Opinion

-El escenario es azul, en tele se ve gris

.

GPS / Columna

lunes, 14 septiembre 2020 | 05:00

-Obligan al gobernador a ceremonia marcial

-Los peritos usan en sus pies bolsas “del mandado”

-Buscan que la Corte atraiga conflicto del agua

Cada maistro trae su librito, dice el dicho. Igual, Toño Pinedo, Marijosé Valles e “Igor” del Castillo han hecho y deshecho en la Coordinación de Comunicación Estatal. Cientos de millones de pesos de los chihuahuenses gastados a su antojo y discrecionalidad.

Toño le metió millones al impreso que terminó en piñatas; Marijosé en marketing digital con técnicas de “hipersegmentación” sin importar que han sido censuradas a nivel internacional por intromisiones en datos sensibles y ahora “Igor” en inútil estudio y costoso equipo de producción para televisión.

Ninguno fue asertivo. Los análisis demoscópicos colocan al Gobierno del Estado en los suelos de credibilidad y confianza.

En el caso de Del Castillo el asunto tiene sus especiales agravantes, más allá del uso de instalaciones y servidores públicos para una marca de ropa con diseños mexicanos, como evidenciamos en publicación pasada en Diario de Juárez.

Las cámaras Black Magic que en el mercado tienen precios por encima de los 14 mil dólares, adquiridas en número de tres -apostaríamos que en adquisición directa- son manejadas auténticamente con las extremidades inferiores.

Son 50 mil dólares, algo así como un millón de pesos, que no sirven de nada, porque las tonalidades de los diversos programas son en gris como el gobierno, cuando los escenarios son...¡azules!!!.

No encontramos programa alguno producido en el estudio montado en Palacio que refleje los colores reales en azul de los sets.

Hay un problema patológico, con todo el personal a disposición incluyendo empresas externas, que son incapaces de balancear las tonalidades.

Eso sí, para producir los videos protagonizados por Myriam Saldívar no tienen ningún problema, si hay feeling, posando en un inmueble protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

***

Despreció los dos primeros años la celebración de la gesta inolvidable en la historia mexicana de los Niños Héroes, enviando al siempre dispuesto César Jáuregui Robles, en su calidad de Secretario de Gobierno.

Fue hasta 2019 en que se dignó participar en la ceremonia conmemorativa realizada frente al vetusto hospital central, construido por Porfirio Díaz.

Las imágenes que publicamos en nuestra edición digital dan cuenta de este hecho. No es invención nuestra, sino fiel representación de la historia que termina por alcanzar a los gobernantes.

Pero qué bien que Corral acudió al histórico monumento a los Niños Héroes, porque en la edición 2020, la ceremonia ya no se efectuó ahí.

Así es. Ahora fue trasladada a la zona militar con control absoluto de la Secretaría de la Defensa Nacional; dejó de ser una celebración cívica a ser una celebración marcial por completo.

La rispidez hizo que el ejército atrajera la celebración, no podemos pensar otra cosa, y Corral, prestó y obsequioso no tuvo empacho alguno. Pudo haberse negado y celebrar la ceremonia cívica donde tradicionalmente se ha realizado, pero no le alcanza la sesera voluptuosa.

En este 2020 no hubo participación de estudiantes como en anteriores ocasiones. Sólo soldados y funcionarios de Sedena, el gobernador y alguno de sus subalternos.

Es consecuencia indudable de los enfrentamientos recientes de agricultores y autoridades del centro sur con la Sedena, donde aún hay manifestaciones y plantones.

No ha estado Corral con los agricultores más que en su estridencia mediática, su visita de domingo a las instalaciones militares son ejemplo del lado en que se ubica siempre con pragmático afán convenenciero.

El año que entra ya no le tocará a Corral encabezar la celebración ni ser parte de ella como este año. Los tiempos ya no le alcanzan. Deberá dejar el cargo el siete de septiembre próximo.

***

Es de preocupación más que de risa la imagen que le mostramos en nuestra edición digital. Son agentes investigadores de la Fiscalía General del Estado en sus labores de indagación de un delito cometido en Calle Dolores Hidalgo número 1807 en esta ciudad.

Ahí fueron localizados cinco jóvenes sin vida, la semana pasada, en un inmueble que al parecer era utilizado como picadero.

Se observa a los responsables de la investigación colocarse en plena calle uno de sus utensilios necesarios, la protección para sus zapatos, con el fin de evitar contaminar la escena del crimen.

Saltando se ponen lo que parecen ser bolsas del súper, que se rompen con facilidad y que por supuesto no son para nada adecuadas.

Ellos lo hacen en total naturalidad, charlando con sus compañeros, pero representa una auténtica burla para la seriedad del desempeño de sus delicadas funciones.

Tendría que revisarse con mucha seriedad el asunto porque es mensaje que echa al traste con cualquier avance en prevención y cero impunidad de los delitos, donde la investigación aséptica es parte fundamental.

***

El mapa nacional no deja a lugar a dudas, no desde este fin de semana en que se actualizó por parte de la Secretaría de Salud Federal, sino desde hace varias semanas en que se adoptó el nuevo método.

El color para Chihuahua es amarillo, sin hacer distingo en municipio alguno, pero como se ha dejado en libertad a las entidades federativas, el capricho local volverá a pintar por una semana más el forzado naranja en esta capital y municipios del centro sur.

Inexplicable porque los números han tenido pocas modificaciones de manera sustancial con Juárez y los municipios amarillos. Es más, Juárez está cada día más cerca del naranja que del amarillo y Chihuahua al revés.

No está por demás insistir en el grave daño a la economía provocado por una resistencia a liberar el funcionamiento de las actividades, con los cuidados del caso, porque al final, los chihuahuenses han impuesto el verde de manera natural, sin autorización alguna.

***

Tras los enfrentamientos violentos del mes de julio por el problema del agua, alrededor de 20 alcaldes del PRI y el dirigente estatal tricolor, Omar Bazán Flores, acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCNJ) con variados recursos jurídicos en mano.

En su momento pidieron medidas cautelares urgentes a fin de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) frenara la extracción de las presas, ante los graves conflictos sociales que se habían generado. Alegaron y argumentaron con evidencias de la violencia desatada.

Ahora se sabe que a finales de agosto la SCJN negó cualquier medida suspensional aunque haya admitido los recursos presentados por los priistas para su estudio y posterior dictamen.

La negativa fue muy básica, pues el ministro en cuya ponencia recayó el análisis, Javier Laynez Potisek, consideró que cualquier medida cautelar a Conagua pondría en riesgo un tratado internacional firmado por México, norma que se encuentra al mismo nivel de la Constitución.

O sea que una orden en contra de la extracción que se hace de las presas de Chihuahua básicamente sería inconstitucional. Impensable, pues, que una medida de esa naturaleza saliera del máximo tribunal del país.

Sin embargo, ante el rumbo que ha tomado el conflicto social, que ya derivó en una muerte y amenaza con más daños a la misma estabilidad del estado, los priistas van a insistir esta semana a que Corte atraiga y estudie las alternativas para frenar la extracción.

Están en juego, es el argumento, otros derechos tutelados por la Constitución, como el de asociación y libre manifestación consagrados en la máxima norma. No debería quedarse el más alto tribunal del país al margen del conflicto en vista de este choque de garantías, derechos y tratados internacionales.