Opinion

-Cantina de barrio puede más que Gobernación

.

GPS / Columna

jueves, 08 julio 2021 | 05:00

-Presumen transparencia con grabación ilegal

-Es visita con AMLO espaldarazo anticipado

-Sin cubreboca pese a síntomas de Covid

Muchas fallas debe haber en la Subdirección de Gobernación municipal, luego de que 70 familias aseguran que tienen tres años peleando por regular el ruido que hace una cantina.

Denuncias, quejas y firmas no han sido suficientes para que dos subdirectores, Isaac Díaz y ahora César Komaba, no hayan podido hacer que una cantina de barrio pueda acatar las leyes de convivencia del municipio.

Más extraño aún es el hecho de que los vecinos pongan su queja y a los 15 minutos el ruido termine por un corto tiempo, para luego reiniciarlo después.

De ser cierta la denuncia de los vecinos de Villa Juárez, la dependencia y el 911 deben estar saturados de quejas por el exceso de ruido durante estos tres años.

El problema en sí es más grave de lo que parece. Refleja una anarquía no sólo por el descontrol en las cantinas ubicadas en áreas habitacionales, sino que muestra otra realidad: los talleres clandestinos, los vecinos ruidosos, los bares o salones ilegales. Hay mucha tela de donde cortar.

Sería bueno revisar las leyes que regulan el ruido y ver en qué se está fallando. En Jalisco ya hay una 'Ley Antirruido' con sanciones muy severas que alcanzan hasta los 240 mil pesos de multa, y a las tres denuncias la clausura total.

Sería bueno ir pensando en eso. Y también en que la ley se aplique, que no quede como letra muerta o como moneda de cambio de los inspectores municipales, que seguramente reciben algo a cambio por hacerse de la vista gorda. Ni modo que lo hagan gratis.

***

El oficio firmado por Mónica Vargas, la Secretaria de la Función Pública Estatal y que hoy presentamos en nuestra edición digital, es prueba palpable del ánimo casi delictivo y la iniquidad que subyace en la grabación y divulgación de las dos primeras reuniones del Comité de Entrega Recepción.

Dice el documento, textual, “...hago de su conocimiento que en aras de transparentar el proceso de entrega-recepción y con el propósito de dar a conocer a la sociedad el contenido de las reuniones que se detonen con motivo de la presente transición gubernamental, las mismas serán grabadas y su contenido estará disponible en https://entregarecepcion.chihuahua.gob.mx...”.

El oficio con número SFP-811-2021 está dirigido al coordinador de la entrega recepción por parte de Maru, Luis Gerardo Serrato Castell...recibido apenas a las 10:47 am del día 7 de julio, o sea ayer.

Es la primer constancia por escrito de que se habrían de grabar las reuniones...antes de ello, no hubo conocimiento alguno por parte del equipo de la gobernadora entrante ni de ella misma, que fueron grabados de manera subrepticia, sin su autorización.

Las dos primeras reuniones, cuyos audios se escuchan a todas luces fueron grabadas de manera oculta, corresponden al 17 y al 29 de junio.

El aviso de que se van a grabar las reuniones, aún rayando en lo ilegal, es muy tardío. Sabían los funcionarios estatales en funciones que se estaba grabando, pero sus interlocutores nunca tuvieron ese conocimiento.

Es mucho más que una simple travesura, por la importancia del procedimiento en curso y el aire de desconfianza existente.

Tendría que dilucidarse quién grabó y bajo qué autorización los audios del corralgate para iniciar un procedimiento de responsabilidad... porque en ninguna normativa de entrega-recepción existe ni mucho menos una norma jurídica que autorice ese tipo de grabaciones ocultas, y mucho menos, que autorice a divulgarlas en un sitio oficial.

Tiene el asunto visos de responsabilidad administrativa, sino es que francamente penal.

Es la misma irresponsabilidad que exhibió el nuevo rico del pueblo, el Secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, empeñado en no entregar a los sucesores la información de su área.

***

Con la visita a Palacio Nacional y la agenda mediática en la capital del país, se cierra un primer ciclo. Se metió hasta la cocina la gobernadora electa ya en el ejercicio de sus funciones políticas.

La reunión tiene necesario trasfondo de cálculo, con el conocimiento de que las impugnaciones aún vivas carecen de cualquier posibilidad de avanzar y modificar el resultado.

Es esta reunión entre presidente y gobernadora electa de tanta importancia como las resoluciones que deberán dictar los tribunales...incluso, es anticipación del sentido de los mismas. De ese nivel de relevancia es el acto protagonizado por Maru.

La habilidad, tolerancia y aceptación viene primero del mandatario nacional que del actual mandamás en el gobierno estatal, aún haciendo berrinches. 

Es preludio de que el siete de septiembre se irá Corral por la puerta de atrás, mientras Maru entra y sale por puerta grande de Palacio Nacional y el ocho de septiembre del Estatal.

El desplazamiento político, necesario e indispensable del gobernador, aún con su resistencia, es inevitable.

Corresponde a Maru Campos, como lo ha venido haciendo, tomar las riendas en materia de seguridad, salud, educación, atención a la pobreza, y los demás aspectos tratados en la soledad del despacho presidencial.

Es ella y no Corral, con quien conviene a Presidencia de la República ir estableciendo los lazos de coordinación y colaboración.

Por ello, se dio vuelo la gobernadora atendiendo a los medios en la Ciudad de México, desde la salida de Palacio, en entrevista banquetera, hasta el día de ayer, con entrevistas en programas de radio de gran audiencia. Las palabras clave, buena coordinación, acuerdo, relación de confianza, trabajo por los marginados, concordia.

Tuvo incluso la visita de Maru su continuidad en el impacto mediático en la conferencia mañanera, donde el Presidente tuvo algunas palabras hacia ella y los compromisos generales asumidos.

Sin cortapisas, ya en el detalle, hacer un plan para trabajar de la mano con los alcaldes, principalmente, obvio, el de Juárez, el morenista Cruz Pérez Cuéllar, a quien conoce la gobernadora electa desde tiempo atrás, y con quien está unida por la persecución irracional y caprichosa emprendida por el corralismo.

***

Como ya sabemos salió negativa la prueba de Covid a que se sometió el gobernador Javier Corral. Respiraron con tranquilidad decenas de personas que tuvieron contacto con él las últimas horas.

Pero...muy lejos de pasar desapercibida y justificarse la irresponsabilidad del mandatario que se presenta con síntomas de Covid a encabezar una reunión en un abarrotado Salón 25 de Marzo.

Fue la firma de un convenio con una organización internacional de carácter confesional, donde fiel a su costumbre, se quitó el cubrebocas para escucharse mejor, como siempre dice.

Sacó su spray, suponemos de desinfectante, lo colocó muy mono en el micrófono para evitar contagiarse....y al terminar jamás se acordó de desinfectar.

Estuvo codo con codo con personas en el presídium, una de ellas su esposa Cinthia, pero los demás vienen de fuera de la entidad, obligados por la distancia a viajar forzosamente por avión de manera posterior. Había decenas de funcionarios y público invitado.

La prueba PCR resultó negativa, pero no deja el asunto de ser preocupante por la manera tan superficial en que coloca el mandatario en riesgo a sus colaboradores e invitados a los eventos que de manera desesperada realiza en los estertores de su fallido gobierno. Muy pronto se le ha olvidado la muerte de su Secretario de Salud, Jesús Grajeda.

Ayer, además, con el pretexto del Covid dejó plantada a la familia de Enrique Servín en la inauguración de la biblioteca financiada por el Estado para el Fondo de Cultura Económica.

Lo mismo debió haber hecho antier...pero el deseo de la foto y el reflector pueden más en su ánimo que cuidar la salud de los demás.