Opinion

-Cuando los diputados desconocen su función

.

.

lunes, 04 febrero 2019 | 02:06

-¿Y la pipa cargada de gasolina robada?

-Es Rocío Reza comidilla nacional

-Se “deja caer” el pueblo contra Corral

Una pena lo que vivimos en materia de gestión legislativa en el estado de Chihuahua. Lo peor es que no son novatos los que caen en el pecado.

Ocurre que se presenta un exhorto en la Comisión Permanente para que la Fiscalía General del Estado realice un estudio de fondo en relación con necesarias modificaciones a la Ley de Vialidad.

Así como lo escucha. ¿Dónde queda entonces la facultad expresa del Congreso del Estado de ajustar las leyes para beneficio de los ciudadanos?

Ahora resulta que son los diputados quienes le piden a un área de gobierno que estudie la posibilidad de hacer modificaciones legislativas.

Es un contrasentido. Una burla a los ciudadanos que votaron por los señores diputados para que hagan algo más que cobrar su cheque cada quincena.

La evidencia en dos imágenes que le mostramos en nuestra versión digital. Por un lado, el comunicado de prensa titulado “Pide Congreso reformar Ley de Vialidad y Tránsito para el Estado de Chihuahua”. Uff.

Error, que como esperamos -ojalá nos equivoquemos-, intentarán cargarle al área de comunicación social del Congreso, donde se estrena en el sillón un fotógrafo ayuno de experiencia.

La otra evidencia en redes sociales del promovente del exhorto, Miguel La Torre, que publica textual: “Se aprueba la iniciativa de hacer modificaciones a la ley de vialidad…”.

¿Qué no era un exhorto? ¿A quién le creemos? ¿Se aprueba la iniciativa?.

El colmo es que las propuestas de modificación tienen sentido, eliminar la multa a quien cruce semáforo en ámbar, uso obligatorio de cámaras en uniforme de oficiales y reducir el abuso de grúas.

Una buena iniciativa que, de concretarse, puede ser muy beneficiosa, pero se ve empañada por la falta de oficio institucional.

***

Ya habíamos visto cómo los elementos de la Fiscalía incursionaron ilegalmente en la facultad de la Secretaría de la Defensa Nacional, que tiene el monopolio de la revisión de licencias colectivas de armas.

Fue lamentable ver cómo los agentes y el mismo responsable de seguridad pública municipal de Cuauhtémoc, fueron detenidos y liberados sin más. Incluso están en funciones al demostrarse que no había delito qué perseguir.

Pues ahora se trata del tema del ‘huachicol’. Similar fue el caso. Los agentes estatales detienen a un chofer de camión que trasportaba miles de litros de gasolina, allá por el rumbo del periférico Francisco R. Almada, el pasado 28 de enero.

Gran escandalazo mediático por el “operativo exitoso”. Las fanfarrías aún se escuchan.

¿Pero qué cree?

Pues, muy calladito, pero el detenido fue liberado sin más en la Procuraduría General de la República, que no encontró elementos para sancionarlo por el supuesto crimen.

Lo que para los agentes estatales fueron inconsistencias en la documentación presentada por el chofer, en el Ministerio Público Federal, sin problema alguno, era suficiente para demostrar el legal origen y destino del combustible.

No es menor la pifia, toda vez que el robo de gasolina está hoy rankeado en el top ten de los temas presidenciales.

Hay mucha enjundia, pero poca asertividad en el funcionar de la Policía Estatal. Se trata en términos llanos de agradar al jefe sin pensar en las graves consecuencias provocadas en inocentes ciudadanos que son incriminados de manera

irresponsable.

***

Se le fueron encima a Rocío Reza para que aclare la ocurrencia aquella de sugerir en reunión de la comisión permanente nacional del PAN, que el partido se abstenga de proponer candidato a la gubernatura en Puebla, ventilada en columna de un medio nacional.

Hubo de todo en esas manifestaciones de censura a la proposición de la líder estatal del PAN.

Es un extrañamiento lógico en virtud de que el PAN, salvo en aquella histórica y polémica decisión de no postular candidato presidencial en 1976, siempre ha dado la batalla electoral por más adversas que sean las circunstancias.

Pero más aún, porque el supuesto accidente donde murieron la gobernadora Martha Erika Alonso, y su esposo, el coordinador en el senado, Rafael Moreno Valle -fuerte aspirante presidencial-, sigue sin aclararse.

Con un agregado. Miguel Barbosa va por Morena. Así es. El candidato que perdió con Alonso en una elección que se prolongó en el tiempo en tribunales, con toda la fuerza Morena encima. Hoy sería el favorito con la base electoral construida y el alto nivel de confianza en AMLO.

Veamos si Rocío se retracta o desmiente la afirmación, porque hasta el momento no ha dicho esta boca es mía. O al menos que explique quién le sugirió tan interesante propuesta. El que calla, otorga.

***

Lo mismo muestra una foto con la estatua del padre fundador de los Estados Unidos, Samuel Adams, de fondo, que acompañado de la muchachada mexicana en Harvard. Mientras el Estado se cae echo pedazos, él hace turismo intelectual con cargo al erario público.

Era de esperarse que hubiera reacciones en las redes sociales del viaje académico del señor Gobernador. Más con esas selfies tan despreocupadas que se toma y que muestra inocentemente. La gente lo crucificó inmisericorde por la imprudencia.

“Bien mi goberts, disfrute, a gusto, el estado de Chihuahua está bien, tranquilo, usted relax”; “¿Y cuando una foto con una estatua de Morelos, Hidalgo o Juárez o ¿es requisito panista cromársela a los gringos”; “este es el gobernador de campaña y paseo de siempre. Y el estado de Chih. Homicidios, desempleo, robos, corrupción, huachicoleo, luz de la calle, oscuridad de su casa”; “mi gober, el rancho esta ardiendo y usted turisteando…”; “me saluda a César Duarte…”. Ahí la dejamos. Se dejaron caer contra la enésima imprudencia del mandatario. Marijóse Valles mejor ni se mete al tema; prefiere el silencio del trabajo de escritorio.