-El de las ‘ideas brillantes’ sigue derrochando

.

.
martes, 12 febrero 2019 | 01:22

-Urge manejo de redes sociales a los Morenos
-Imposible sean genuinas en tema de federalismo
L
a creatividad no tiene precio ni límite. El presupuesto es lo de menos ante las ideas brillantes de Jesús Mesta Fitzmaurice en la Subsecretaría de Innovación y Desarrollo estatal.
Ahora se va a Canadá al evento que tendrá lugar en Quebec y que se denomina Router Americas, en busca de concretar sus imponderables servicios públicos.
Antes, un breve periplo por la ciudad de México, en busca de “billetes” para el aeropuerto de Creel, que se desmorona y deteriora, ante el descuido de la administración estatal.
La cuestión es que sale muy caro el funcionario y sus ideas brillantes. En 2018 dimos cuenta en El Diario sobre gastos por 360 mil pesos en 56 viajes, donde hubo cangrejo y langosta, en cenas carísimas con limousina y todo.
Ya veremos que nos trae de aquellas bellas tierras canadienses, y que sorpresa nos depara su comprobación de viáticos, que cada día es más caprichosa, dándole la espalda a aquel decreto de austeridad del lejano 21 de enero de 2017, que hoy es letra muerta.
***
Dice el viejo dicho, a puñaladas iguales llorar es cobardía. Le acomoda muy bien al súper delegado Juan Carlos Loera de la Rosa, y no tanto por él, sino por las tundas que sus correligionarios morenistas propinan a diestra y siniestra en redes contra los enemigos políticos del nuevo proyecto de nación. La intolerancia y ataques se revierten.
Resulta que publica en su twitter información de sus avances en el encargo que ocupa en la cuarta transformación, sin pensar que empieza a tener marcaje personal de algunos cibernautas.
La publicación es inocua. Intrascendente. Se refiere a “una productiva reunión de la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz”, en la cual, el alto funcionario federal presume orgulloso que “continuamos sumando esfuerzos por el bienestar del estado”.
En la imagen, publicada en nuestra edición digital, el funcionario, con una mirada de escrutinio, mano levantada, como diciendo “me entienden, no?”.
Pero en las reacciones, de inmediato uno de sus muchos seguidores, recomienda “no estaría mal aclarar”, y luego agrega la liga hacia una publicación que critica los negocios que Juan Carlos, aparentemente, realiza con la gente de César Duarte, en particular con Mayra Chávez, una operadora demasiado cercana y consentida por el exmandatario.
Hasta la fecha, el súper delegado no ha dicho esta boca es mía sobre dicha publicación, que es un rumor creciente. Lo cierto es que las redes sociales empiezan a convertirse en un dolor de cabeza para él y para muchos funcionarios y exfuncionarios.
Hasta Aristóteles Sandoval, el extitular del SAT con Peña Nieto, publica una larga carta donde hace al analista y se da golpes de pecho para justificar el cierre de su perfil en twitter.
No es para tanto, pero algunos altos funcionarios deberían tomar cursos intensivos de prudencia y cuidado al momento de manejar sus redes, y no dejar esa encomienda en sus subalternos.
***
Una de las reglas no escritas de la política es sumar y no restar. Por ello no se le entiende al señor gobernador cuando asume posiciones tan distantes y recalcitrantes en relación con sus aliados.
No puede un día estar de acuerdo con unas gentes, y luego al día siguiente romper cualquier forma y despotricar abiertamente contra los intereses de éstos.
Se dirá que hay democracia, derecho a disentir y opinar en contrario, pero ¿abiertamente y sin pudor alguno?
Es el caso de la designación de Francisco Ortiz Pinchetti como nuevo fiscal electoral federal.
Santiago Nieto, quien anteriormente ocupó ese cargo, un aliado indiscutible de Corral se desvive en felicitaciones al abogado, señalándolo como persona íntegra y capaz.
Contrario a ello, para Corral Jurado tal nombramiento es un “signo ominoso para la persecución de los delitos electorales, la propuesta de @ortizpinchetti como fiscal de la @fepade_mex; no solo por su perfil partidista y su participación en el fideicomiso de @partidomorenamx, sino su descalificación, brutal, del combate a la corrupción”.
Corral terminará enemistado con Nieto, igual que con muchos actores que le han tendido la mano en sus aventuras políticas y operaciones de justicia.
Nieto, se recordará, fue despedido de la PGR como fiscal electoral por filtrar información de procedimientos judiciales, en asuntos que no solo tenían que ver con Pemex, sino con Chihuahua.
Hoy, esas medallas obtenidas en batalla quedaron en el olvido y no son relevantes. Corral no se atempera ni hace memoria en función de ellas.
Pero aún más, en el colmo de la incongruencia, en Chihuahua si puede colocar funcionarios con antecedente y compromiso partidista en las mismas posiciones que critica a nivel federal, incluso de más rango.
***
Es muy difícil que Rocío Stefany Olmos Loya, Georgina Bujanda y Cony Velarde, aborden el tema para el cual se comprometen ante el Tribunal Estatal Electoral. Se llama federalismo y la división de poderes, este próximo veinte de febrero.
Y esto es así porque Stefany es la secretaria de la función pública y desde su posición ha encabezado una andanada de ataques precisamente al principio de división de poderes, para doblegar a los enemigos políticos de la administración estatal.
Georgina, desde el Congreso, poco ha hecho para salvaguardar ese principio. Junto con el resto de los legisladores azules, han inclinado la cerviz ante el inquilino de palacio estatal.
Tal vez Cony tenga algo qué decir después de la descarada intervención estatal en la designación de magistrados en noviembre pasado, que la llevaron de relleno hasta la etapa final, cuando sabían que traía el lastre de Campo Algodonero.

Lo más Leído