Opinion

-Aparecen en nómina marido, esposa, hermano...

.

GPS / Columna

viernes, 06 noviembre 2020 | 05:00

-Perjudica la caja china a Cristopher

-Seguirá en veremos el Pin Parental

-Por deuda, barco corralista va en pique directo

 

La imagen que muestra un caso más del nepotismo premiado por el corralismo ha comenzado a circular en los grupos panistas. Puede verse en la edición digital de GPS con santo y seña de quienes conforman el selecto grupo de funcionarios señalados, todos beneficiarios de la nómina pública.

A la cabeza aparece Flavio Filomeno Acosta Cano de los Ríos, hoy director del Conalep, con una larga y polémica trayectoria en puestos públicos. Es el de más alto sueldo, 78 mil pesillos mensuales, al menos lo reportado oficialmente.

Su esposa Marisela Espinoza Fernández es la coordinadora del Servicio Profesional Docente de la Secretaría de Educación y Deporte. Apenas 25 mil al mes aparece como salario oficial. 

En Jiménez, donde los Acosta tienen sentados sus reales, el presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento es Ángel Espinoza Fernández, cuñado de Flavio Filomeno, cuyo hermano Leopoldo Acosta es el tesorero de la misma dependencia. Mal pagados no están ellos. 

Para rematar, la recaudadora de Rentas en ese municipio es María Dolores, hermana del patriarca de los Acosta Cano de los Ríos, con sueldo arriba del promedio de quienes ocupan esos cargos por todo el estado.

La imagen que los muestra a todos por debajo de su jefe Javier Corral apareció en los chats del albiazul justo a unas horas de que, se supone, los Acosta se van a convertir en grandes inquisidores de los rivales internos del corralismo en el PAN. 

Se habla de que, sin recato alguno, ni por ese nepotismo directo en un caso y disfrazado en otros, los Acosta van a presentar solicitudes a la Comisión de Orden de Acción Nacional, a fin de expulsar a los panistas que hayan mostrado algún tipo de desacuerdo con las decisiones del mandatario estatal.

Sin duda muy mala elección de los inquisidores. Con qué cara podrían demandar correctivos al panismo si la conducta individual y familiar deja mucho que desear.

*** 

Ha jugado a la caja china exhibida con maestría en el largometraje mexicano de Luis Estrada intitulado La Dictadura Perfecta, aprovechando el Covid como distractor afortunado para salir del apuro de una administración desastrosa.

Le cayó como anillo al dedo la pandemia para disfrazar sus intenciones políticas bajo el argumento de la necesaria persecución de delitos. 

Los ciudadanos comunes encuentran cerradas las oficinas, sin ministerios públicos y con citas canceladas. Los expedientes no se mueven ni por error en los escritorios de la Fiscalía, menos en los juzgados, donde la parálisis es oficial.

Pero los expedientes X no tienen ningún impedimento, porque siguen otra lógica, la de la venganza vil y simple.

Ahora le tocó el turno a Cristopher James Barousse, involucrado en la llamada nómina secreta de Duarte. La confianza lo hizo bajar los brazos y ponerse de pechito, creyendo en que Corral sólo pensaba en Covid. 

Desde ayer el exdirigente estatal y nacional de jóvenes priístas es residente de Aquiles Serdán. Su asunto se fue cocinando lentamente desde hace cuatro largos años. El timing es político y en ningún momento de carácter judicial, bajo la sombra perfecta de una pandemia.

El Covid ahora le sirve al gobernador como distractor necesario con sus enemigos políticos, pero le será útil para justificar el total desmantelamiento del sector salud, el fracaso en educación, la ausencia de obra pública, la inseguridad terrible con homicidios y delincuencia organizada funcionando sin reparo alguno en plena luz del día.

Es también pretexto para obstruir lo que sea necesario en los procedimientos judiciales donde tiene un interés, de ese tamaño las bondades del virus que llegó para quedarse. Las dos agendas del gobernador, una en la que se muestra compungido y abrumado y otra en la que tenebra sin pudor alguno.

 *** 

Se volvió a patear el bote en el tema del Pin Parental. Abrirá la Comisión respectiva las mesas técnicas, donde se invitará a comparecer a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para que manifieste si la medida atenta en contra de los derechos humanos de los niños y niñas.

Serán dichas mesas un pandemónium sin posibilidad de diálogo alguno entre los grupos que proponen el Pin Parental y los que se oponen al mismo.

Es una táctica dilatoria que impedirá cualquier resolución en el corto plazo, menos con las elecciones encima y un tema que levanta polémica. 

Se trata a toda costa de evitar un daño en la posición ideológica del conservadurismo panista.

*** 

Está que echa lumbre el semáforo de deuda a corto y largo plazo del Gobierno del Estado. Son datos del segundo trimestre, en un color amarillo que necesariamente tiende al rojizo. Debería ser colorado.

Sólo dos las entidades en el país que tienen una deuda pública y obligaciones sobre ingresos de libre disposición, tan elevada como Chihuahua. Son Coahuila en un 167 por ciento y Quintana Roo en un 146 por ciento.

Chihuahua tiene comprometidos los ingresos de libre disposición en un 138 por ciento, ni Houdini, el famoso escapista, tenía tan atadas las manos.

El otro indicador también delicado es el servicio de deuda y obligaciones sobre ingresos de libre disposición. Por las mismas, sólo nos ganan las mismas entidades, Quintana Roo y Coahuila.

El tercer indicador, obligaciones a corto plazo y proveedores y contratistas sobre ingresos totales, también por la calle de la amargura.

 Por eso el anuncio de una caída en los ingresos federales del orden de siete mil millones de pesos para 2020 elimina cualquier posibilidad de maniobra. 

Va el barco en pique directo, cantada la necesaria contratación de deuda a largo plazo, ante la imposibilidad de absorber una reducción de esas dimensiones y menos pagar allá por junio algún contrato emergente a corto plazo.