Opinion

-Con hiel es delincuente electoral

.

GPS / Columna

jueves, 03 junio 2021 | 05:00

-El colmo es usar Transformando

-Siete mil muertos y mordiendo el verde

-Atendieron incendio nomás para el face

La intervención del gobernador en el proceso electoral abandonó la simple irresponsabilidad ética y traicionera para cruzar la raya y ubicarse en el franco delito electoral.

Lo del viernes pasado en radio fue el primer escarceo, pero lo de ayer en el mismo Palacio de Gobierno, con una transmisión con el logotipo oficial del Estado, con otra estación de radio, cae por supuesto en la grave infracción del uso de recursos públicos.

Se la pasó Corral los 50 minutos de entrevista atacando a la compañera de su partido, Maru Campos, victimizándola y revictimizándola en su persecución.

Pero no sólo contra ella, sino contra quienes la están apoyando. Se mofó públicamente de los empresarios, entre ellos Luis Lara y habló pestes de Ficosec, Asociación Civil a la cual le ha retenido ilegalmente una centena de millones de pesos.

Es uno de los últimos intentos de zancadilla. Cero imparcialidad de quien debe mantenerse ajeno a cualquier intervención, en operación abierta contra su partido.

Sella su actuación el desdén con el que trató a todos los candidatos, incluidos los de su rebaño. No fue ni una sola ocasión para apoyarlos, ni estar con ellos.

Por supuesto, no es nada la manipulación de la red social del exgobernador Duarte desde las entrañas del área que rimbombantemente se llama Política Digital, y desde la que se opera la guerra sucia.

La cacería de brujas va incluso hacia el interior de gobierno. El cuatro puesto al delegado de Pensiones en Delicias, forma parte de esa actuación no sólo de brazos caídos, sino de desarticular cualquier apoyo para el PAN aun en sus ratos libres y sin uso de recursos, tratando de generar temor.

Claro, mientras la Secretaría de la Función Pública levanta esas actas administrativas, él en Palacio, a la vista de todos, en una entrevista de radio, que se graba para televisión y que se difunde en las redes sociales del gobierno del Estado, con logotipos y todo.

Corona su mala fe y hiel, con actos que con toda claridad forman parte del catálogo de delitos electorales, tanto estatales como federales.

***

Hay una “anticampaña” de publicidad contratada por el gobierno del Estado, denominada Transformando Juárez.

El monto de la contratación llama la atención, son algo así como 300 mil pesos por una o varias carteleras, colocadas para promover las atropelladas obras emprendidas en la frontera.

El beneficiario del contrato es una persona física de nombre Javier Iván González García, bajo el nombre comercial de Sistemas Visuales Full Color.

Obvio, por adjudicación directa, la marca de la casa en la mayoría de las compras, para beneficiar a los escasos proveedores amigos.

Los dineros invertidos son lo de menos, el detalle está en la denominación de la campaña.

Sabemos que a nivel federal se ha identificado la Cuarta Transformación como el proyecto insignia, principal marca de Morena, desde la campaña y en uso constante e intermitente en la mañanera presidencial.

Identificar una campaña publicitaria con la principal marca de Morena es a todas luces un contrasentido...en un gobierno supuestamente panista y en año electoral.

Tenemos la captura de pantalla tomada de la misma página de transparencia de publicidad de gobierno del estado, donde se puede observar con toda claridad la denominación de la campaña, que más bien parece sacada de una estrategia de comunicación social de la Cuarta Transformación.

***

En horas de trabajo, con camiseta deportiva y gorra, aunque no lo crea es el responsable de la Secretaría de Salud en materia de Covid.

Su cargo es el de Director de Salud en la zona norte del Estado y vocero Covid. Es el médico Arturo Valenzuela.

La imagen corresponde a un enlace con fines de propaganda de la vacunación en la frontera, haciendo caravana con sombrero ajeno.

Las vacunas y el personal son federales; las lonas las puso el sector privado y en algunos casos los ayuntamientos, igual que las instalaciones donde se realiza la vacunación.

Todo ello en un contexto inexplicable de decesos y contagios, cuando se supone que tocamos casi el verde y se habla del retorno a clases.

Fallecieron 289 personas en el mes de mayo de acuerdo al reporte, contra mil en abril, 400 en marzo y 600 en febrero.

Brincó la estadística fatal los siete mil muertos en año y medio de gestión errática a nivel Estado de la pandemia.

Se les está llenando de nuevo el Hospital Central, casi al 70 por ciento de su capacidad. El asunto es grave y se está descuidando.

***

Sumó a la campaña el candidato del PAN Marco Bonilla a varios exdelegados federales, en uno de sus últimos eventos de campaña.

Están ahí personajes con arrastre regional. Armando Valenzuela en Ojinaga, Kamel Athie en Cuauhtémoc, César Cabello en Jiménez, entre muchos otros.

Su importancia radica en ello, el arrastre en las regiones donde han construido liderazgo, con independencia del puesto que en algún momento ocuparon en la administración pública federal.

Forma parte esta estrategia del fortalecimiento de la campaña de Maru Campos por la gubernatura, siguiendo la línea del voto útil marcada por Graciela Ortiz y refrendada en todas sus letras por el mismo Alito Moreno, el líder nacional del PRI.

***

A principios de abril un incendio arrasó con la escuela primaria del seccional Santa María de Cuevas, municipio de Belisario Domínguez. El siniestro fue combatido prácticamente toda una noche por los pobladores.

Horas después la Fiscalía General del Estado tomó nota del asunto y supuestamente comenzó las investigaciones, con la sospecha de que había sido provocado.

A los días llegaron por el lugar el director de Servicios Educativos del Estado (Seech), Manuel Arias Delgado y el director del Instituto Chihuahuense de Infraestructura Física Educativa (Ichife), José “El Siniestrillo” Luévano. El mismísmo exsecretario particular de Javier Corral.

Pues bien, los sagaces investigadores estatales nomás dejaron la víbora chillando con su teoría de que el incendio había sido intencional, pero ya no dieron resultados de lo que averiguaron.

Menos consignaron a alguien o señalaron a un sospechoso de entre los pocos pobladores que quedan en ese pueblo de migrantes, que se caracteriza, como muchos del estado, por regresar a la vida en cada periodo vacacional, cuando llegan los paisanos de visita.

Pero si la Fiscalía quedó a deber con las investigaciones, Arias y Luévano salieron peor. Parece que nomás fueron a la foto para el facebook, porque aunque prometieron reconstruir el plantel y resolver de inmediato el problema, todo sigue en ruinas.

Las imágenes de la noche del incendio y el recorrido de los funcionarios, que pueden verse en la edición digital de GPS, hablan por sí solas.

Ahora que está el regreso a clases en puerta y después de dos meses sin respuestas, no hay más apoyo para la reconstrucción que la promovida por los paisanos. Las autoridades siguen quedando a deber.