Opinion

-El embarradero es dentro y fuera de Palacio

.

GPS / Columna

jueves, 28 marzo 2019 | 20:39

 -Meras migajas del fondo metropolitano

-A cinco meses del nuevo modelo UACH

-Condiciones de desastre en urbanos 

De escándalo las revelaciones del consejero de la Judicatura, Joaquín Mesta, en relación con la manipulación de exámenes cuya responsabilidad recae en una comisión encabezada por la súper consejera Lucha Castro.

Imposible ignorar el tema. Si no fue ella directamente, debe aclarar el punto. El soporte informático es suficiente para evidenciar el mal manejo.

La cuestión es que está involucrada en el asunto la Universidad Iberoamericana, quien proporcionó la plataforma para el examen, así como el diseño de estos.

Mesta, debemos recordar, fue propuesto como consejero por el legislativo y Lucha por el gobernador Corral. Existe pleito entre ellos desde que tomaron protesta como integrantes de esa dorada burbuja.

El abogado proviene de una familia netamente azul; Lucha es amiga nueva y circunstancial del gobernador con el objetivo político de la gubernatura en 2016, en un baño de izquierda que le redituó con el triunfo. Hoy es un auténtico dolor de cabeza.

Mesta, por su lado, deberá también denunciarse a sí mismo. Participó en los exámenes, los avaló... ¡y firmó los resultados!

***

Sólo para cubrir el requisito político más que el legal, que de suyo existe, el gobernador atestiguó la instalación del consejo correspondiente al alicaído fondo metropolitano.

Son unas verdaderas migajas las que este año, como desde 2011, llegan a los municipios señalados con el mencionado nombre pomposo.

El 2010 la cifra fue auténticamente llamativa, 72 mil millones de pesos distribuidos en todo el territorio nacional.

Pero para 2019 hay sólo tres mil millones contemplados en el anexo 20 del presupuesto de egresos de la federación, correspondiente al ramo general 23 provisiones salariales y económicas, en el renglón de desarrollo regional.

Un nuevo golpe al municipalismo que ha desaparecido frente a la nueva concentración de poder en la figura presidencial.

A la conformación del consejo, que se realizó en el salón rojo de palacio, acudieron funcionarios estatales y municipales, entre ellos los alcaldes de Chihuahua y Juárez.

Ahí estuvo el impresentable Gustavo Elizondo, quien levantó el brazo porque formará parte de la estructura oficial del consejo.

Hubo discursos de buenas intenciones, privilegiar al peatón con la inversión y muchas buenas intenciones.

Pero hasta ahí.

No hubo alusión alguna a la maltratada que el gobierno federal le está dando a los municipios con el recurso, que ha sido continuo y permanente desde la administración de Peña Nieto y que hoy se confirma.

Hay un desprecio de la federación hacia la atención de las graves y delicadas situaciones de los municipios metropolitanos, con graves situaciones en materia de movilidad y demás infraestructura urbana, por su carácter de puntos de alta concentración humana.

Ayer el señor se sumó a esa posición omisa, sin siquiera tratar el castigo infame por la reducción presupuestal.

Los alcaldes se quedaron mirando entre sí, con una cara de what ante la falta de solidaridad del mandatario, que -inexplicable- se olvidó del discurso aquel de no van a doblegarnos.

En la edición digital el diario oficial con la publicación de lineamientos. Para colmo el año pasado hubo un subejercicio de 1,800 millones a nivel nacional, pero que afortunadamente este año se podrá utilizar.

***

A cinco meses de que se implemente el nuevo modelo educativo en la Universidad Autónoma de Chihuahua, maestros universitarios, estudiantes y empleadores, se dieron cita en reuniones de trabajo en el campus universitario.

Discuten la implementación de la división de justicia y estado de derecho, a la cual se integrarán las facultades de Ciencias Políticas y Derecho.

En este momento el trabajo se centra en encontrar los atributos ideales de la división y el camino a seguir para lograr su concesión.

Junto con el trabajo en mesas que se efectúa en el campus uno, se organizan conferencias magistrales en el auditorio Rodolfo Cruz Miramontes.

Ayer estuvo ahí el rector junto con los directores de las facultades, escuchando a uno de los docentes de más reconocimiento en ciencia política, egresado de la UNAM y maestro en la misma institución educativa, el Dr. Fernando Pérez Correa.

***

En ecos de la sesión de Consejo Consultivo, el estado en que se encuentra el transporte en Chihuahua y Juárez es verdaderamente desastroso, y pese a ello, el gobierno había pavimentado un aumento, que debió abortar de último momento.

Ya lo habíamos manejado antes, que había un acuerdo entre la administración corralista y el pulpo camionero para el alza, pero las condiciones del sistema son de tal abandono, que no había forma de sacarlo adelante.

Dejemos a un lado los focos rojos de pésimo servicio localizados en las ciudades de Chihuahua y Juárez y centrémonos en las condiciones de las unidades.

En el caso de Juárez de las mil 176 unidades, el 85.6 por ciento se encuentran fuera de los supuestos de ley en materia de antigüedad.

Son auténticas chatarras humeantes, un riesgo constante para los ciudadanos que están obligados a utilizar el servicio.

En el caso de Chihuahua el problema es menor, de las 425 unidades el 38 por ciento no cumple con la normatividad. Pero es un asunto igual de grave. Son 163 unidades fuera de la ley, auténticas trampas mortales circulando por las calles en la más completa impunidad.

Igual ocurre en Delicias, Parral, Camargo, Cuauhtémoc. Desastre total.

En esas condiciones, ni los 13, ni los 10 pesos pretendidos por el Estado, podría salir adelante. Está obligado el Departamento de Transporte a sacar de circulación las unidades que en peores condiciones se encuentren, en lugar de dejarse chantajear, como ha venido ocurriendo.

Hay un potencial riesgo en esos camiones destartalados, y su circulación es responsabilidad de los camioneros, por supuesto, pero más aún del área respectiva que se hace de la vista gorda ante tal monumental comparsa.