Opinion

-El clavo que le faltaba al ataúd de sus aspiraciones

.

GPS / Columna
lunes, 08 abril 2019 | 20:14

-Maru le entra sin miedo al alumbrado público

-La ‘pinche vergüenza’ de la que habla el senador

-Viene el cierre del proceso de la Canaco


Era lo único que le faltaba. El video, que circula en redes sociales y sobre el cual se ha hecho escarnio público, deja poco a la imaginación. La foto aún borrosa ahí esta en la edición digital.

Es José Alarcón, el Secretario Técnico de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, golpeando e insultando a un empleado de la misma institución.

La agresión ocurre en el salón de eventos acondicionado en el inmueble que se ubica allá en la avenida Zarco, a una cuadra del PAN y de la antigua casa de gobierno estatal.

Alarcón necesitaba sólo un clavo para el cajón en el cual se sepultará su aspiración a la titularidad de la Comisión.

Como suele ocurrir, el clavo lo colocó él mismo. Su intolerancia mostrada en un momento de estrés lo llevó a cometer un acto reprobable para alguien que quiere ser el ombudsman estatal.

No se necesita tener una inteligencia muy brillante para sospechar de una traición interna de quienes manejan la seguridad y particularmente los videos.

José Luis Armendáriz, el aún titular del organismo autónomo, ha estado rodeado de personas que lo han traicionado siempre, sea con un libro o con videos. Hoy colocan en la picota a su alfil para el cargo.

El error infantil de incurrir en un acto denigrante deja en graves aprietos al presidente mostachón en el afán de repetir en el cargo mediante un sucesor a modo.

Toma fuerza la idea para que resulte designado uno de los integrantes de la propuesta oficial a la cual se agrega el pariente de Víctor Yuri Zapata, primer presidente del Tribunal Electoral en la época corralista.

Tiene muchas posibilidades por encima de Irma Villanueva, junto con Karla Gutiérrez y el emergente Carlos Gutiérrez Casas.

*** 

La inaplazable tarea de modernizar el alumbrado público, a la que otros siempre le entraron con miedo o de plano no le entraron, la comenzó a hacer la alcaldesa Maru Campos Galván. Ayer presentó un ambicioso proyecto de reconversión tecnológica para tener el 100 por ciento de luminarias led en la ciudad.

Se trata de concesionar el servicio a 15 años para cambiar 81 mil luminarias viejas y colocar mil 600 nuevas en áreas donde no existe, lo que llevará a invertir el costo de mantenimiento anual, carísimo, en pagar a una empresa que habrá de encargarse de la reconversión.

Bien sabe la presidenta municipal a lo que se atiene, pero le entró sin miedo.

“Sabemos que es complejo y quizá en el pasado no se ha enfrentado por los riesgos políticos que representa y por intereses de grupo o personales, pero hoy asumimos el reto todos los chihuahuenses, pues el costo de no hacerlo sería mucho mayor; ningún gobierno debe cuidar su imagen política a costa del desarrollo...”, dijo al presentarlo, conocedora de que no es fácil echarse ese trompo a la uña.

Cuidaron bien las espaldas de la alcaldesa quienes se encargaron a convocar a Francisco Santini, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, así como a destacados líderes del sector privado como Miguel Guerrero Elías, Hugo Loya Prieto, Rubén García y hasta el padre Gustavo Sánchez Prieto, para darle la bendición al proyecto.

***

Podrán hacerse diferenciaciones entre el proyecto de Carlos Borruel y el que realizó el hoy presidiario Marcelo González Tachiquín, pero en esencia son lo mismo.

Construir y vender casas ecológicas es una idea que tiene a su favor condiciones de reducción de energía por su adaptabilidad al clima extremoso de Chihuahua, y con ello un pago menor por servicios.

Sin embargo, la posibilidad de recuperación de la inversión es muy baja, dados los materiales con los cuales se elabora y su poco valor en el mercado.

Las casas no serán vendidas en los setecientos u ochocientos mil pesos con el que González promovió sus casas ecológicas que continúan en el abandono en Zootecnia.

Ahora el precio rondará los 150 mil pesos más lo que se agregue en intereses -que pensamos no debe ser mucho- de acuerdo con los números dados a conocer por la COESVI que dirige Borruel.

La cuestión es que en casas de adobe el precio prácticamente se reduce en la vivienda al puro terreno y su valor comercial, y no tiene acceso a hipotecas para adquirir créditos.

Se está pensando en personas con muy bajo nivel económico, por lo cual el riesgo de recuperación de la cartera es muy elevado.

Hay un peligro a la vuelta de la esquina con la acción de vivienda, que deberían verse más bien desde el punto de vista de un subsidio directo mediante el esquema de crédito a fondo perdido.

Las cien casas en Guachochi tienen mayor oportunidad que las 300 anunciadas en Juárez, donde hay miles en el abandono por haber sido construidas en terrenos muy alejados de la mancha urbana, que hoy son nido de malvivientes, zonas de auténtica ausencia de autoridad.

No queremos ser aves de mal agüero, pero habría que ver cuál será la constructora en caso de que no sea COESVI quien directamente construya.

Como sabemos, las casas ecológicas de Marcelo terminaron siendo un gran fracaso con origen en un extraordinario negocio para unos cuantos que se vieron beneficiados con la adjudicación de la obra. Ojalá sea aprenda de ello y no se caiga en el mismo error.

***

El papelón que está haciendo la Fiscalía General del Estado en el caso de Alejandro Villarreal Aldaz y su tocayo Gutiérrez Gutiérrez, mejor conocido como “La Coneja”, no tiene límite alguno.

Después de las regañadas de mitad de semana hacia los agentes del ministerio público, que utilizaban como estrategia la presentación a cuenta gotas de las pruebas, el asunto toca fondo con el contrato firmado por un testigo protegido.

Se dio un plazo para que se presentara el documento sin la tachadura, pero esto no ocurrió. Fue más el compromiso que tiene el nuevo amanecer con los testigos beneficiados con los criterios de oportunidad que cumplir con el mandato judicial.

La prueba entonces no tendrá mayor valor, y aún y cuando al final exista condena en primera y segunda instancia local contra Gutiérrez, la historia -lo sabemos porque hay precedentes- cambiará ante los juzgados federales.

Quien firmó el contrato, según trascendió, no es otro que el exsecretario de Hacienda con Duarte, Jaime Herrera.

En el caso de Alejandro Villarreal hay también una serie de pifias, donde no se pudo demostrar el desvío de recursos, porque las agendas sí fueron compradas.

***

Se presta a memes de toda naturaleza y tuitazos de recriminación. Es la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador, que fue captado por el video cuando es omiso de cantar el himno nacional.

Entre otros es el desbozalado senador de la República, Javier Lozano Gracia, el que se deja ir sin piedad a la yugular del originario de Macuspana.

“Es una absoluta falta de respeto que, siendo el jefe de gobierno y jefe del Estado Mexicano, nuestro presidente se rehúse a cantar el Himno Nacional.  O no se lo sabe o se siente superior a nuestros símbolos patrios. Que pinche vergüenza”.

Las imágenes en nuestra edición digital.

***

En el gremio de los comerciantes dicen que aún no acaban las sorpresas en la Canaco, tras la elección de la que salió ganador Edibray Gómez, quien le pasó con una aplanadora a su rival Javier Cota Arizmendi, aquel que cantó victoria antes de tiempo y se le cayó la sopa por no llevarla con cuidado a su boca.

Como el proceso se judicializó, a pesar de la enorme diferencia de votos, faltan resoluciones para legitimar la contienda y se valide la elección.

La Secretaría de Economía -que por cierto sigue sin tener titular en Chihuahua- debe emitir su dictamen, al margen de cualquier proceso judicial que exista.

No es cualquier trámite burocrático el que falta, sino una maraña de recursos que deben resolverse, para que Gómez Gallegos culmine la recepción de la Cámara Nacional de Comercio, que formalmente comenzó a hacerle Carlos Fierro Portillo.

A la cámara le urge ponerse a trabajar para no caer en la inacción que tanto critica de las dependencias gubernamentales estatales y federales, que siguen dormidas en la entidad. Edibray tiene todo para hacer un papel que siente precedente.