Opinion

-Cumplido el peor presagio de Corral

.

GPS / Columna

lunes, 07 junio 2021 | 05:00

-La agenda de nuevo no incluye ceremonias luctuosas

-No cuadran los números de Ficosec

-Abusones por inmortalizar voto del gobernador

Fue tanta la inquina, el odio desplegado a nivel estatal, que los chihuahuenses reaccionaron de manera natural y decidieron revocarle cualquier confianza a la administración estatal actual. 

Está Corral defenestrado de la manera más evidente. Anoche prefirió dormir en su residencia en Juárez que emitir cualquier pronunciamiento desde Palacio de Gobierno. 

Tiene la cola entre las patas, como hacen los canes cuando se dan cuenta que la han regado de manera fenomenal, como es su caso.

Entrada la noche y ya con resultados, Juan Carlos Loera de Morena y Maru Campos se declararon ganadores. La diferencia hasta anoche era casi de dos dígitos en favor de la panista. En cualquiera de los dos casos, el voto es contra Corral.

Maru Campos, la candidata del PAN-PRD se fue consolidando desde la visión ciudadana, por su paso en la alcaldía de la capital y el liderazgo construido en cada rincón de Chihuahua.

Su capacidad administrativa y solidaridad con las principales demandas de los chihuahuenses, marcaron la diferencia. El tema del agua fue determinante.

Loera, con el respaldo nacional, tiene una base electoral formidable, que lo coloca en la pelea.

Los resultados esperan una decisión oficial. Sostendría el PAN los principales ayuntamientos de la entidad, con excepción de Juárez, que está en franca pelea, y una fuerza clave en la legislatura estatal y triunfo en algunas de las diputaciones federales.

La fuerza de Morena no es menor, que demostró base firme y recepción a los principios de la 4T. A nivel nacional demostró gran fuerza.

Los datos fluyeron ayer de manera lenta, pero hay tendencia desde las primeras actas de casilla subidas al PREP. Los exit polls ante lo cerrado de los resultados se quedaron en el cajón, con excepción del resultado federal.

En general, el peor de los presagios de Corral se cumplió en beneficio de los chihuahuenses, que eligieron un golpe de timón determinante.

A partir de hoy tendrá que apechugar de una vez por todas, en lugar de resistirse al relevo necesario e indispensable ante el fracaso de una gestión gubernamental que jamás alzó el vuelo, salvo en los viajes de placer, acumulando millas que son auténtica corrupción.

Tendrá que demostrar a la de ya su auténtica voluntad de entregar las pobrezas de su gestión, sin resquemor ni trampa alguna.

***

Pese a los esfuerzos del Instituto Estatal Electoral, la constante fue la imprevisión y los errores propiciados desde la planeación de la jornada electoral por parte del Instituto Nacional Electoral.

La logística en general ha sido centralizada y ante ello poco pueden hacer unos funcionarios electorales subordinados, en su nombramiento e incluso destitución.

La jornada electoral se realizó sin contar con presidente definitivo del Organismo Público Electoral Local. Claudia Espino es presidenta provisional por condiciones jurídicas generadas ente el INE y el Tribunal Electoral.

Aún con todo ello, las casillas se instalaron y funcionaron de maravilla...hasta donde se podía. Eran dos elecciones, una local y otra federal, con cinco cargos de elección popular, gubernatura, diputaciones, ayuntamientos, síndicos y diputaciones federales.

Por simple aritmética la sola firma de las boletas electorales, en promedio dos mil 500 por casilla, era una tarea que llevaría mínimo hora y media, con lo cual las casillas estarían funcionando con retraso considerable en relación a otras experiencias.

El tema no fue tratado con la seriedad debida a nivel federal, donde se asumió el liderazgo, dejando muy poco margen a los organismos locales.

***

Prefirió el gobernador quedarse en Juárez para la graduación de la academia de policía, en lugar de ser solidario con la familia, amigos y demás deudos del agente arteramente asesinado a mitad de semana en la carretera de Ojinaga a Maclovio Herrera.

A estas horas de la mañana aún puede rectificar y tomar alguna de sus costosas naves aéreas para estar en Chihuahua pasado mediodía, acomodando agenda, para acudir al C4 a una ceremonia solemne anunciada para hoy, y que fue retrasada indolentemente el pasado sábado y domingo en que se supone se realizaría.

En este caso estaría justificadísima la acumulación de millas aéreas, contrario a los viajes de placer con pretexto de agendas ocultas y ocurrencias snob como la del fin de semana en Samalayuca.

Como no se realizó la ceremonia en honor del alfa 1 de la Agencia Estatal de Investigaciones, Andrés Lara Durán, su cuerpo tuvo que ser trasladado a la funeraria, donde sus familiares y gente cercana estarían velándolo, para despedirlo.

No es la primera vez que hay grosería por parte del gobernador, el fiscal y el secretario de seguridad pública estatal, altos funcionarios en materia de seguridad y el primero, jefe de ellos.

Han movido las fechas de ceremonias, e incluso las han hecho sin cuerpo presente, únicamente para atender agenda superflua del titular del ejecutivo y sus funcionarios. Por tanto no nos debe extrañar esta conducta asumida a contrapelo de la que debería ser mínima decencia en el ejercicio público, estar con los agentes caídos en el cumplimiento de su deber.

***

Debe revisarse la metodología con la cual se presenta información por parte de Ficosec y del Secretariado Ejecutivo de Seguridad. Por mínima que sea, la diferencia en números es delicada, porque son conteos tétricos que tienen rostro.

Lejos éste de ser un problema que se presenta en este año, sino que ha sido recurrente, en los diversos informes que se presentan, tanto por parte del organismo de la sociedad civil, como por parte de la dependencia del gobierno federal.

Por ejemplo el año pasado, el secretariado ejecutivo presentó en números gruesos informes de homicidios dolosos por la cantidad de 2,295, pero Ficosec, en el acumulado presenta que fueron en realidad 2,325, una diferencia de 30 homicidios.

Podrá decirse que porcentualmente el dato no es relevante, pero insistimos, son familias enlutadas, que son invisibilizadas por la autoridad.

En lo que va del año, al mes de abril, el desfase en las cifras es apenas de seis homicidios, otra vez Ficosec reporta números por encima del Secretariado.

El dato de Ficosec es de terror, 666 homicidios dolosos al mes de abril del 2021. El número de la bestia creemos no es más que casualidad.

***

Por supuesto que ni Corral ni ningún chihuahuense puede quedar satisfecho con los resultados de su administración, como lo aceptó al salir de la casilla donde votó escoltado por su fiel escudero Manuel “Igor” del Castillo, el titular de la coordinación de comunicación social.

Abusón como él solo, “Igor” pasa al fotógrafo oficial para inmortalizar el último sufragio de su jefecito, antes de empezar a empacar maletas. La imagen en nuestra edición digital.

Pasó por encima del presidente de la casilla, que es la principal autoridad en ese reducto de metros cuadrados, por más que sea una institución educativa estatal.

Pero qué se puede esperar de una administración que deja una de las peores deudas a largo plazo; está cerrando hasta con patrullas apagadas por GPS por falta de pago; miles de millones de deuda a proveedores.

No va a dejar ni un cinco en caja, ni medicamentos en anaqueles y miles de compromisos sin cumplir. Así es el panorama al arrancar el último tramo del corralismo fallido, y el arranque informal de la entrega recepción.

***

Mientras todos los entes públicos y privados pugnan por regresar a las actividades, en el Congreso del Estado están decididos los diputados a no hacerlo hasta que el semáforo epidemiológico se ponga en verde.

La torre legislativa ubicada en la capital tiene más de un año cerrada al público y con escaso o nulo personal trabajando en su interior. El grueso de los empleados sigue en home office, igual que los legisladores, que nomás de vez en cuando dan la vuelta por sus oficinas.

En medio de todo tipo de desacuerdos por los más variados temas (deuda, agua, seguridad, etc.), en lo que sí han encontrado puntos de encuentro los coordinadores de las mayorías, Fernando Álvarez del PAN y Miguel Colunga de Morena, es en mantener la parálisis del Congreso.

Para eso sí lograron ponerse todos en sintonía, todo sea con el fin de trabajar lo menos posible y cobrar regularmente sus quincenas.

Lo han hecho pese al desacuerdo de algunos legisladores de ambos partidos y de otras fuerzas políticas que quieren regresar aunque sea para despedirse. Quieren volver hasta por mero sentido común, no es posible que el mundo se reactive a su alrededor y ellos sigan congelados.

A partir de hoy y hasta la siguiente sesión de la Diputación Permanente en esta semana, seguramente esos que ya quieren reactivarse van a presionar a ver si lo logran. Ya pasada la elección y con el semáforo en amarillo se les acaban los pretextos para no trabajar.