesariamente a la recisión en la prestación del servicio de recolección de basura, que ha sido desastroso por parte de la mencionada compañía.

Es clarito el contrato, “Novena. - Incumplimiento y rescisión administrativa. - El Municipio podrá rescindir administrativamente este contrato en caso de incumplimiento de las obligaciones a cargo del prestador”.

Por ejemplo, la prestación de servicio en determinadas colonias, en un horario específico, con tal número de unidades, de un modelo reciente, con mantenimiento y pintura adecuada para la imagen que se quiere dar.

Nada más el modelo de las unidades o su mantenimiento le daría a la Secretaría del Ayuntamiento elementos para ir en contra de la empresa y terminar de una vez por todas con el incumplimiento, no de ahorita, sino de siempre.

Pero hasta donde sabemos, la sindicatura, con su informe, poco ayudó a ello. Lo que se dio a conocer en la sesión de cabildo de la semana pasada fue publicado en el informe que aparece dentro de la página sidecuu.com. 

Del informe Lifer, se carece de más información de lo que se habría entregado al ayuntamiento, donde pensamos tendría que estar, por ejemplo, un seguimiento puntual a las bitácoras para revisar el cumplimiento, calles, colonia, horarios, número de unidad e incluso, actas administrativas levantadas, con testigos y todo el formalismo legal.

Ahí es donde está el verdadero quid, y no en las generalidades presentadas, que sólo son un grito en el desierto, sin los elementos objetivos que apoyen la decisión largamente acariciada de dar por terminado un contrato que ya tiene más de una década y que ha dejado más sinsabores que demostración de servicio adecuado.

En ese trabajo pulcro, detallado, fundado y motivado, que seguramente tendrá la sindicatura por ahí guardadito, están los puntos finos, para ser un apoyo auténtico al ayuntamiento, en la tarea de salvaguardar los bienes y el ejercicio de recursos municipales, que al final, son de todos los chihuahuenses.

***

Tendrían que comparecer las exsecretarias de la Función Pública en la administración corralista, para explicar las inconsistencias en la auditoría de los procedimientos administrativos seguidos contra funcionarios duartistas.

Mónica Vargas y Stefany Olmos, junto con sus responsables directos e inmediatos, tendrían que explicar cómo es que se cometieron errores garrafales como los que está evidenciando la Auditoría Superior del Estado, en la sustanciación de los procedimientos.

Por ese incumplimiento normativo y procedimental, podría no haberse llegado a una determinación de sanción en contra de los exfuncionarios duartistas, aún y cuando al parecer existían todos los elementos para ello, incluida la dosis de venganza del corralismo, pero ni aun así se llegó a la determinación de responsabilidades.

Si contra los duartistas no se pudo, menos en el caso de los que pertenecían a la misma administración.

El arqueo o revisión tendría que ir más allá, a los procedimientos instaurados en los cinco años, en busca de la misma simulación que ocultó complicidades y abusos en las diferentes áreas de la administración estatal, central y descentralizada en el corralismo inmediato.

Por ejemplo, revisar las determinaciones en el caso de la Secretaría de Salud con los famosos bonos de 100 mil pesos que se supone fueron regresados, pero de los cuales, en ese detalle fino, no se conoce más.

Lo mismo podríamos hablar de otras situaciones ocurridas en Educación, Desarrollo Rural y demás dependencias, donde las denuncias y señalamientos están ahí guardados en el archivo cómodamente dictado.

***

Los tres muertos por Covid registrados ayer en el reporte diario emitido por la Secretaría de Salud Estatal, son sin duda una auténtica estrujada y llamada de atención a la sociedad. Todos ellos, dos personas de esta capital y una más de Delicias, tienen rostro, y familia que hoy los llora.

Es cierto que tenemos niveles muy bajos de contagios, que colocan a nuestra entidad en el lugar 14 a nivel nacional.

Las estadísticas de contagios y muertes se han movido casi nada en las últimas semanas, en relación al inicio de año, no se diga al 2021 y 2020.

Pero hablar de tres fallecimientos es comprender que hay una real presencia de contagios y gravedad de la enfermedad, lejos de lo que hemos vivido en el pasado reciente, pero real al fin.

Tenemos apenas cinco nuevos contagios a nivel estatal, y a nivel nacional casi seis mil en una semana. La tasa de casos activos es de 2.2 por cada 100 mil habitantes en Chihuahua.

Hoy será definido el futuro inmediato del cubrebocas que ya nadie soporta y en muchos lugares ha ocasionado verdaderos abusos, pero al menos debe seguir siendo usado en espacios públicos sin ventilación adecuada.

Es recomendable evitar lugares concurridos, ventilar los espacios cerrados, cubrir la boca con el ángulo interno del brazo al toser o estornudar, y evitar el saludo de beso, mano o abrazo con otras personas, y en su caso, realizar prueba de diagnóstico ante la presencia de algún síntoma de tipo respiratorio.

El exceso de confianza es mal consejero.