Opinion

-Derrochó Aras hasta en el futbol

.

GPS / Columna

martes, 23 noviembre 2021 | 05:00

-Ni la disimulan con fachada del escondite

-Reparte Rosa Icela culpas en seguridad

-“Los tres alegres alcaldes”

No sólo era la política, como mecanismo para congraciarse en busca de aparecer junto a los líderes del momento, y futurear, (publicamos que en octubre patrocinó una conferencia de Felipe Calderón y Enrique de la Madrid), sino que el dueño de Aras también aparece de continuo con publicidad en el futbol mexicano. 

Se convirtió en algo común ver el logotipo y nombre del grupo en múltiple divulgación en la transmisión de partidos de futbol, imágenes que la empresa se dedicaba a reproducir inclusive en sus redes sociales.

Presentamos en nuestra edición digital algunas de estas fotografías que dan cuenta de la dispendiosa publicidad, mediante la cual Aras tenía presencia en el costoso mundo de la liga MX, tal y como otras financieras, Value es una de ellas, lo ha hecho.

Es un juego entre los Xolos de Tijuana y las Chivas Rayadas del Guadalajara. Al fondo se lee con mucha claridad ARAS. La otra es una toma de acercamiento de un balón del futbol mexicano, y detrás, el nombre de la empresa hoy en problemas.

Tal vez si no estuviera en medio del escándalo, el lujo de patrocinar futbol en la máxima liga mexicana pasaría como un instrumento de marketing muy válido e inclusive necesario, pero en el contexto del presunto fraude, el tema toma otras dimensiones.

Es entonces esa publicidad derroche snob por parte de Gutiérrez Flores para dar una imagen de solidez y suficiencia, buscando estos atractivos mecanismos para atraer nuevos incautos inversionistas.

Tenía entonces presencia la imagen de Aras lo mismo en las televisoras mexicanas que en la reproducción de los partidos en ESPN o Fox, o vía internet.

Surgen las preguntas acerca del monto de los contratos y los mecanismos de pago para un marketing que no es nada económico, son millones los invertidos en una sola transmisión de un juego.

***

Además de usarse de escondite y “war room”, la vivienda que tiene en pleno centro el exgobernador Javier Corral también es ahora la oficina de enlace del senador Gustavo Madero.

Ni disimulan ambos personajes la alianza que mantienen hasta la fecha, la cual han llevado hasta esos pequeños detalles, ya sean para ahorrarse unos centavos de las dietas que recibe el legislador o para sacarle una renta al Senado de la República.

Ubicada en plena avenida Independencia y Nicolás Bravo, la reluciente casa tiene en el exterior un letrero que hasta hace unos días estuvo vacío, y al que hace unos días colocaron una imagen del senador panista, muy cercano a Corral. Se especifica que ahí es la casa de enlace.

Desde que terminó su periodo como gobernador, Corral ha usado esa casa como oficina, en la cual se ha reunido en varias ocasiones con excolaboradores de su gabinete y en la cual en las afueras ronda el capitán Juan Manuel Escamilla.

Es de conocimiento público que desde ahí, el exmandatario ha querido establecer una base de operaciones a su favor, pero ha sido imposible que pase desapercibido para una sociedad a la que no puede darle la cara.

Habrá que ver si su amigo Gustavo Madero le paga la renta mensual para tener ahí su oficina de enlace o, como se dice coloquialmente por los barrios del Centro, “le hace una esquina como compas”; aunque para el tipo de personalidad de ambos, han de tener algún otro negocio en ese escondite.

***

Se comunicó con nosotros un molesto automovilista que sufrió un accidente de tránsito en días pasados, cuando circulaba en hora pico por las tormentosas vialidades de esta capital.

No tuvo él la culpa, sino que fue impactado por otra unidad, pese a lo cual se le levantó infracción por choque.

Lejos de existir conflicto por el incidente vial, de inmediato se aceptaron culpas y responsabilidades, interviniendo las aseguradoras de ambos conductores. A lo hecho, pecho.

El problema vino con la dichosa multa. Había que presentarse en las oficinas de vialidad, sobre Ortiz Mena y Periférico de la Juventud, donde como todos sabemos no hay estacionamiento gratuito para las miles de personas que desfilan por dichas instalaciones.

La fila de espera, pese a la cita con hora determinada, se prolongó por casi una hora. Se calificó la infracción, cancelándola como era obvio, pero hubo que acudir a otra ventanilla más, con la consecuente pérdida de tiempo, otros minutos para dar de baja la infracción.

El drama no termina aquí. Resulta que hay que acudir a recaudación de rentas para pedir un estado de cuenta en ceros, porque de lo contrario, en quince días se reactiva la multa, que no es nada menor.

Así hay una revictimización de los inocentes automovilistas que sufren accidentes, pérdida de tiempo, gasolina y molestias, riesgo de contraer Covid –conglomerando personas sin ninguna razón- cuando ninguna culpa tuvieron.

La agilidad de procesos, maximización de tiempos, eliminación de burocracia inútil, prevención por Covid, parecen ser conceptos muy ajenos a los actuales responsables de la mentada Dirección de vialidad.

***

Están calientitos los últimos números del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, con exhibida nacional para la capital del Estado y Juárez, como dos de los municipios más violentos del país, junto con Tijuana y otros más.

También la entidad, Chihuahua, dentro de las seis que aglutinan el 50 por ciento de los homicidios dolosos, con Guanajuato, Michoacán, Baja California, Estado de México y Jalisco.

El informe rendido por la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, ni por asomo toca un comparativo, por ejemplo, del mes de octubre en los últimos años, donde el resultado no es nada halagüeño, en homicidios, que como se sabe, están íntimamente vinculados a delitos del orden federal, pero son encasillados en el fuero común.

Este año se registraron a nivel nacional 3,713 homicidios, cuando el año pasado, el mismo mes, se registraron 3,699 y el 2019, 3,652. Todos ellos ya en la nueva administración federal, lejos del pasado peñanietista.

En la actualidad se han cometido hasta el mes de octubre a nivel nacional 36,722 homicidios, que, sumados a los acontecidos en los dos años precedentes, sin contar diciembre del 2018, suman casi 125 mil, una cifra sin duda de escándalo, que no inmuto para nada a la titular de la Secretaria Federal responsable del ramo.

***

Se le salió a Maru Campos de manera muy espontánea la frase, “los tres alegres alcaldes”, ayer cuando coincidió con Manque Granados y Marco Bonilla, en la inauguración de la obra vial que desfogará y será un gran auxilio para los habitantes de Romanza y para quienes transitan por tan recurrida ruta.

Maru Campos, hoy gobernadora, es la cabeza del grupo que tuvo a Manque Granados como alcalde suplente en la capital del Estado, cuando andaba Marco Bonilla preparándose para la contienda constitucional, que finalmente ganó el pasado mes de junio.

Marco tomó las manos de ambas, de Manque, hoy Secretaria de Economía, y de la gobernadora, para cortar juntos el listón en una obra emblemática que trascendió la administración de Maru en el municipio, para ser puesta finalmente en marcha.

*** 

Para financiar sus obras insignia, el Gobierno municipal habrá de contratar un crédito bancario a corto plazo. Será mediante concurso y habrá de liquidarlo antes que termine la presente administración, como marca la ley.

El compromiso será de uno 260 millones de pesos y, como lo indica la norma, deberá presentarse formalmente en Cabido para considerarlo en la Ley de Ingresos y posteriormente obtener la aprobación del Congreso del Estado.

Lo anterior ayudará a dar arranque a obras de suma relevancia, como lo es la solución vial al sur de la ciudad, el pago de inicio de los estudios de las universidades para la realización del relleno sanitario metropolitano, el arranque de construcción del polideportivo, la tercera etapa de la Plataforma Escudo y la iluminación de zonas seguras en la ciudad.

Estas serán las obras estrella por lo que seguro se recordará, de momento, la primera administración de Marco Bonilla… Ya el 2024 se verá si hay condiciones para otra cosa.