Opinion

-Dan sacudida a la mafia del Seguro Social

.

GPS / Columna

jueves, 08 abril 2021 | 05:00

-Ya hasta el respeto por los cadáveres perdió

-Chihuahua es líder...en homicidios de policías

-Estrategia transversal en campaña de Bonilla

La secretaria particular de Arturo Bonilla, delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Patricia Hernández, fue relevada de su cargo en estos días. Fue un fuerte mensaje que sacudió a la “mafia” del IMSS, enquistada desde hace años.

La mujer a la que le decían “delegada” fue echada de su puesto, literalmente echada. Casi a la fuerza fue sacada de su oficina hasta su vehículo, luego de revisarle sus pertenencias por sospechas de traficar con información e influencias dentro del organismo.

Hernández Romero ocupó el cargo desde que fungió como delegado el priista Christian Rodallegas, exsecretario de Finanzas con Reyes Baeza y César Duarte, quien es más conocido por ser el primer gran operador de la nómina secreta del último gobernador tricolor.

La ahora exfuncionaria fue beneficiaria de Rodallegas, quien le dio el poder absoluto dentro del IMSS. Con él hasta la fecha mantiene una estrecha relación, debido a que le cuida los intereses de varios negocios, muy ligados, por cierto, con el instituto.

Fue así como Hernández creció con los años, e incluso el exdelegado Norberto Miguel no pudo hacer nada, por la red de intereses que tejió en todos los órdenes y niveles de la delegación.

Según denuncias formales ante el órgano interno de control, entre las acciones que se le imputan a la afamada “delegada” se encuentra el manejo y otorgamiento de plazas a su antojo. 

También se le señala por proteger a quienes fueron sujetos de investigaciones, así como desviar la atención de los procesos jurídicos girados en contra de sus aliados, acciones por las cuales está siendo investigada. 

Esta salida es por pérdida de confianza y se da en el marco de la depuración que está realizando el actual titular del Seguro Social, Arturo Daniel Bonilla y Calderón, quien, como médico que es, arribó haciendo un diagnostico íntegro de las condiciones en las que se encontraba la delegación estatal.

A un año de su arribo, el doctor Bonilla ha efectuado diversos movimientos para sanear la dependencia, entre los que destacan la destitución de quienes fueran los titulares de Servicios Administrativos, Juan Carlos Talamantes y Enrique Ochoa. 

Además fueron removidos Oscar Castañeda, quien ocupara la jefatura del Jurídico, y Norma Candía, titular de la Jefatura de Personal, todos ellos con múltiples denuncias ante las instancias internas por presuntos actos de corrupción.

En el caso de la “delegada”, Bonilla fue cauteloso, actuó en silencio al dejar que acumulara fallas que la llevaron a su destitución, lo que pone en evidencia el actuar de otros personajes del IMSS que deberían de poner a remojar sus barbas con la salida de Hernández.

***

Sin escrúpulo, sin rubor alguno, guardaron el cuerpo de uno de los oficiales caídos en Madera, para usarlo en la repetición de la ceremonia homenaje luctuosa, ahora sí con el gobernador vacacionista presente.

Es increíble hasta dónde llega el capricho unipersonal, pisotear y hacer chilar y huerto de las disposiciones que contiene la misma Ley Estatal de Salud. 

“Los cadáveres no pueden ser objeto de propiedad y siempre serán tratados con respeto, dignidad y consideración”.

Así dice la norma que debe ser acatada por todos los ciudadanos, especial y de manera particular por quien es el titular del ejecutivo, y quien expresamente protestó cumplirla.

Ese cuerpo, como se hizo de inmediato con los otros tres, tendría que haber sido entregado de inmediato a sus familias para que pudieran llorarlo y darle sepultura.

Contrario a ello, fue conservado en refrigeración muchos días en una plancha fría de la morgue. Cero respeto al duelo de sus familiares y amigos.

Inútil e imposible por lo que esconde en simulación, tratar de reparar la mala decisión adoptada la semana pasada. 

Debió Corral suspender sus vacaciones, como lo ha hecho en otras ocasiones disponiendo de las aeronaves oficiales, y aprontarse no sólo en la ceremonia de cuerpo presente de los otros tres compañeros del oficial, sino encabezar las acciones en busca de los asesinos que, a una semana de los acontecimientos y a la distancia, llama cobardes, tal y como ahora pretende hacerlo.

Los hechos ocurrieron desde el 31 de marzo por la mañana. Tuvieron que transcurrir ocho largos días para escuchar sus afirmaciones fulminantes que sólo llaman al ridículo por su pose mediática.

Dentro de las filas policiales, de quienes sí cumplen con su deber, existe un inocultable malestar por la forma en que se conduce él, y quien puso como titular de la Secretaría de Seguridad.

Casi inexistente sensibilidad en la muerte de los policías, apoyos y seguros casi simbólicos para los deudos, con miles de trámites y burocracia... y en la vida, en sus tareas, hacia los policías, escaso apoyo, presión al máximo, prestaciones escamoteadas y maltrato vil.

***

Imposible abandonar el tema de los oficiales caídos y la manipulación construida en torno a ello por el mandatario.

Por si no se ha dado por enterado, del 2018 a la fecha han muerto más de 100 policías en el Estado de Chihuahua. 

La cuenta es llevada de manera puntual por la organización de la sociedad civil denominada Causa en Común.

Los datos han tenido que ser arrancados de las fiscalías estatales a punta de solicitudes de información.

Es la entidad gobernada por el corralismo puntera en homicidio de policías junto con Guanajuato, Estado de México, Guerrero, Veracruz y Puebla.

Para llegar a ese vergonzoso lugar, en 2018 ocurrieron 31 homicidios; en 2019, fueron 32 y en 2020, para variar, fueron 35. Una cifra siempre en aumento.

En 2021 la estadística tétrica es igualita. Ya van diez policías asesinados, con los cuatro oficiales caídos en Madera la semana pasada y apenas han pasado tres meses del año.

Es entonces un insulto a la inteligencia de los ciudadanos, que anuncie una respuesta contundente del Estado en contra de los criminales, colgado de la Guardia Nacional y del Ejército...cuando no lo ha hecho ni un momento durante su administración ante acontecimientos idénticos.

Sus afirmaciones solas caen por la misma estridencia y el contexto de incongruencia en que se realizan.

No sería nada extraño descubrir que aún sigue en sandalias y ropa de playa, mientras construye excusas para justificar su amor indeclinable por el ocio.

*** 

Lejos de perder un momento, Marco Bonilla, el candidato del PAN a la presidencia municipal, tiene una agenda apretada, con una peculiaridad.

Mañana, tarde y noche, genera estrategia transversal de contacto, en busca de llegar a todos los estratos del electorado.

Si por la mañana está en una colonia popular, por la tarde-noche cena con empresarios y se reúne con empleados de empresas.

Eso hizo el martes. En varias reuniones saludo a casi mil personas, la principal de ellas con Amistad cristiana.

Luego, con el liderazgo de experiencia de Pedro Domínguez, sostuvo un encuentro con vecinos de la colonia Cerro de la Cruz.

A media tarde, tuvo una reunión con trabajadores de empresas dedicadas al mantenimiento de alumbrado.

Por la noche, en uno de los más exclusivos clubes privados de la ciudad, sostuvo una cena con empresarios.

Con unos y otros presenta oferta y realiza compromisos. El ayuntamiento es el primer contacto del ciudadano en sus necesidades más básicas...y es motor de impulso del desarrollo económico.

Sabe el aspirante que los sesenta días de campaña son nada y se escurrirán entre los dedos como ocurre con el agua.