Opinion

-El pretexto es una insultante vacilada

.

GPS / Columna

viernes, 24 septiembre 2021 | 05:00

-Rueda de la fortuna es costosa ruleta rusa

-Los tambores de Lucha

-Podrá dormir tranquila Kata Espino

Hubo finalmente una comunicación oficial por parte del Instituto Nacional de Migración para tratar de justificar la ausencia de mínima solidaridad con los indocumentados, más de 300, localizados en una bodega en Granjas Cerro Grande.

Fue más un pretexto que un argumento. Se esgrime el artículo 71 de la Ley de Migración, que prohíbe cualquier verificación migratoria en los lugares donde los migrantes se encuentren albergados por organizaciones de la sociedad civil o personas que realicen actos humanitarios de asistencia.

Pero resulta que las personas migrantes se encontraban hacinadas en condiciones deplorables, muy lejos de recibir un trato digno o humano. Ahí están las imágenes…por el contrario, estaban a merced de organizaciones que se dedican a explotarlos y engañarlos con el sueño americano.

Al detectarse los hechos, nunca contestaron el teléfono. Hicieron oídos sordos, por lo que la autoridad municipal y estatal debió proceder al rescate de los migrantes y atención de manera digna, antes de liberarlos, ante la ausencia de atención por parte de la autoridad migratoria.

El pretexto esgrimido, no es otra cosa que una insultante vacilada.

***

Lejos de haber sorpresa en el resultado del simulacro de rescate efectuado en instalaciones del parque infantil denominado Colibrí, en las instalaciones del DIF estatal. Es lamentable que nunca se haya previsto el más elemental medio de rescate.

Es reveladora de la irresponsabilidad. Fue ayer exhibido por el nuevo gobierno que ninguna escalera del departamento de bomberos podía alcanzar la altura máxima de la rueda de la fortuna, donde fueron subidos cientos de niños y sus padres durante la inauguración apenas hace unas semanas.

La edificación de las instalaciones adoleció desde el principio, desde la obra misma, de las condiciones mínimas de seguridad. 

Fue escenario de la pérdida de vida de un obrero que colaboraba en su construcción, sin que se sepa hasta el momento de ninguna indagatoria por responsabilidad ni siquiera indemnización alguna a los deudos por el lamentable incidente.

Es este parque emblema a la ineficiencia y corrupción del corralismo. Del tamaño y altura de la rueda de la fortuna deben ser las consecuencias de la responsabilidad en que incurrieron.

Más aún, cuando sin haber realizado suficientes pruebas de seguridad se atrevieron a inaugurar, abriendo las puertas de par en par, en busca de la aceptación y credibilidad ciudadana que perdieron durante todo el quinquenio.

Inaudito que se hayan gastado más de 70 millones de pesos en la remodelación del parque, incluyendo la rueda de la fortuna, hoy cerrada por seguridad, hasta en tanto se garantiza que sea un espacio seguro para los chihuahuenses y sus hijos.

El presupuesto inicial anunciado con bombo y platillo era 10 millones de pesos abajo. Tendrá que justificarse ese aumento en la inversión, que casi es del 20 por ciento. Aumento injustificado y con muy mal olor a corrupción en lo que es una auténtica y costosa ruleta rusa.

***

Son los tambores de guerra de Lucha Castro los que resuenan a través de redes sociales, en busca de pelear posiciones perdidas en la administración estatal.

Lejos muy lejos de quedarse tranquila para sanar heridas de batalla política por apostarle todo su resto a la administración anterior, hoy afila el hacha. La chuleta sabía mejor aderezada de jugosas quincenas en la nómina estatal.

Van primero por la Comisión Estatal de Pueblos Indígenas, echando toda la caballada encima de Enrique Rascón, argumentando tratados internacionales y mil argumentos, para desacreditar el perfil del funcionario, ahijado del poderoso diputado priista, Omar Bazán.

Como ariete están usando la plataforma change.org, donde ayer batallaban para conseguir cuando menos mil firmas de personas que respalden su posición.

Es apenas el comienzo de una larga batalla en la cual pretenden ganar mucho sin perder más que palabras. Después vendrá el Ichmujer y más adelante, por qué no, el mismo Tribunal de Justicia.

***

Podrá dormir tranquila la presidenta del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua, Claudia “Kata” Espino y con ella más de 50 alcaldes.

Innecesariamente iban a entrar ellos y miles de ciudadanos a una dinámica de alta complejidad para elegir a las juntas municipales, mejor conocidas como juntas seccionales.

Casi casi eran elegidas en asamblea estas autoridades municipales, a través de procedimientos con base en usos y costumbres.

Los vecinos se organizaban para postular planillas, por lo regular únicas, salvo en algunos casos, donde hay gran disputa, pero son las menos.

Por evitar problemas con esas escasas juntas municipales se pretendió meter en medio al Instituto Estatal Electoral y con dicho órgano, a tribunales tanto locales como federales.

Ahora ese procedimiento quedará solo como una opción, para que en dado caso los ayuntamientos lo decidan y soliciten que sea el IEE quien organice dichas elecciones.

El asunto, claro está, iba a costar millones, que en estos momentos valen por quintuplicado dadas las condiciones de las finanzas estatales.

***

Tiene qué ponerse las pilas el secretario de asuntos legislativos y jurídicos del Congreso del Estado, Everardo Rojas, porque la Junta de Coordinación Política estuvo a un tris de hacer un gran oso.

La petición de Oscar Avitia para recibir autorización del Congreso para desempeñar un cargo administrativo en los Servicios Educativos de Chihuahua era un dardo envenenado.

Muy lejos de ser una autorización para prestar servicios como docente… lo dice muy claro el dictamen, el puesto es un cargo administrativo.

El asunto fue finalmente bajado del orden del día, después de haber sido aprobado por la Jucopo, que pretendió hacer un favor, sin tomar en cuenta la flagrante violación a una cuestión de lógica elemental. 

Nadie puede estar en dos lados al mismo tiempo. Era una evidente legalización de aviaduría.

***

Tomó protesta el alcalde Marco Bonilla a su esposa en calidad de presidenta del DIF Municipal, junto con su Consejo Directivo.

La indicación es ajustarse a un modelo en el cual se trabaje con perspectiva de familia, sin perder de vista la protección a este núcleo social y sus integrantes, especialmente los niños, niñas y adolescentes, reto mayor en época de pandemia.

***

El alcalde capitalino Marco Bonilla está dispuesto a decirle adiós a la espantosa alberca radioactiva del centro, que quedó abandonada a fines del sexenio duartista y el gobierno de Javier Corral optó por dejar igual, abonándole al mal aspecto del primer cuadro de la ciudad.

Si las obras de la administración estatal priista fueron catalogadas como monumentos a la corrupción, las herencias corralistas bien pueden verse como verdaderos homenajes a la ineficiencia y la flojera que caracterizó su gestión.

Bajo esa premisa, Bonilla Mendoza fue de los primeros proyectos que desempolvó. Estaba obligado a ello, pues si quiere a Chihuahua como municipio altamente competitivo, debe quitarle los aspectos que lo convirtieron en el hazmerreír nacional, como ese pantano inspirador de cientos de memes.

Según lo que reportan de la Presidencia Municipal, la obra inconclusa forma parte de un paquete de regeneración del Centro Histórico. Todo está bajo el régimen estatal más que del municipal, pero es cuestión de acuerdos y coordinación para que ambos gobiernos hagan algo juntos.

No se necesitan las grandes millonadas para darle vida a esa serie de adecuaciones del entorno urbano, dado que se pueden hacer con recursos estatales, municipales y de la iniciativa privada, que bien puede generar negocios en esa zona.

Obviamente hay sincronía y acuerdos con el gobierno estatal de Maru Campos para hacer de la alberca la plaza comercial con estacionamiento que estaba proyectada, además de regenerar todo a su alrededor.

Es cuestión de unas cuantas firmas estatales, actualizar plazos, costos y definir la participación de un fideicomiso privado que impulsó por años el empresario y exalcalde provisional Eugenio Baeza, hasta que se cansó de la cerrazón corralista.

La aparición de Bonilla con Baeza Fares y otros exalcaldes podría ser el primer zarpazo del presidente municipal en esta dirección. Se dice que no tarda en anunciar públicamente la reactivación de ese y otros proyectos. Ni modo, se acabarán los memes ocurrentes de ese adefesio.