Opinion

-Arrebatan negociazo a los abogados coyotes

.

GPS / Columna
martes, 15 octubre 2019 | 05:00

-El exsecretario de gobierno domina el dominó

-Plebiscitos pueden ser más baratos

-Gómez Brenes es Juan Carlos Loera


Acaba de darse un buen manazo en el negocio de la cobranza de cartera vencida por parte del Instituto Nacional del Fondo para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit).

Se le quitó el negociazo a los delegados y a sus amigos en los despachos de abogados, cerca de 300 en todo el país, que cobraban fuertes regalías por amenazar a los deudores del organismo.

Eran dichos grupos demoniacamente creativos, mediante llamadas telefónicas y entrega de documentos que hacían pasar como judiciales, para atemorizar de manera constante, las 24 horas del día.

Ahora se crearon “agencias de soluciones”, que ofrecerán a los acreditados alternativas, en un cambio de política que deja a un lado -se supone- la cobranza agresiva.

Se tratará de incentivar el pago continuo y oportuno antes de iniciar juicios para recuperar vivienda.

Sin embargo el contexto no es sencillo. En Chihuahua, al mes de julio del presente año, la cartera vencida era de más de 14 mil derechohabientes, por un monto total de adeudo vencido de cinco mil millones de pesos, algo así como el siete por ciento del total de los créditos.

La cobranza sobre ese dinero es un negocio millonario que los delegados del Infonavit acordaban con un alto grado de discrecionalidad, y que ahora será distribuido en sólo 19 despachos, con decisión cómoda e intencionalmente centralizada desde la Ciudad de México.

Uno de esos despachos que se favoreció por decenas de millones durante los regímenes de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto es el del juarense, Javier Gómez Ito, miembro de un grupo llamado ECO dirigido por Federico Barrio Jr, sobrino del exgobernador Francisco Barrio.

Los miembros de ese grupo debieron reunirse anoche con el gobernador Corral en una residencia de Campos Elíseos. Buscan ampliar sus negocios a los medios informativos.

***

César Jáuregui Robles se lució en lo que se ha convertido en su principal distracción y esparcimiento desde hace muchos años: el dominó.

En la imagen muy sonriente en el torneo clasificatorio para un encuentro de talla internacional, el 6th Annual World Domino Tournament, que tiene bajita la mano cinco mil dólares a repartir en la categoría individual y dos mil quinientos en pareja.

Se dice en su publicación en redes sociales como clasificado, en una imagen subida apenas al inicio del mes de octubre.

Es conocida la fama del abogado en esos menesteres, con una categoría que lo aleja años luz de los pone fichas que abundan sobre todo en el gremio periodístico.

Se le ve relajado, tras dejar en el pasado el stress del embudo de problemas que significa la Secretaría General de Gobierno y el permanente pie en el cuello del compadre gobernador Corral.

Esa sonrisa de oreja a oreja lo dice todo (foto en versión digital). Claro le llovieron felicitaciones y uno que otro aventado que ya trabó compromiso, sin saber a lo que se atiene.

No falta el incauto que cae en sus redes, más ahora que tiene tiempo para dedicarle espacio a uno de sus entretenimientos predilectos.

Tiene fama de ser el mejor libra por libra, si es permitida la expresión, literalmente bien embonada con su infinito placer gastronómico.

***

Desde hace unas semanas se encuentra en la cancha del Congreso del Estado y de la Secretaría de Hacienda el presupuesto para organizar los procesos plebiscitarios referentes a los proyectos de alumbrado público, correspondientes tanto a Chihuahua y Juárez.

Son por arriba de 20 millones de pesos los gastos que se enviaron por el Instituto Electoral mediante el oficio IEE-P-925/2019, y se refiere a los procesos plebiscitarios 03 y 04 del 2019.

Pocos detalles se conocen de dicho documento, pero ha trascendido que podría considerarse el mecanismo de voto electrónico para reducir costos, en lugar de imprimir más de dos millones 700 mil boletas.

Asimismo se obviaría la elaboración de urnas, actas y demás materiales electorales, como el cancel para garantizar la secrecía del voto.

Se buscaría el registro y participación honoraria de ciudadanos para cuidar el voto en mesas de participación, pero muy lejos de los miles que son convocados en las jornadas electorales.

La única cuestión son las desconfianzas que deberá sortear el órgano electoral, a través de convencer mediante transparencia que el proceso electrónico es igual de confiable que el proceso tradicional basado en el papel.

Sería un procedimiento inédito.

En caso de no lograr construir confianza, por la resistencia natural de los diversos actores políticos, empezando por el Ejecutivo, el Legislativo, los ayuntamientos y los mismos solicitantes del procedimiento, el plebiscito prácticamente estaría condenado a no efectuarse debido al alto costo de su realización, que ni cerca se encuentra realmente de los costos presentados.

Tendría en dado caso que ser empatado con un proceso electoral y el próximo es el del 2021, donde se elegirá gobernador, alcaldes, diputados y síndicos, con lo cual, el plebiscito terminaría inevitablemente contaminado por la contienda político electoral.

Más cuando María Eugenia Campos y el mismo Armando Cabada podrían estar muy seguramente en las mismas boletas, pero en busca de la gubernatura.

***

No se han atendido con la debida puntualidad las acciones para combatir la enfermedad de Rikettsia, que es provocada por la mordedura de garrapata.

Aún existen ayuntamientos que no adoptan acciones contundentes en materia de limpieza. Ello provoca crisis como la ocurrida el año pasado, con más de 40 casos y dos decenas de defunciones.

Sin embargo las acciones desde los ayuntamientos son una parte. La otra tiene que ver con la capacitación del personal médico y de enfermería.

El 65 por ciento de los casos podría atenderse con éxito si hubiera una detección oportuna, pero en los hospitales aún se cometen errores de diagnóstico.

Es una enfermedad letal en un par de semanas sin un diagnóstico adecuado y el medicamento correspondiente.

Nos dicen que hay varios procedimientos de responsabilidad por la falta de un diagnóstico clínico oportuno, contra instituciones oficiales de salud.

Son demandas millonarias, que son atendidas con tortuguismo, en busca de patear la responsabilidad hacia la siguiente administración.

Por supuesto, existe preocupación en las asociaciones y colegios médicos, porque algunas de estas demandas van contra los mismos médicos en lo personal, que son intervinientes de primer contacto y que se encuentran limitados ante una precaria existencia de medicamento.

***

El joven subdelegado de Bienestar, Marcelino Gómez Brenes, logró colar algunos consejeros que van a representar sus intereses en la asamblea de Morena.

Pero entre la propia militancia capitalina, donde están los distritos sexto y octavo, hay rumores de que dichos consejeros fueron ya comprometidos con su jefe el superdelegado Juan Carlos Loera.

Para muestra un botón: en el distrito ocho, Luisa Rey logró curiosamente llegar en fórmula con la mayoría de los que quedaron y que son del equipo de Hugo González, coordinador de asesores del grupo parlamentario de Morena.

De tal modo los jóvenes Rodrigo Díaz y Fernanda Barrón se suman a González que hasta el momento sigue posicionado como fuerte candidato a dirigente y que mantiene buena relación con Loera de la Rosa.

Y es que en el distrito ocho llegaron jóvenes como Herminia Gómez, Ana Karen Ávalos, Adela Villalobos y una joven desconocida entre la militancia pero que logró llegar vaya usted a saber cómo, Zaira Ávila. También va el mismo Hugo González, Luis Rascón, Juan Pablo Mena, Jonathan Estrada y Aldo Domínguez.

En el Distrito sexto llegó muy fortalecida la joven Ximena Reyes, además de Obdulia Becerra y Elena Rojo, de quienes se sabe son del equipo de Gómez Brenes; también ganaron Fernanda Barrón y Daniela Pérez Abbud, que serán consejeras loeristas.

Se encuentra también alguien a quien se le tendría que seguir los pasos como Osmand González; y del equipo de Hugo González, están Roberto Álvarez y Juan Chávez, mientras que Óscar Castrejón juega totalmente con Loera y Rodrigo Alonso Díaz, gente también de Marcelino, que a final de cuentas se le sumaría también a la causa del superdelegado.