Opinion

-El saco le cae perfecto a Corral

.

GPS / Columna
martes, 03 diciembre 2019 | 05:00

-Trabalenguas para la revalidación
-Solo, el abogado contra el Fiscal
-Van a reventar la liga... de beisbol
 
¿Qué tiene de diferente Villa Unión a La Morita, en los límites entre Chihuahua y Sonora, donde murieron los integrantes de la familia LeBaron? Estamos convencidos de que es la voluntad política de hacer frente a la delincuencia y evitar a toda costa la impunidad.

Villa Unión es un pueblo de cinco mil habitantes localizado a 70 kilómetros de Piedras Negras, en Coahuila, resguardado apenas por un puñado de agentes municipales.

Ahí un grupo del crimen organizado atacó con armamento pesado y de gran calibre el pasado sábado. Dispararon contra la presidencia municipal y contra civiles. Causaron pánico en la población.

Al enterarse el gobernador coahuilense Miguel Riquelme, inmediatamente dispuso la coordinación federal, pero mientras esto ocurría, concentró a sus agentes estatales y les hizo frente a los delincuentes.

El saldo fue terrible. Más de 20 muertos, principalmente integrantes de la delincuencia organizada, cuatro agentes policiales y dos civiles inocentes. Pero el saldo pudo ser mayor.

Aquí en La Morita, se tardaron más de 12 horas en reaccionar, pese a que ya sabían la magnitud del ataque.

Los drones, satélite y helicópteros no fueron movilizados ni un milímetro para llegar a la zona, que es de difícil pero no imposible acceso.

Esa irresponsabilidad es la que tronó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador en la conferencia de prensa. No lo dijo con todas sus letras, pero al buen entendedor pocas palabras.

Hay gobernadores que no han sido parejos en el combate a la inseguridad, y le endilgan todo a la federación.

Es sencillo encontrar a quienes se refiere. La ciudadanía sabe quiénes son esos gobernadores que gozan de las mieles del poder sin ejercer su cargo.

La pasan en viajes, comilonas y eventos de reflector, pero no aterrizan en materia de combate a la inseguridad. Se molestan y llaman narcos al periodista que se atreve a tomar fotos cuando juegan tenis.

Javier Corral entre ellos, sin duda. La imagen de la confianza ciudadana lo dice todo. Por los suelos, el gobernador de Chihuahua ni aparece en la lista de los mejores titulares de Ejecutivo estatal que difunden los mismos gobernadores panistas en su muro de redes sociales.

Es la seguridad la principal derrota del nuevo amanecer.
  

***


El trabalenguas presentado como nuevo esquema de revalidación vehicular es un artilugio muy creativo para aumentar la recaudación.

A lo más que aspiran quienes tienen los modelos de autos más antiguos es a una rebaja de cien pesos pagando puntualmente, porque si llegan a retrasarse, deberán pagar más del doble del recurso.

Los que traen los vehículos de más reciente modelo, tuvieron un incremento inmediato aun pagando a tiempo, en relación con 2019.

Arturo Fuentes “Tellez”, como le llamó el gobernador al flamante Secretario de Hacienda estatal el pasado domingo, en un chistorete muy local entre ellos, se frota las manos por la recaudación.

Serán unos millones más de cobro, que no harán la diferencia en la recaudación, pero que dejan ver la voracidad fiscal de una entidad tronada económicamente, que disfraza sus nuevos impuestos mediante malabares de cobro.

Habrá que echarse un clavado en el padrón vehícular para conocer a ciencia cierta el maravilloso cálculo para el cobro, que le hinca el diente a la cartera exigua de los chihuahuenses.


 ***
 

Como era de esperarse, estuvo solo Héctor Villasana presentando la solicitud de juicio político en contra del Fiscal General del Estado.

El abogado no fue acompañado por el presidente del Congreso, René Frías, a quien Marcelo González Tachiquín envió misiva personal mediante redes sociales.

El legislador no se apareció ni por error en el área de Oficialía de partes, en medio de un remolino de comunicadores.

La denuncia va en contra de César Peniche por otorgar ilegalmente prebendas a testigos protegidos, violando las normas del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Marcelo ha sido el chivo expiatorio de muchos de los pecados de Duarte, en los cuales intervino necesariamente el entonces Secretario de Hacienda, Jaime Herrera, hoy libre y protegido por el nuevo amanecer.

Abre con este procedimiento Marcelo la caja de Pandora con fuego hacia sus anteriores compañeros de administración. Hay desesperación, y sobre todo, información de lo acontecido esos años en que conoció de fondo el teje y maneje de la administración duartista.


 ***
 

La imagen nos da cuenta de un nuevo evento faraónico de esos que le gustan al gobernador Corral para pasearse y convivir con sus amigos en la Ciudad de México.

Va con el tema del federalismo fiscal, donde habrá de presentar alguna propuesta que descubra el agua hervida en la materia. Es el nueve de diciembre a las 09:30 en la bella casona que el Senado tiene en la calle de Xicoténcatl.

Invitará a personalidades que le hagan el caldo gordo, atenderá entrevistas con sus aplaudidores y luego simplemente el asunto pasará como esas reuniones snob, sin pena ni gloria.

En el fondo el gobernador hace lo mismo con los ayuntamientos, que lo que la federación hace con la entidad.

Para ejemplo está el Plan de Inversión, que fue construido bajo una decisión central, sin tomar en cuenta a los ayuntamientos.

A lo más se les informó en determinado momento cuáles eran los proyectos. Pero tuvieron muy poca intervención en la decisión de las obras.

Han tenido que callar y bajar la cabeza para no enfrentarse con la decisión caprichosa de Palacio de Gobierno en el manejo de esos dineros.

Ya suficientes problemas tienen con la inseguridad y el pago elemental de nómina, como para abrir un nuevo frente hacendario municipalista, que no estaría nada mal.


 ***
 

La Liga Estatal de Beisbol está más caliente ahora que cuando se disputan el campeonato los 10 equipos que la conforman.

El pasado viernes rindió un maquillado informe el presidente de la LEB, Javier Fierro Flores, al que sus compinches le dicen “Fierrito”. Fue avalado y respaldado por el director del Instituto Chihuahuense del Deporte, Juan Pedro Santa Rosa.

El informe llegó a confirmar lo que se decía desde hace semanas, que había cierta complicidad entre Santa Rosa y “Fierrito”, pues el directivo de la liga enfrentaba montones de acusaciones de malversación de recursos y lo único que hizo la autoridad fue protegerlo, dizque auditarlo y luego salir a respaldarlo públicamente.

Pues bien, otros directivos, jurisdiccionales de las diversas partes del estado e inversionistas del beisbol, preparan para hoy el contrainforme de “Fierrito”, para exhibir los malos manejos que jamás notaron los ojos de los “auditores” del ICHD.

Los datos que pasaron por alto los burócratas del deporte y el presidente de la LEB señalan un faltante de unos 3 millones de pesos, entre lo reportado oficialmente como recibido y lo estimado que debió ingresar a la liga, producto de cuotas, inscripción, patrocinios y apoyos que recibe.

El contrainforme está citado para hoy al mediodía en el hotel Sicomoro. Desde ahí los denunciantes esperan llamar la atención de autoridades más serias que el Instituto del Deporte.

También piden que volteen a verlos los diputados locales, para que ordenen una verdadera auditoría a una entidad que también recibe recursos públicos.