Opinion

-Aparece carpeta de Aras bajo escritorio

.

GPS / Columna

viernes, 10 junio 2022 | 05:00

-El ‘Dios bendiga a Chihuahua’ ya no es plus

-Hay culpa morenista por millón de votos

-Hizo alcalde lo que le pidieron no hacer

Hay desesperación de defraudados de Aras que no ven cuándo tendrán una solución para recuperar la totalidad o cuando menos parte de la inversión.

Sienten que no avanzan los procesos, aún y cuando ya se han judicializado muchas de las denuncias y hay detenidos, pero del pez gordo nada, ni una mísera escama.

Recibimos imagen de una carpeta con la leyenda Aras que se encuentra en la Unidad de Delitos Patrimoniales de la Fiscalía (Foto en versión digital de GPS).

Probablemente está ahí la carpeta simplemente guardada, pero la interpretación que le dan quienes la enviaron, es que sienten es reflejo de lo que han hecho los agentes ministeriales y ministerios públicos, irse desentendiendo del asunto.

Incluso ven que se trata de un asunto en el cual en su boom recibió apoyo, pero se ha venido diluyendo con el paso del tiempo, regresando a los agentes comisionados a sus áreas de responsabilidad.

***

Once largos minutos tomó el micrófono César Duarte para irse con todo en contra del wevón exgobernador Corral, por el proceso que se le sigue en contra y mostrar su confianza en la autoridad judicial.

Fue un desahogo emocional en pieza de oratoria con el infaltable “que Dios bendiga a Chihuahua” que poco aporta jurídicamente a su defensa. Él mismo lo sabe, al exculparse frente al juez por dirigir el discurso final de una larguísima audiencia de vinculación a proceso.

No lo sabemos a ciencia cierta, porque forma parte de la estrategia jurídica de la defensa, pero podríamos asegurar que se cocina el primer amparo contra de la medida cautelar y del mismo auto de vinculación.

Del otro lado del país, a mil 500 kilómetros, el Presidente de la República se ha referido al tema, a pregunta expresa, y casi casi a tirabuzón le han sacado opinión, dos días seguidos.

Ayer de plano se mostró distante y desinformado en relación con las carpetas de investigación que no formaron parte de la extradición.

Será por eso que el exwebornador apareció sorpresivamente en Palacio al mediodía. Solícito acudió corriendo a pasar tarjeta informativa que debía corresponder al Fiscal General de la República (FGR). 

Veremos qué tanta gracia le hace eso a Alejandro Gertz Manero, en particular porque fue Corral el responsable de estar al pendiente de la extradición y llevó mano al momento de determinar por cuáles denuncias sería traído.

Le caló a Corral aquello de que hubo deficiencia en la fundamentación con dolo político. Lo que faltó es la ausencia de oficio y torpeza con que se hicieron las cosas desde Chihuahua en aquel entonces.

Ahora tratarán de pedir la excepción al principio de especialidad, pasando por encima del mismo Tratado, cuyo supuesto no es aplicable sino en el caso de que haya solicitud de un tercer país.

La letra chiquita sigue haciendo estragos en el deficiente estudiante de derecho que casi hizo la licenciatura por correspondencia en Sinaloa.

***

No son PAN y PRI los únicos que tendrían que dar explicaciones a su militancia y a los sectores que confiaron en ellos en las pasadas elecciones, por los pobrísimos resultados obtenidos en el detalle a nivel casillas, sino que también Morena al perder un millón de votos que AMLO obtuvo en 2018.

Tendría que ir casi de rodillas el dirigente nacional morenista desde las oficinas centrales del partido al Palacio Nacional, pidiendo clemencia, porque no es menor esa cantidad de votos perdidos de una elección a otra, cuando tenía todo el aparato gubernamental a su favor, 500 mil millones de pesos en apoyos sociales, miles de servidores de la nación a disposición, el Ejército, la Armada e incluso –se dice- hasta grupos criminales.

Andrés Manuel todos los días en la mañanera en franca y abierta campaña, igual que sus funcionarios de primer nivel, Adán Augusto, Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum, Ricardo Monreal, y quienes quieren ser gobernadores en Coahuila y Estado de México. No se escatimó nada.

Perdieron Delgado y sus operadores responsables, en números casi exactos 1 millón 249 mil 169 sufragios: 166,997 en Aguascalientes; 106,387, en Durango; 212,785, en Quintana Roo; 75,258 en Tamaulipas; 197,682, en Hidalgo y 590,060, en Oaxaca.

Es obvio que hay alerta rojísima, escondida debajo de la alfombra, por las fanfarrias de haber ganado 4 de seis elecciones estatales, diputaciones, ayuntamientos, etcétera. Tendría que ser revisado el dato, porque ahí en esas diferencias se encuentra simulación y traición, ingrediente digno de ser valorado fríamente, echando rayita con las dirigencias locales, superdelegados y operadores.

Le valió a Mario Delgado que hubo una bajísima participación electoral que en promedio fue del 46 por ciento y que, si Morena perdió votos, lo mismo y peor ocurrió con la oposición que francamente se desinfló en relación con las elecciones del 2016. Imposible no ver este dato como elemento de una operación de los gobernadores a contrapelo de la coalición Va por México e inclusive del mismito PRI donde no fue en alianza.

***

Encabezó la gobernadora Maru Campos el evento “Un año de grandes transformaciones” con desglose realizadas y por realizar.

Hay manejo del escenario, oraciones cortas y pegadoras. Las ideas se transmitieron de manera sencilla y coloquial.

Destacó salud, seguridad, obra. El éxito en el reordenamiento administrativo; la solución al boquete de los descentralizados, la ayuda social.

“En Chihuahua ya hemos tenido suficiente del “no se puede”, y del “no hay dinero; nosotros entendimos que, con responsabilidad y orden, juntos sí podemos”.

Es mensaje no sólo a los ciudadanos, sino a su equipo de trabajo. Debe redoblarse el esfuerzo en ciertas áreas para cumplir con las metas.

***

Al inicio del proceso de regularización de vehículos “chuecos” hubo dos mensajes muy claros desde Palacio Nacional para gobernadores, alcaldes, legisladores y otros líderes del morenismo de todo el país.

El primero fue que nadie hiciera caravana con sombrero ajeno, o sea que no se adjudicaran logros no propios, sino que reconocieran y difundieran la idea de que el mérito es del gobierno federal.

El otro mensaje también fue claro. Nada de organizaciones “pafas” podrían entrar como intermediarias, facilitadoras, enganchadoras o lo que fuera, porque es bien conocido el negocio que hacen líderes sociales con los vehículos internados de forma ilegal al país.

Prácticamente todo el mundo lo entendió... todo el mundo, menos el alcalde morenista de Guerrero, Carlos Comadurán Anaya, quien hizo lo opuesto a lo ordenado. Hizo todo lo que no debía hacer y hasta lo presumió por todos los pueblos de su municipio.

Además del ridículo porque debió recular de mil maneras, Comadurán hizo alianza con una “pafa” que opera en Cuauhtémoc, Guerrero y otros municipios de la región, para supuestamente facilitar los trámites de importación de esas unidades ya importadas sin cumplir con la ley.

Durante algunas horas, circuló profusamente por redes sociales el video en vivo que hizo el presidente municipal junto con Jonathan Villalobos, dirigente de Onapafa, con el supuesto aval de Alejandro Holguín, director del Registro Público Vehicular (Repuve) en el estado.

El material fue retirado de las redes (pero hay evidencia de que existió), hasta que le jalaron las orejas al alcalde Comadurán, quien por algún motivo le había entregado el negocio de la regularización a la conocida intermediaria que sí tiene fines de lucro.

Ni modo que haya sido mera ingenuidad del responsable de dirigir los destinos de Guerrero si tiene un colmillo político que le arrastra hasta el suelo.