Opinion

-Descansó Corral, no pudo estar con Paco

.

GPS / Columna
lunes, 12 agosto 2019 | 05:00

-El imperdonable discurso de presidenta azul

-Acapara sindicato operación del Tec

-Masacre en Madera exhibe a Fiscalía y GN


No es ninguna novedad que Paco Navarro haya obtenido el triunfo en la contienda para elegir Comité Municipal en el PAN.

Barrió prácticamente al “Cholo” Lara, quien resultó más un candidato de relleno, ante la negociación de los grupos con Navarro al frente.

Trataron de quitarle el registro a Lara, pero de último momento el Tribunal Estatal Electoral se lo regresó. Era violencia innecesaria.

Más aún cuando ya estaba cantado el resultado desde el mismo registro.

Paco se reunió en corto para terminar de amarrar con Miguel Riggs, “Pony Lara” y Carlos Borruel, entre otros operadores, que le confirmaron los votos que tenían en la bolsa.

El sábado estuvo con más de una veintena de sus operadores, muchos de ellos delegados, con la anfitrionía de “El Percherón” Carlos Olson. Carnita asada, mucha cerveza y vino, y hasta karaoke hubo.

En la negociación los Gaudinis y Dhiacos se quedan con la mayoría de las posiciones; el grupo de la alcaldesa Maru Campos tiene representación, pero inexplicablemente reducida.

Hubo ausencias notables del gabinete corralista. Figuró por ahí la secretaria del Trabajo, Ana Luisa Herrera, algunos legisladores, y párenle de contar.

Obvio, el gobernador hizo gala una vez más de su indiferencia hacia las actividades del partido, aún y cuando se encuentra en la ante-sala de las elecciones del 2021 y a mitad de su administración.

Prefirió descansar. No perdona ni sábados ni domingos de “tirar weva”.


***


Imperdonable no llamar la atención acerca del discurso de Rocío Reza ante la militancia municipal del PAN.

En el auditorio se remolinaban en sus asientos incómodas las diputadas Blanca Gámez y Georgina Bujanda, entusiastas promotoras de la ideología de género, al escuchar a la jefa Reza.

No les gustó nadita el mea culpa de la líder estatal tratando de ratificar los principios doctrinales del PAN en la defensa de la familia, y a la vez complacerlas en su pensamiento progresista.

Le dedicó al tema un tercio de su alocución, toda vez que en el ambiente sigue presente la pifia azul del apoyo a la teoría del libre desarrollo de la personalidad.

En el presidium, Maru Campos, escuchaba con atención a la dirigente estatal. Ella junto con decenas de ayuntamientos, le enderezaron el entuerto a sus propios diputados y al ejecutivo estatal en el tema.

Campos ha sido víctima de ataques internos en el partido, en el sentido de que ha sido engañada por grupos pro-vida.

Lo cierto es que arrebató el liderazgo en un tema sensible, donde el PAN ha sido omiso desde el ejecutivo, el legislativo, y la misma dirigencia partidista.


***


En el Tecnológico de Chihuahua hay preocupación por la operación política que tradicionalmente era encabezada por la Dirección y que en la actualidad está siendo acaparada por el sindicato.

Nos dicen que la recién designada como directora, Elizabeth Siqueiros, poco se le ve fuera de su oficina y tiene poco apoyo por su equipo, que no ha terminado de encancharse.

Debido a ello, se prevé que en la elección de nueva dirigencia sindical, haya una ratificación de facto del grupo dirigente, a través de Claudia Alvarado.

Porque la planilla identificada con la Dirección no termina de prender en el ánimo de la base, y ya sólo quedan unos cuantos días para la elección programada para este jueves.

Incluso hay rumor de una alianza de último momento entre Francisco Ignacio Ávila, identificado con la Dirección, y Claudia Alvarado.

Quedaría fuera de la jugada Dora Alicia Delgado, que en su planilla ha venido asumiendo una posición independiente, pero con pocas posibilidades de triunfo.

Amalgama ella a los eternos inconformes tanto con el sindicato como con la dirección del Tec. Pero no es ni de broma suficiente.

El colmillo de Claudia y su identificación con diversas causas en beneficio de los sindicalizados preceden su candidatura y la fortalecen por encima de sus contrincantes.

Más aún cuando en la planilla de Avila, hábilmente denominada Pantera -por ser ésta la mascota del Tecnológico de Chihuahua- va como suplente en la Secretaría General José Manuel López, que fue responsable académico en la anterior administración.

Es un lastre que lleva encima y que presagia continuidad. Asunto que no hace mucha gracia en la nueva directora de la institución, que necesita conformar equipo y encontrar alianza verdadera en el sindicato.


***


Si todo resulta como lo planteado ayer durante el desarrollo de la votación, “Alito”, Alejandro Moreno, será el nuevo dirigente nacional del PRI, en un ejercicio electivo atropellado, pero que no cambiará en nada el resultado.

Hubo falta de información acerca de la ubicación de las mesas receptoras, que en la entidad, fueron cerca de 400.

Sin recursos económicos suficientes, la difusión dejó mucho que desear, y en lo particular se limitó a las redes sociales.

Hasta por WhatsApp se envió la ubicación.

Hubo problemas para la instalación de las mesas y completar a los funcionarios necesarios en ellas, pero al final pudieron funcionar casi la totalidad.

Muchos priístas se quedaron sin votar por no encontrarse en el padrón. Hasta la tradicional denuncia por acarreo estuvo presente.

Las acusaciones mutuas de favorecimiento para los líderes municipal y estatal, hacia Fermín Ordóñez para Ivonne Ortega y Omar Bazán por Alito, fueron la comidilla del día.

Frente a ello, ambos dirigentes ni sufrieron ni se acongojaron. Es parte de una disputa irreconciliable.

El resultado será oficializado una vez concluya el cómputo. No habrá sorpresas aunque el fantasma de una impugnación hasta ayer estaba vivo.


***


En discursos huecos quedan las afirmaciones de operativos en la sierra, detención de delincuentes auspiciadores de la violencia y una supuesta coordinación con la Guardia Nacional que nada más no llega a plenitud.

Gobierno del Estado se evidencia en sus deficiencias para garantizar la seguridad de los chihuahuenses, con enfrentamientos como el ocurrido en Las Varas, donde seis personas fueron ejecutadas y otras más resultaron con lesiones.

Es aquella zona de la Babícora tierra de nadie, como la mayor parte del territorio estatal.

Es más, ni siquiera hubo boletín oficial de la Fiscalía General para tratar de justificar ante la opinión pública. El asunto lo manejó la Fiscalía Zona Occidente, con el consabido anuncio de operativos. César Peniche filtró dos o tres datos y hasta ahí.

Fue muy grave el acontecimiento, aún y cuando se minimice. Hubo una auténtica matazón. Y la autoridad policial pintada de ausencia.