Opinion

-De rodillas en la Fiscalía Anticorrupción

.

GPS / Columna

martes, 13 julio 2021 | 05:00

-Sigue Mesta con el juego doble

-La felicitación a los abogados desde un amanuense

-Arma su propio bloque por dirigencia Morena

Hay una resistencia en el actual sistema estatal anticorrupción para tocar al menos con el pétalo de una rosa al actual mandatario y su equipo financiero. De ese tamaño es la proclividad hacia el régimen que termina.

La denuncia que intentó interponer el diputado Omar Bazán era oportunidad para legitimarse, pero en lugar de ello, se decidió con la mano en la cintura negar siquiera la aceptación de la misma.

El pretexto, que es el origen federal de los recursos presuntamente desviados, algo así como para no recibirla es lo de menos. Bien pudiera haberse recibido para taparle el ojo al macho, pero ni eso se tiene permitido en el supuesto órgano autónomo anticorrupción que encabeza Gema Chávez.

Más aún cuando existe el antecedente que precisamente por el uso de recursos federales supuestamente desviados fue iniciado un procedimiento penal en el fuero común en contra de Alejandro “La Coneja” Gutiérrez y varios funcionarios estatales más.

En aquel entonces no se puso a pensar la Fiscalía, es más, inclusive se desestimaron las defensas en el sentido del origen de los recursos, y ahora sobre las rodillas simplemente se niega darle entrada a la denuncia del legislador.

Tiene necesariamente dicha reclamación un trasfondo evidente, porque con los nuevos ordenamientos en materia de corrupción hay cárcel forzosa. El miedo no anda en burro.

Es evidente el cuestionamiento hacia la Fiscalía Anticorrupción, cuya titular ha sido designada por el Legislativo, para evitar cualquier componenda, que es el plato de todos los días por su cercanía cómplice con el actual mandatario estatal.

Si se quiere mandar el asunto a la Auditoría Superior de la Federación no hay de qué preocuparse, ahí ya hay observaciones y con ello ha iniciado el procedimiento.

Pero además no tarda en generarse de nuevo conflicto, por la retención de recursos de organismos descentralizados, autónomos y organizaciones de la sociedad civil, que aún continúa con el jineteo vil, en malabar orquestado desde la Secretaria de Hacienda Estatal, entre otras linduras de fin de quinquenio.

***

La revisión hemerográfica o incluso mínimo una pasadita por portales digitales evidencia los esfuerzos de la gobernadora electa por iniciar cuanto antes el procedimiento de entrega recepción. Si se quiere hasta en una búsqueda en Google se puede corroborar esto.

Guardadas las proporciones, ella tiene la experiencia en 2016 de haber recibido el ayuntamiento de Chihuahua y sabe que realizar dicho procedimiento a nivel de la administración estatal tiene un grado superlativo de complejidad.

Por ese motivo desde un primer momento, una vez conocidos los resultados electorales, puso el dedo en la llaga, en la importancia que significa iniciar un procedimiento cordial y profundo, para evitar improvisaciones. Mandó inmediatamente el nombre de los integrantes de la Comisión de Transición para adelantar lo que se pudiese desde el primer instante.

Sin embargo, todo mundo sabe cuáles fueron las primeras trabas provenientes desde el gobierno del Estado, que las impugnaciones, que la recepción de la constancia de mayoría, que la determinación del Congreso, que la publicación en el Periódico Oficial, que los 30 días antes...que una plataforma, que las grabaciones subrepticias...

Por ese motivo las declaraciones del Secretario General, Fernando Mesta, evidenciando una supuesta disposición al final se queda sólo en eso, en buenas intenciones, mientras por debajo de cuerda se atiza a la finalidad de obstaculizar el procedimiento, para colocar cuanta piedrita o piedrota en el camino se pueda para descarrilar a la primera gobernadora electa por los chihuahuenses.

Tan fácil que es abrir de par en par la entrega, sin aspavientos de ninguna naturaleza, como ya se está haciendo en la mayoría de los ayuntamientos.

***

Ni un solo peso partido por la mitad se invirtió por parte de la administración estatal que termina en el proyecto Escudo Chihuahua.

Incluso primero se comprometieron en Juárez por ejemplo o en otras latitudes, antes de apoyar la iniciativa municipal de esta capital, que ha rendido extraordinarios frutos.

Nada menos una vez más ayuda a la Fiscalía General del Estado y a la Secretaria de Seguridad Pública, sin tanto ruido, fue clave para la detención de los involucrados en el doble homicidio de jóvenes conductores de la plataforma Didi.

El asunto cala por supuesto en todo el personal que labora en la plataforma de prevención mediante cámaras de video oficiales y privadas, que por cientos se cuentan en esta ciudad de Chihuahua, y que han sido un elemento importante en el combate, prevención y persecución de delitos.

Por supuesto, la alcaldesa Manque Granados no podía más que felicitar al personal por la labor realizada en la resolución de estos y otros muchos crímenes.

***

Quién sabe si aún exista esa diminuta placa de abogado con la cual se ostentaba Javier Corral en el pequeño edificio californiano que suponemos sigue siendo de su propiedad sobre la Avenida Independencia en el centro de esta ciudad.

La última noticia que tenemos de ese inmueble es que estaba siendo utilizado por diputados federales como casa de enlace, pero de la placa nada sabemos. Decía lacónicamente “Javier Corral Jurado, abogado”.

Tenemos conocimiento de que su título no es propiamente de abogado que es la actividad profesional, sino de Licenciado en Derecho y Ciencias Sociales”.

Será por eso que en su felicitación al gremio no se refiere a los colegas, sino que a secas hace una felicitación genérica.

“Felicito a todas las abogadas y los abogados de #Chihuahua, hoy en su día, por ejercer una de las más nobles vocaciones que puede practicar el ser humano, sobre todo cuando se conduce con sentido de justicia, buscando garantizar el Estado de Derecho, el bien común. ¡Enhorabuena!”.

Es lógico cuando ni a amanuense llega.

***

Como sabe que cobra las últimas quincenas como coordinador de los diputados locales de Morena, el legislador Miguel Ángel Colunga le entró con lo suyo al armado de bloques para pelear la dirigencia del partido guinda.

Son 90 los delegados de Chihuahua que habrán de elegir al relevo de Martín Chaparro Payán, cuyo periodo en la dirigencia está por terminar. De hecho ya está vencido desde hace meses, pero no se dio el cambio a tiempo para no afectar el proceso electoral.

Una vez que haya convocatoria, prácticamente Chaparro habrá de concluir su labor y sin duda alguna se concentrará en Juárez, no sólo como alcalde suplente que es de Cruz Pérez Cuéllar, sino en algún puesto que le tengan reservado.

Salida la convocatoria, esos bloques que desde ahora se arman dentro del partido van a buscar las posiciones partidistas de mayor valor: 

Presidencia, Secretaría General y Secretaría de Finanzas, que se eligen de forma independiente por parte de los consejeros.

Pues bien, en ese marco Colunga empezó a recorrer parte del estado en la búsqueda de activos para impedir que la dirigencia sea tomada por el grupo del excandidato a gobernador, Juan Carlos Loera, quien buscará colocar a los suyos en los principales cargos.

El diputado sacó como su carta fuerte a Hugo González, coordinador de asesores de Morena en el Congreso del Estado, para tratar de bloquear el paso a los juarenses que junto con Loera planean la toma del partido.