Opinion

-Cuidar más al presunto descuartizador

.

GPS / Columna

martes, 05 octubre 2021 | 05:00

-Los golpes de pecho por el PAN

-Llegó el apretón de cinturón a gobierno

-Dejó de ser Face la todopoderosa

 

Más papistas que el Papa se han vuelto en el Tribunal Superior de Justicia del Estado, cuando se trata de cuidar a los presuntos criminales que rara vez logran someter a proceso tanto las autoridades de seguridad como los jueces penales.

Durante la última semana se ha protegido sobremanera a Marco, joven de 17 años de edad, acusado de matar, descuartizar y quemar a su padrastro, madre y hermanita entre el sábado 18 y el domingo 19 de septiembre.

A Saúl, Patricia y Melani, de 66, 36 y 11 años de edad, nadie los protegió del brutal crimen del que fueron víctimas. Y aunque en casos así la frontera entre víctima y victimario puede ser borrosa, la realidad es que hay un detenido cuyo proceso se realiza a espaldas de la sociedad.

A estas alturas es imposible conocer en qué va, cuál es el avance del procedimiento seguido a Marco, cuál es el móvil del triple asesinato, cuáles son las actuaciones de las autoridades y qué tan apegadas están al debido proceso.

Desde que el fiscal Roberto Fierro reveló la detención, sin el mínimo detalle con el pretexto de salvaguardar los derechos del imputado, nada se ha sabido de los aspectos fundamentales del crimen, pese a que también la sociedad entera es víctima de dicho acto de terror.

En terrenos de la justicia fue colocado un candado todavía mayor al proceso. Más allá de los límites de la lógica y la razón.

La sociedad está impedida a conocer ya no se diga el móvil de tan terrible hecho, sino que en realidad haya un detenido y si éste es juzgado de la forma debida. Ahora ni siquiera se sabe qué tan real es que un presunto descuartizador esté siendo sometido a proceso.

La impunidad se percibe cuando los delincuentes no son detenidos, pero también cuando se procesan a espaldas de la sociedad.

***

Los golpes de pecho que se da el exgobernador por el PAN salen sobrando. Le está haciendo daño caminar, trotar o andar en bici en tierras europeas.

Ya tiene los dos pies y toda su humanidad fuera del partido, sólo que no se ha dado cuenta. El último clavo fue la defección de Gustavo Madero para conformar la quinteta independiente para vender sus votos al mejor postor, con dedicatoria especial a Presidencia de la República.

El re tuit de un artículo publicado en periódico editado en la capital del país, que rememora a Carlos Castillo Peraza, por parte de Corral, es expectorar para arriba.

“La fuerza del partido –dijo el político yucateco- radica en que el pueblo confía en él. Su fuerza está en su autoridad moral. Por el contrario, la debilidad del régimen está en su falta de ésta, en el hecho de que ya casi nadie le cree nada, en que ya ni siquiera puede decepcionar, puesto que ya no es capaz de suscitar esperanza alguna”.

Eso fue precisamente lo que pasó con el régimen corralista. Generó una gran esperanza cuando llegó, y se fue dejando una tremenda decepción, incluso en quienes lo acompañaron en el primer tramo.

Ya son otros líderes quienes se han echado al PAN sobre los hombros, incluyendo exgobernadores, que, a diferencia de él, ven mucho más que por sus propios intereses.

***

Está calientito el informe anual de avances presentado por la Auditoría Superior del Estado, en relación con la cuenta pública 2019 y de escándalo sus resultados.

Acumulan los tres poderes del Estado, ayuntamientos y organismos autónomos cerca de dos mil observaciones, 1928 para ser exactos.

De ellas, lo relevante, son 291 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria, 60 informes de presunta responsabilidad administrativa y 15 denuncias penales.

Infortunadamente, la mayoría de ellas fueron desechadas con las manos en las rodillas por la Fiscalía en el anterior quinquenio. Deberán de manera forzosa volver a revisarse desde el archivo al cual fueron enviadas.

Palidecen los primeros años de la anterior administración en cuanto a las denuncias administrativas presentadas, 113 en el año 2016, 80 en el año 2017, 115 en el año 2018 y 366, mucho más que todos los años inmediatos, en el 2020.

Fue el ante penúltimo año un desorden completo, auténtico émulo del reputado año de Hidalgo o de Carranza.

No tiene desperdicio el informe por cuanto evidencia lo que se ha venido descubriendo en las últimas semanas, la manera descompuesta con que fueron manejados los asuntos administrativos y financieros en el pasado inmediato.

***

Para quienes pensaban que las medidas drásticas serían sólo de dientes para afuera, tendrán que repasar uno a uno los 14 artículos que les acaba de mandar vía Periódico Oficial el nuevo responsable hacendario estatal, José de Jesús Granillo.

Con su firma autógrafa les mandó decir, por escrito y en el órgano oficial del Estado publicado el pasado dos de octubre, que no habrá contrataciones nuevas, ni de personal, ni de obra, ni compra alguna, que no tenga suficiencia presupuestal de manera material, es decir, en caja, no sólo en el papel.

Sudarán frío los responsables de las áreas que estaban acostumbrados a esperar fines de año para licitar o comprar lo que debieron haber adquirido meses atrás.

Pero, además, en aquellos casos en que hay subejercicios o economías, no podrán hacerse los occisos y retenerlos en sus cuentas, sino enterar los recursos a la cuenta concentradora de recuperación de recursos no ejercidos.

Hay entonces por un lado la decisión de meter orden, aunque sea drásticamente para detener el gasto desde octubre y, por otro lado, meter el azadón y recuperar esos millones, que, en montos de decenas o cientos, anden rodando en los organismos centrales o descentralizados.

Eso sí, con los recursos federales no puede meterse Pepe Granillo, pero de ahí en más la orden es recuperar lo que se pueda para hacer frente al cierre fiscal, que no será nada fácil.

El asunto no es tan simple como lo está pretendiendo hacer el Secretario de Hacienda, al ponerle fecha definitiva al día de ayer para plazas, o al ocho de octubre próximo para programas de inversión, subsidios, transferencias y otros arrimadijos.

Deja el Secretario de Hacienda un cajón de sastre con facultades para que el subsecretario de egresos otorgue autorizaciones a excepciones para cumplir con gastos prioritarios, pero la facultad no será de dicho funcionario, sino de la mismita gobernadora, que no quitará el ojo a tan delicado tema.

***

Jóvenes y milenials no podían creer lo que estaba ocurriendo. WhatsApp y Face fuera de funcionamiento. La locura es poco para describir lo acontecido.

Quedó muy claro que las redes sociales están muy lejos de ser infalibles, con la grave situación de que la concentración las hace aún más endebles.

WhatsApp y Facebook caminan de la mano desde hace algunos años, en que ambas son manejadas por el mismo consorcio donde el principal socio es Mark Zuckerberg.

El monopolio se ha consolidado y ha construido sólidas relaciones con instituciones bancarias y comerciales, por supuesto, bajo el beneficio de la amplia aceptación que dichas redes sociales tienen en la población.

Se realizan gracias a estas redes millones de transacciones cada hora. Las empresas e incluso los gobiernos, le han confiado a las mismas ese manejo sensible de datos y negocios. Pusieron en sus manos su vida empresarial.

Por todo lo anterior, las pérdidas por las fallas ocurridas ayer son incalculables. Se paralizaron muchas empresas, porque la base de sus negocios se encuentra en las redes sociales. Terrible, y ni quién pague por los platos rotos. Face tiene leyes metanacionales, nada le hace ninguna Constitución de ningún país.